Cine en la universidad

Temas:

Se evalúan alternativas para difundir el contenido de la cartelera del Cine Universitario y llegar a más público Se evalúan alternativas para difundir el contenido de la cartelera del Cine Universitario y llegar a más público
Se evalúan alternativas para difundir el contenido de la cartelera del Cine Universitario y llegar a más público

En Panamá hay 93 salas de cine repartidas en 13 complejos ubicados en centros y plazas comerciales que proyectan a diario lo bueno, lo malo y lo feo que llega desde la industria de Hollywood. Hay una más, si se suma la pantalla del Cine Universitario, que desde su reapertura en 2012 vuelve a registrar tanta actividad como en sus primeros años de funcionamiento, cuando se le consideró la sede del cine alternativo del país.

Semana del Cine Japonés, Alternativo- Una Muestra de Cine Latinoamericano, Festival de Cine Ruso, Festival de Mario Moreno Cantinflas, la celebración del Día de Star Wars con la exhibición de los seis episodios de la saga y la presentación del filme iraní Por mi hermana, sobre las dificultades que atraviesan las personas con síndrome de Down, son algunas de las proyecciones que ha acogido en 2015 la sala de cine de la Universidad de Panamá (UP).

Son actividades que rompen con la programación regular del Cine Universitario, que a diario tiene en cartelera películas tanto de Hollywood como de corriente independiente, explica Ludis Cárdenas, su administradora.

Las facultades de la primera casa de estudios superiores también aportan a la oferta del cine a través de sus cineclubs o grupos entusiastas del séptimo arte.

El más activo es el Cine Club de Arquitectura, que ha organizado eventos como el Ciclo Charlot, para recordar a Charles Chaplin con los títulos El Gran Dictador (1940), La quimera del Oro (1925) y Tiempos modernos (1936); el Homenaje a Satoshi Kon, con Perfect Blue (1997), Millennium Actress (2001), Tokyo Godfathers (2003) y Paprika (2006); Remembranzas del estudio Ghibli, con las historias El castillo ambulante (2004), La guerra de los mapaches (1994), La tumba de las luciérnagas (1988), Nausicaä (1984), Guerreros del Viento (1984); o la muestra aún vigente Alfred Hitchcock, maestro del suspenso, con las películas La Sombra de una duda (1943), La soga (1948) y La ventana indiscreta (1954).

El cineclub se formó en 2011 y es coordinado por el catedrático de la Facultad de Arquitectura, Rolando Rodríguez De León, un viejo conocido del cine de la UP.

“Mi experiencia con el Cine Universitario fue desde pequeño, mis padres nos llevaban a mi hermana y a mí. No podría decir cuántas películas vimos... Por lo que me cuentan mis amigos mayores, el cine funcionaba como lugar de encuentro y visualización de lo que no llegaba al ruedo comercial; podías ver películas latinoamericanas, europeas y asiáticas. El precio era asequible (1 dólar) y para los que les gustaba el cine menos comercial, era un gran apoyo a la cultura en esos tiempos”, recuerda el docente.

También hay grupos universitarios amantes del cine en las facultades de Comunicación Social y Medicina, agrega Cárdenas.

Hereafter (2010), El conjuro (2013), La ventana indiscreta (1954), Siniestro (2012) y Estigma (1999) integran, ese orden, la cartelera del Cine Universitario del 19 al 23 de octubre. La tanda única es a las 6:00 p.m., menos el 21 de octubre, a las 7:00 p.m. La entrada es gratis.

HISTORIA

Una de las tareas del Grupo Experimental de Cine Universitario (Gecu), creado en septiembre de 1972, era tratar de educar al espectador panameño, fomentar la sensibilización en el campo audiovisual y por ello se gestionó un cine en la UP, recoge el libro Breve Historia del Cine Panameño.

“Los panameños enfrentan el cine desde su estado de inocencia, como simples espectadores en busca de entretenimiento y sin ninguna actitud crítica racional. Eso los va convirtiendo en víctimas, los enajena... Nuestro público cinéfilo ignora el cine de arte y prefiere el cine de violencia, pornografía y morbosidad...”, comentó en su momento el poeta Pedro Rivera, uno de los fundadores del Gecu.

Así, el Cine Universitario fue inaugurado en febrero de 1979 con un proyector de 35 mm, 160 butacas y tres funciones diarias, anota la obra firmada por César del Vasto y Edgar Soberón Torchia.

LA REFERENCIA

Y fue precisamente Edgar Soberón Torchia el primer programador de la nueva sala en el campus estudiantil.

Cuenta que cuando no había programación regular (se proyectaba un filme de lunes a miércoles y luego otro de jueves a domingo), lo más común eran las semanas de cines nacionales, coordinadas con las Embajadas que no exhibían regularmente su cine en Panamá, como la de la India, Cuba, Brasil, Colombia, Francia y representantes de países como Suiza. Las películas indostanas resultaron un gran éxito, evoca.

“Se hacían ciclos por realizadores, temas, movimientos... Se exhibió un ciclo de casi todo el cine de Buñuel, ciclos como el deporte en el cine o de grandes actores. Hubo colaboradores como Carlos Guardia, que coordinó una muestra histórica del cine francés, desde la década de 1930 hasta 1980 (...) Un recurso que no fallaba, cuando la taquilla estaba floja, era programar un filme diario; se formaba un ‘corre corre’, porque, por ejemplo, se iba a poner Roma, de Fellini, un solo día y si no ibas, perdías. La taquilla se disparaba. Al Cine Universitario iba la gente masivamente”, recuerda.

Se rescataban filmes recientes y de calidad que pasaban sin pena ni gloria por los otros cines comerciales, como Novecento (1976), El pez que fuma (1977), Saló o los 120 días de Sodoma (1975) y El imperio de los sentidos (1976). Duraban mucho en la cartelera universitaria, hasta un mes, detalla Soberón Torchia.

“Me costó trabajo derretir el hielo con las distribuidoras, pero poco a poco terminé llevando buenas relaciones con todos, al punto de que me ofrecían estrenos de filmes que no sabían cómo manejar. La clase obrera va al Paraíso (1971) de Elio Petri, un Palma de Oro en Cannes, se estrenó en el Cine Universitario, así como La compañía de los lobos (1984) de Neil Jordan, El hotel New Hampshire (1984) de Tony Richardson, y Born to Win (1971) de Ivan Passer, entre otros”, relata.

Por ello, el Cine Universitario fue considerado la sede de las historias alternativas, resalta Soberón Torchia.

CIERRE Y REAPERTURA

Pronto llegarían los tiempos más aciagos de la dictadura militar con Manuel Antonio Noriega al frente del país. Todo se hacía más difícil, resume Soberón Torchia, quien a finales de la década de 1980 se marchó de Panamá.

También, en las décadas de 1990 y 2000 empezaron a llegar los aires de modernidad a las salas y complejos de cine y el Cine Universitario perdió el halo que le otorgó el cine independiente.

En 2007 cerró sus puertas, con sus estructuras afectadas por la humedad de las corrientes de agua que bajaban por la colina universitaria en temporadas de lluvia. Era un problema que estaba presente en varios de los locales del llamado “tren universitario”, esa franja de oficinas entre la Biblioteca Simón Bolívar y la Facultad de Medicina de la UP, comenta Cárdenas.

Durante el periodo de inactividad, grupos estudiantiles protestaron con la campaña Rescate del Cine Universitario y denunciaron el abandono de las instalaciones, cubiertas del moho por el paso del tiempo, hasta que el 4 de septiembre de 2012 fue reinaugurado con un proyector digital, igual que el resto de salas comerciales del país, anota Cárdenas.

Y luego de tres años de haber reanudado funciones, el cine de la UP vive su mejor momento tras su cierre, considera Cádernas.

En mayo pasado, por ejemplo, con la muestra Alternativo-Una Muestra de Cine Latinoamericano, se exhibieron 20 largometrajes con tres funciones diarias, por casi un mes.

¿La asistencia? Aunque siempre hay personas en las tandas, el público estudiantil es difícil, admite Cárdenas. A veces hay más, otras veces menos, agrega.

Hace falta una ventana masiva para anunciar la cartelera, reconoce la administradora y asegura que se evalúan opciones para que los estudiantes y público general no dependan solo de los papeles y afiches en la entrada y alrededores del Cine Universitario para conocer la oferta de la semana.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código