escritor

Se nos fue Ricardo Piglia

Temas:

. El novelista, cuentista y ensayista argentino murió de un paro cardíaco el 6 de enero. . El novelista, cuentista y ensayista argentino murió de un paro cardíaco el 6 de enero.
. El novelista, cuentista y ensayista argentino murió de un paro cardíaco el 6 de enero.

De ser posible, habría que escoger la mejor fecha para morir.

El escritor argentino Ricardo Piglia (1941-2017) falleció el mismo día en que un exmilitar demente, de forma cobarde y ruin, decidió disparar, a sangre fría, a quien se encontraba en el Aeropuerto Internacional Fort Lauderdale-Hollywood.

Esta tragedia opaca esa otra noticia triste: se nos fue uno de los grandes de las letras latinoamericanas, y las agencias internacionales de noticias le dedicaban cuando mucho un par de líneas; otras empresas de comunicación social ni siquiera lo reportaron, y los lectores se quedaron sin saber quién era el responsable de obras recomendables como La ciudad ausente (1992) y Blanco nocturno (2010).

Entiendo que en nuestro negocio las malas noticias son las que más venden, porque a un sector de los consumidores de la información les gusta bastante tragar la crónica roja más gore, y que se deben registrar hechos como ese ataque ocurrido a 50 kilómetros al norte de Miami, Florida.

Lo que no me explicó es por qué un hombre trabajador e imaginativo como Piglia no merece una cantidad parecida de notas, si él solo hizo acciones buenas en su vida, como es pensar, soñar y escribir historias que estaban a medio hacer entre la ficción y la no ficción, en las que echaba mano de la intertextualidad, la relectura y la recontextualización de lo ya existido para devolver algo nuevo y original.

Ricardo Piglia concebía al escritor como un arquitecto que se dedicaba a construir “un mundo alternativo” a través de textos que critican la realidad del presente, porque pensaba que los artistas están siempre insatisfechos con lo real y concreto, por lo que usaba la literatura como el espacio para “recomponer ciertas ilusiones y esperanzas que han desaparecido en otras partes”.

Su obra era una interesante derivación de lo que ya habían concebido sus maestros Macedonio Fernández, Julio Cortázar, Robert Alt, Adolfo Bioy Casares y Juan José Saer.

Mi primer encuentro con Piglia fue a través del cine, cuando en 2000 el director Marcelo Piñeyro llevó a la pantalla grande la que se convertiría en una de las dos novelas favoritas mías firmadas por Piglia: Plata quemada (siempre he tenido debilidad por ese la desolador y triste de la novela policiaca), a la que le sigue la no menos brillante Respiración artificial (una metáfora de los dolores de la dictadura militar argentina).

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Sep 2018

Primer premio

6 2 5 4

BDAA

Serie: 19 Folio: 3

2o premio

2492

3er premio

0782

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código