La meta es quebrar el código Enigma

Temas:

La admirable ‘El código Enigma’ (Reino Unido) ganó este año el premio en la categoría de mejor guión adaptado. La admirable ‘El código Enigma’ (Reino Unido) ganó este año el premio en la categoría de mejor guión adaptado.
La admirable ‘El código Enigma’ (Reino Unido) ganó este año el premio en la categoría de mejor guión adaptado.

El código Enigma (The Imitation Game) empieza en Manchester, Inglaterra, en 1952, cuando un policía interroga a un docente universitario, de quien sospecha es un espía ruso, sin saber que la persona que tiene al frente puso punto final a la Segunda Guerra Mundial.

El acusado le pide al representante de la ley, al igual que a la audiencia, que presten atención a la historia que va a narrar, pero que no lo juzguen antes de tiempo.

Es cuando Alan Turing le cuenta su función dentro del engranaje de la inteligencia inglesa que acabó con Adolf Hitler.

Entonces la trama se traslada al Londres de 1939, cuando la Segunda Guerra Mundial apenas avanzaba. Para entonces, Turing es un matemático en la Universidad King, en Cambridge, que opinaba que el hombre es violento porque la violencia es profundamente satisfactoria.

Estamos ante un ser humano sagaz, intuitivo, arrogante, genio, reservado, características que conoce de sobra el actor que lo encarna, Benedict Cumberbatch, quien en la televisión nos emociona con una figura parecida: Sherlock, una serie sobre el detective creado por el escritor escocés sir Arthur Conan Doyle.

Turing tenía 27 años cuando fue contratado para descifrar los códigos secretos de los alemanes.

Su misión, junto al grupo de Bentchley Park, era codificar los mensajes que transmitía la máquina Enigma, y saber cuáles serían los siguientes movimientos de los nazis. Los rusos, los estadounidenses y los franceses trataron de hacerlo y no pudieron.

Cada día, a medianoche, los alemanes cambiaban los accesos a Enigma. Todos los días Turing y su equipo tenían 18 horas para descifrar el código, meta complicada si había más de 150 millones de posibilidades.

Turing bautizó su máquina con el nombre de Christopher y con ella buscaba crear una computadora que imitara la electricidad del cerebro humano y que se enfrentara a Enigma en igualdad de condiciones.

The Imitation Game es un estudio sobre ese costado desconocido de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), solo tratado, aunque desde otros ángulos, por Michael Apted cuando adaptó en 2001 para el cine la novela Enigma de Robert Harris.

El equipo de Turing, cuando logró su cometido, jugó a ser Dios por dos años, para que los nazis no sospecharan nada y para perfeccionar a Christopher, un gran dilema moral porque de alguna forma aplicaron un fascismo de facto.

Con sus avances ayudaron a los aliados y no lo sabían ni los generales ni Winston Churchill ni Joseph Stalin. Todo lo hicieron seis amantes de los crucigramas en un pueblo al sur de Inglaterra, quienes hundieron a los nazis gracias a las matemáticas.

Fueron ellos quienes colaboraron en el triunfo de ataques clave como el de Stalingrado y el desembarco de Normandía. “Cada día decidíamos quién vivía y quién moría”, dijo Alan Turing en la estación de policía. ¿Eran héroes o criminales, máquinas o humanos, los que vencieron a Enigma? Se pregunta a sí mismo Turing y al oficial que le escucha.

El código Enigma también nos habla que ser diferente no debe ser visto como un defecto, una enfermedad o un pecado. Si alguna vez alguien lo acusó de bicho raro por su comportamiento o sus opiniones, o si en la escuela o en el barrio lo agredían porque era más aplicado o mejor portado que el resto de los niños, conectara con The Imitation Game.

Porque reducir a que solo es un justo alegato a favor del derecho a la preferencia sexual, es quedarse con una parte del basto espectro de The Imitation Game. Porque este drama biográfico es sobre ser diferente y sobre los prejuicios con los que deben lidiar los que no entran en los parámetros que dicta la mayoría.

Turing no quería ser normal y planteaba que cada cerebro humano funciona diferente; si no fuera así, todos opinaríamos lo mismo, todos seríamos alérgicos a los mismos componentes y a todos nos gustaría el apio.

Otro ejemplo. A Joan Clarke, el personaje que encarna con destreza Keira Knightley, no se le iba a dar la oportunidad de entrar en el círculo de Turing simplemente porque era mujer, ya que los hombres de su época pensaban que las damas solo servían para amas de casa o secretarias, y si cumplían los 25 años y no se habían casado habían fracasado en sus vidas.

Otro mensaje es que en la persona que menos piensas puede encontrar la salida del laberinto. Hay un parlamento que refuerza esa idea y que repite más de un personaje a lo largo de The Imitation Game: “A veces es la misma gente de la que nadie se imagina nada, la que hace las cosas que nadie puede imaginar”. Por eso, esta producción es sobre el libre albedrío de pensar, sentir y opinar distinto a los demás.

Al final de la película sale una leyenda que le recuerda al espectador que “después de un año de terapia hormonal obligada por el gobierno, Alan Turing se suicidó el 7 de junio de 1954, a los 41 años. Entre 1885 y 1967 unos 49 mil hombres homosexuales fueron sentenciados por conducta indecente, bajo las leyes británicas. En 2013, la reina Elizabeth II le concedió a Turing el perdón real absoluto honrando sus logros sin precedentes. Historiadores estiman que al descifrar Enigma, se acortó la guerra en más de dos años, salvando cerca de 14 millones de vidas. El trabajo de Turing inspiró generaciones de investigaciones, a lo que los científicos llamaron máquinas de Turing, y hoy llamamos computadoras”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código