Bajo la sombra del dopaje

Conductas antiéticas tanto de deportistas como técnicos y médicos ponen en tela de juicio el lema deportivo "Lo importante no es ganar sino competir"

Esther M. Arjona earjona@prensa.com Alrededor de 20 mil personas asistieron a la iglesia del pueblo de Cesenatico en Italia el pasado 18 de febrero. Ellos estuvieron allí para darle el último adiós a Marco Pantani, ciclista de 34 años que fue hallado muerto en una habitación de hotel en la ciudad de Rimini.

Pantani pasaba por una fuerte crisis de depresión. Además, se había convertido en un drogadicto. Un ataque cardíaco producido por un edema fue la causa de su muerte. Aún se desconoce qué ocasionó esta condición. Mientras algunos sugieren que el ciclista recurrió al suicidio, otros especulan sobre una vinculación de Pantani con traficantes.

El ciclista se convirtió en la figura deportiva más famosa de Italia al ganar el Tour de Francia y el Giro d'Italia en 1998. Pero en la víspera del fin del Giro d'Italia 1999, Pantani, líder en carrera, fue descalificado por sospecha de dopaje. No era la primera vez que era acusado de utilizar sustancias ilícitas para mejorar su rendimiento. Durante su carrera deportiva Pantani fue acusado 7 veces de dopaje, pero esta última le dejó totalmente desmoralizado. Desde entonces tanto colegas como amigos y familiares trataron en vano de ayudarle, mientras poco a poco se fue sumiendo en la soledad y el vicio.

"He sido humillado por nada. El ciclismo ha pagado caro y muchos jóvenes han perdido la esperanza en la justicia. El mundo ha de saber que muchos de mis colegas sufrieron humillaciones con cámaras ocultas en las habitaciones, para destruir sus familias. Sólo me queda tristeza y rabia. Confío en que mi historia sirva de ejemplo para otros deportes. Las reglas han de ser iguales para todos. No soy ningún estafador, me siento herido".

Este es el fragmento de una nota que Pantani, quien se consideraba víctima de los investigadores de doping , escribió en su pasaporte durante viajes que hiciera entre los meses de noviembre y diciembre del año pasado a Cuba.

La muerte de Pantani ha dado pie a un intenso debate sobre las presiones que el pedalista tuvo que soportar por parte de la prensa y las acusaciones de dopaje.

Mientras el alcalde de Aulla, Lucio Barani, anunció que sería erigida una estatua en su honor con las inscripción: "Asesinado por una justicia deportiva hipócrita", el obispo Lanfrachi, durante el sermón del funeral sostuvo,"Marco los invita a todos a preguntarle a su conciencia qué sucede dentro y alrededor del deporte" y en medio de una ovación de parte de los miles de personas apostadas frente a la iglesia, el alcalde de Cesenatico, Damiano Zoffoli, dijo: "Su calvario comenzó el 5 de junio de 1999 en Madonna di Campiglio". Ese día el entonces líder del Giro Pantani fue excluido de la competencia bajo sospechas de dopaje.

El Fiscal general de Rimini, Franco Battaglino, una de las principales figuras de la investigación de su muerte, culpó al sistema del deporte de la destrucción de Pantani. El ciclista fue "destruido por un sistema que exige más de lo que es posible al hombre", dijo.

Dopaje desde siempre

La filosofía que dio surgimiento al Comité Olímpico Internacional en 1894 que promueve todo un conjunto de valores éticos, morales, pedagógicos y humanistas inherentes al deporte que contribuye al desarrollo integral de los deportistas y mejora la comunicación entre los pueblos con el objetivo de salvaguardar la paz, ha sido ignorada "olímpicamente". Pierre de Coubertin estaría muy decepcionado por las proporciones que ha tomado el día de hoy este problema.

En los últimos años han sido destapados grandes escándalos de dopaje o doping que han enlodado tanto al deporte como a los competidores. Pero el problema no es nuevo. Existe una buena cantidad de antecedentes históricos sobre el dopaje, iniciando por un cuadro chino que muestra a un emperador masticando una rama de ephedra . La mitología nórdica se refiere a los legendarios bersekers que aumentaban su fuerza combativa mediante la bufotenina , extraída del hongo amanita muscaria . Por otra parte, cronistas de la Grecia clásica narran que los participantes de los Juegos Olímpicos ingerían extractos de plantas y utilizaban otros medios para mejorar su rendimiento y en la era precolombina los incas mascaban hojas de coca. Los ejemplos son innumerables. Lo que ha cambiado con el tiempo es la sofisticación de las sustancias y métodos para burlar algún tipo de control.

En 1866 es registrado el primer caso mortal de dopaje. Durante la carrera París-Burdeos, el ciclista galés Linton fallece por abuso de estupefacientes. En el siglo XIX ya eran utilizadas sustancias en deportes como la natación, el atletismo y el ciclismo. El siglo XX sumó el fútbol, el boxeo, en fin, prácticamente todas las disciplinas. Para 1950 se dio un aumento súbito de casos de dopaje y en la década de los sesenta las federaciones y asociaciones ven la necesidad de reglamentar los controles antidopaje.

¿Quién es responsable?

Los deportistas viven una inmensa presión para una superación constante. Cada día hay nuevos récords que romper, entrenadores y técnicos que obedecer y fanáticos y patrocinadores que mantener contentos. Cada atleta busca a su modo la manera de lograr una mejor posición, más aventajada que le ofrecerá a su vez mayores beneficios, pero en algunas ocasiones es el mismo atleta quien menos sabe lo que está ocurriendo.

En algunas ocasiones no conoce las sustancias que le receta un médico o entrenador y no olvidemos que antes de la caída de la cortina de hierro, el deporte era una de las tantas maneras de demostrar el poderío de un país. Atletas rusas y alemanas llegaron a quedar embarazadas por inseminación artificial dos meses antes de las competencias, pues la secreción de hormonas para favorecer el crecimiento del feto les permitía hacer mejores marcas en competencias. El proceso terminaba con un aborto terapéutico.

El semanario alemán Der Spiegel publicó varios reportajes de investigación destapando un gran escándalo de la República Oriental en materia deportiva desde la Segunda Guerra Mundial. El gobierno resultó implicado en programas de dopaje que abarcaba el uso de esteroides androgénicos y experimentos con atletas para desarrollar nuevas drogas estimulantes. Atletas accedieron a doparse, pues era la única manera de pertenecer al sistema. Algunos de ellos reconocen la posibilidad de haber consumido sustancias prohibidas, pero sin saberlo.

Cerca de doscientos deportistas de la antigua República Democrática Alemana (RDA) víctimas del programa de dopaje han sido ya indemnizadas por las autoridades federales. El parlamento aprobó hace cerca de un año una ley para indemnizar a estas víctimas, para lo que se creó un fondo dotado de unos dos millones de euros. Se estimaba que el número de posibles afectados estaría cerca del millar de deportistas, pero hasta ahora solo se han presentado 306 solicitudes.

Durante los juegos de Seúl en 1988 fueron denunciados casos en los que algunos atletas se realizaban punciones en la vejiga, por donde introducían orina limpia usualmente del entrenador cómplice. Se habló también de introducir una bolsa con orina limpia en la vagina de las competidoras. La bolsa sería vaciada por la misma atleta gracias a un dispositivo de la forma y tamaño de un tampón.

Otra manera de mejorar las condiciones del atleta es realizar una transfusión de sangre propia congelada meses antes en un entrenamiento en altura para lograr riqueza en glóbulos rojos y oxígeno. Otra opción es el uso de diuréticos que aceleran la eliminación de la orina y hace desaparecer los residuos de los dopantes. Pero el método más efectivo y más frecuente ha sido adelantarse a la prohibición. A Carl Lewis le fueron detectadas hormonas del crecimiento en el mundial de Helsinki en 1983. En ese entonces no estaban prohibidas. El rumor sobre su consumo pesa también sobre Florence Griffith quien se retiró en 1988, un año antes de la prohibición.

El Tour de Francia vivió un gran escándalo en 1998 cuando se descubrió en un automóvil propiedad del equipo Festina, conducido por el masajista del equipo, cantidades importantes de sustancias prohibidas y en los últimos días, la policía francesa ha incautado varios medicamentos y ha detenido a dos ciclistas en un caso vinculado al Cofidis, uno de los principales conjuntos de Francia. El ciclista francés Philippe Gaumont admitió que utilizaba la sustancia prohibida eritropoyetina (EPO), y acusó de doping al 90% de los profesionales del ciclismo.

De lo sublime a lo ridículo

Si considera que la imaginación de deportistas y entrenadores ha sido prolífica en cuanto a la búsqueda de nuevas opciones de burlar los controles de dopaje, no pierda de vista a una industria que se dedica a la creación de nuevas sustancias que no aparecen en las listas de sustancias prohibidas o que no muestran rastros en exámenes médicos convencionales.

Un científico de la Universidad de Pennsylvania que buscaba formas de tratar distrofia muscular dijo que estudios en ratas muestran que la masa muscular, la fuerza y la resistencia pueden ser aumentadas mediante inyecciones de un virus manipulado genéticamente. Los investigadores muestran un gran temor de que esta tecnología virtualmente indetectable sea empleada ilegalmente para crear superatletas.

Lee Sweeney, director de estos estudios, dijo que ya la mitad de los mensajes electrónicos que recibe son de atletas y entrenadores.

La terapia genética está prohibida en el código mundial antidopaje, destacó el presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), Richard Pound. Entre tanto, Donald Catlin, quien descubrió la "tetrahidrogestrinona" (THG), planteó nuevamente la propuesta de dividir a los atletas en dos grupos de competidores: el de aquellos controlados por tests antidoping y otro en el que todos puedan tomar cualquier sustancia que deseen.

La guerra contra el dopaje se torna más sofisticada y técnica día con día y así mismo los controles se tornan más estrictos y en algunos casos se consideran extremos.

Durante la celebración del Giro d'Italia en 2001 se llevó a cabo una impresionante redada en los hoteles en los que se alojaban los participantes de la carrera. Pudo saberse que entre las sustancias encontradas había grandes cantidades de testosterona, cafeína, corticoides, medicinas sin etiquetar, productos hormonales, probetas con sangre, jeringas, bolsas con suero y guantes quirúrgicos. La competencia estuvo a punto de ser cancelada.

En la otra cara de la moneda, deportistas se quejan sobre lo estricto de los controles.

El campeón del Masters 1998, Alex Corretja mostró se quejó de que los tenistas no puedan consumir ningún producto, y dijo que la recuperación del organismo forma parte del deporte. Pero, con cualquier tipo de bebida o suplemento puesto en duda, tomar una simple bebida energética es desafiar al destino.

"Jugar al tenis todos los días es duro. No es imposible que yo dé positivo por sustancias como éstas. Pero si no tomo nada es malo para mi salud", explicó Corretja.

La desconfianza sobre cuánto afectará las pruebas cualquier medicamento utilizado por otra causa ha llevado a los jugadores a establecer algunos controles que llegan a lo ridículo. Al respecto, Andre Agassi comentó que "si yo tengo que ponerme una pomada en mi piel debido a una irritación, tengo que llenar tres planillas de formularios, enviarlas a las autoridades y esperar confirmación de que puedo utilizarla".

Cómo se pinta el futuro

El deporte alemán registró menos casos de dopaje en 2003 que en 2002, según informó la agencia nacional antidopaje (NADA) en su informe anual. De 7 mil 798 pruebas realizadas durante entrenamientos entre deportistas alemanes, 38 resultaron positivos, frente a 44 casos positivos en 2002.

El balance bastante positivo y la aplicación del "código mundial antidopaje" hacen crecer las esperanzas de que en Atenas podría haber Juegos Olímpicos relativamente limpios.

Por otra parte, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) decidió extender sus sanciones contra cualquiera que esté involucrado en casos de dopaje, incluyendo entrenadores y médicos Esta decisión se produjo luego del descubrimiento del nuevo esteroide THG, en muestras de decenas de deportistas que participaron de los campeonatos mundiales de París en agosto del año pasado.

Entre éstos se encuentran la estrella británica Dwain Chambers, campeón de los 100 metros planos quien fue suspendido por 2 años, y Kevin Toth, campeón estadounidense de lanzamiento de bala. En el mismo campeonato, Kelli White quien había logrado medalla de oro en los 100 y 200 metros también resultó positiva, pero en una sustancia llamada modafinil .

Dieron positivo por THG en campeonatos nacionales, la corredora de medio fondo Regina Jacobs, el lanzador de martillo John MCEwen y su colega Melissa Price.

El esteroide THG no podía ser percibido por controles contra el dopaje, pues está basado en una composición química ideal para no ser detectada. Su existencia se dio a conocer luego que la USADA, Agencia Anti Dopaje de Estados Unidos recibiera de forma anónima una jeringa con dicha sustancia.

Todo parece indicar que la compañía BALCO es la fuente de este esteroide. Esta compañía se dedica al análisis de muestras de sangre y orina de los atletas y luego prescribe complementos para compensar por las deficiencias de vitaminas y minerales. La investigación está abierta.

Más noticias de Más de la prensa

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Sep 2019

Primer premio

1 3 3 9

DCCA

Serie: 21 Folio: 3

2o premio

9886

3er premio

1627

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código