UNA CARA HUMANA DEL ANTIGUO TESTAMENTO

‘Sara’ primero fue mujer

El escritor nicaragüense Sergio Ramírez narra la cotidianidad de la vida en pareja con Abraham, las dudas de los supuestos designios celestiales y la inconformidad por vivir en medio de órdenes y cuentos mágicos.

Temas:

‘Sara’ primero fue mujer ‘Sara’ primero fue mujer
‘Sara’ primero fue mujer

LUIS BURÓN-BARAHONA

Durante años, Sara y Abraham caminaron por tierras ajenas y extrañas, hasta que se asentaron en Canaán, y con el nacimiento de su hijo Isaac comenzaron a construir al pueblo de Israel. Al menos eso es lo que aparece en el Antiguo Testamento.

En su libro Sara, el escritor nicaragüense Sergio Ramírez muestra a la pareja de Abraham como una persona inquieta, llena de dudas e interrogantes sobre la vida que llevaba junto con su esposo. Pero más que nada, la presenta como mujer.

Sara está segura de la existencia del dios que se le aparece en reiteradas oportunidades a Abraham, y a quien llaman ‘el mago’. Sin embargo, cuestiona siempre las instrucciones y directrices del personaje invisible, que deben ser cumplidas por ella y por su esposo so pena de las peores consecuencias para ellos y sus descendientes.

Ramírez utiliza un tono sarcástico e irónico, pero sobre todo humano, para darle otro matiz a los personajes de las historias bíblicas que aún hoy están vigentes. Cada personaje revela su propia personalidad.

Abraham, por ejemplo, aparece como un hombre sumiso a su convicción divina, lo que se constituye en el principal obstáculo en su relación matrimonial con Sara.

La historia también incluye a Lot, sobrino de Abraham que tomó su propio rumbo luego de una pelea por tierras; Agar, la doméstica que Abraham embaraza y que, siempre según el relato de Ramírez, se burla de la infertilidad de Sara; Edith, la esposa infiel de Lot que llena sus momentos de soledad con un pintor en Sodoma; y los ángeles mensajeros de ‘el mago’, quienes siempre aparecen con distintos cuerpos pero con el mismo lenguaje mordaz y lleno de indirectas hacia Sara.

La protagonista de la historia, además de luchar con las dudas que tendría cualquier ser humano sobre imposiciones dictadas por un ser invisible, es una persona ingeniosa y astuta; a la que le toca vivir con una sensación de aislamiento al ser una simple testigo de las conversaciones entre ‘el mago’ y su esposo, sin que ella pudiera tener ni voz ni voto en aquellas charlas divinas.

Sara también presiona las decisiones que le comunica Abraham, como el cambio de nombre de Sarai a Sara, por ser una princesa. “¿Princesa de qué? ¿De las soledades del desierto, de mi cocina, de mi barreño?, ¿princesa para recoger la bosta de las cabras y los camellos y abonar los suelos?”, le responde a su marido. Tampoco dejó oportunidad para reprochar a Abraham el haberla dejado a su suerte en la alcoba del rey en Egipto, o intentar sacrificar a su hijo.

Ocasionalmente intentaba hablar con ‘el mago’, quien también mostraba cierta soberbia hacia Sara. “El aire quedaba estremecido por su desdén y podía suceder que en el pasto seco apilado en el pesebre de los asnos se alzara una llamarada que no tardaba en apagarse, o resonaba en el fondo del pozo una piedra dejada caer de manera despectiva, señal de que si bien la había escuchado no pensaba darle otra respuesta”. No eran buenos tiempos para las mujeres.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código