espectáculos

Héroes y villanos en Hollywood

Netflix y Amazon interpretan el papel de héroes y villanos en una industria donde su llegada es bienvenida y temida por igual.

Temas:

Los actores Michelle Williams y Casey Affleck en una escena de ‘Manchester By The Sea’. Los actores Michelle Williams y Casey Affleck en una escena de ‘Manchester By The Sea’.
Los actores Michelle Williams y Casey Affleck en una escena de ‘Manchester By The Sea’.

Cuando las nominaciones a los Óscar sean anunciadas la próxima semana, Amazon tiene prácticamente asegurada la primera, aunque posiblemente no última, de las nominaciones a mejor película para un servicio de streaming.

Manchester by the Sea, de Kenneth Lonergan, que Amazon compró por 10 millones de dólares en el Festival de Cine de Sundance el año pasado, es considerada por muchos una de las principales contendientes a los Óscar.

Su nominación sería un momento triunfal para los emergentes Amazon Studios, que adquirieron su primera película original (Chirac, de Spike Lee) en 2015 y siguiendo los pasos de Netflix han cambiado rápidamente el panorama de Hollywood.

Netflix y Amazon tienen una influencia cada vez mayor en la temporada de premios. Interpretan el papel de héroes y villanos en una industria donde su llegada es bienvenida y temida por igual.

Aunque son considerados alteradores del orden, ambos buscan ese poderoso y antiguo estatus de Hollywood, el de ganador del Óscar, para impulsar su prestigio.

“Queremos ganar un Óscar”, dijo el director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos.

Netflix, que ha recibido tres nominaciones en la categoría de documental, aún busca su primer triunfo.

Impulsado por Manchester by the Sea, Amazon se prepara para vencer a su rival de streaming en las principales categorías de los Óscar.

Ambas han llegado a los Premios de la Academia por vías muy diferentes. Aunque Netflix le dio a su caballo para los Óscar de 2015, Beasts of No Nation de Cary Fukunaga, un amplio estreno en cines, se ha enfocado principalmente en adquirir películas para estrenarlas en su plataforma de streaming. Netflix prefiere estrenar al mismo tiempo en streaming y cines, algo que muchos cines rechazan y también muchos cineastas, pues quieren sus películas en la gran pantalla.

Amazon ha esperado para poner sus películas en su servicio por suscripción, Amazon Prime, hasta que al menos una parte del estreno tradicional se haya realizado. Se asoció con Roadside Attractions para el estreno en cines de Manchester by the Sea, que ha resultado lucrativo. Sumó 37.2 millones de dólares a nivel doméstico en nueve semanas, convirtiéndola en uno de los mejores estrenos independientes de 2016.

Los requisitos para competir por un premio de la Academia no son estrictos. Los largometrajes deben haberse exhibido en Los Ángeles al menos siete días consecutivos y no pueden mostrarse en otro formato que no sea cine antes de presentarse en salas, pero los estrenos simultáneos son permitidos.

Esta regulación significa que algunas películas de Netflix (algunas de las cuales han sido aclamadas) no pudieron competir porque fueron estrenadas solo por Netflix.

Pero esas películas que van directo al streaming (como la cinta de Vikram Gandhi sobre el joven Obama) no fueron recibidas con bombo y platillo en su estreno y rápidamente se perdieron en el océano digital.

Para un cineasta como Jonathan Demme (El silencio de los inocentes, Filadelfia), no tener un estreno en cine es doloroso. “Me parece que pasar películas por streaming está ahuyentando a la gente del cine porque los cines no quieren exhibir una película si la película será pasada por streaming en tres meses”, dijo Demme.

En un comunicado para AP, Ted Sarandos, director de contenido de Netflix, defendió su servicio “como pro cine, pro cineastas y pro cinéfilos”

Agregó que colocaría más películas de Netflix en los cines si las principales cadenas de exhibidores no boicotearan sus estrenos simultáneos “colocando el statu quo antes del deseo de los consumidores y la innovación”.

“La audiencia en los cines ha ido en declive por décadas. La mayoría de la gente ve la mayor parte de las películas en casa y queremos llevar las películas donde está el público”.

La competencia va en aumento. Amazon, con los 30.5 millones de suscriptores de Amazon Prime, gastó el año pasado 337 millones de dólares en contenido original. Planea producir 16 películas al año y está disponible en más de 200 países.

Netflix, con casi 94 millones de suscriptores en el mundo, supera esos gastos y desembolsó mil 200 millones de dólares.

Esos grandes presupuestos han sido una bendición para el mercado independiente que había quedado aplastado ante la caída de la venta de DVD y los menores ingresos en taquilla.

En lo que resta de 2017 Netflix estrenará sus películas más deslumbrantes hasta el momento, incluyendo War Machine, de Brad Pitt y Bright, de Will Smith.

Mientras que el miércoles Amazon dio sus primeros golpes en el año al comprar un esperado documental sobre Grateful Dead antes de su estreno en Sundance.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código