E

Temas:

El médico oncólogo Omar Castillo Fernández. Cortesía El médico oncólogo Omar Castillo Fernández. Cortesía

El médico oncólogo Omar Castillo Fernández. Cortesía

El ajo, el ginkgo biloba, la soya y la valeriana, al ser usados junto a terapias anticancerígenas, ocasionan interacciones adversas para la salud del paciente de cáncer. Fotolia El ajo, el ginkgo biloba, la soya y la valeriana, al ser usados junto a terapias anticancerígenas, ocasionan interacciones adversas para la salud del paciente de cáncer. Fotolia

El ajo, el ginkgo biloba, la soya y la valeriana, al ser usados junto a terapias anticancerígenas, ocasionan interacciones adversas para la salud del paciente de cáncer. Fotolia

E E

E

El médico oncólogo e internista Omar Castillo Fernández es un hombre de ciencia que está convencido de que la medicina basada en la evidencia puede trabajar de la mano con las terapias alternativas, siempre y cuando, se haga de una forma complementaria.

Este galeno del Instituto Oncológico Nacional, especialista en medicina interna, magíster en Ciencias de la Investigación Clínica y docente de la Universidad de Panamá, lo explica así: “Yo no creo que la medicina tradicional milenaria esté en conflicto con la medicina científica. Podemos aprender de ella siempre que las cosas se demuestren de manera científica”.

La acupuntura [práctica china tradicional en la que se insertan agujas pequeñas y delgadas en la piel en ciertos puntos del cuerpo] por sí sola no cura el cáncer, pero se ha comprobado que es útil para el manejo de la ansiedad, plantea el médico. “En algunos estudios esta ha demostrado beneficio al disminuir el dolor que en el paciente oncológico pueden ocasionar las terapias científicas. El yoga aporta también este beneficio”.

Sin embargo, el doctor Castillo Fernández advierte que existe una diferencia sustancial entre la medicina científica y la “pseudociencia”, una tendencia que promueven naturistas y curanderos en la que se invita al paciente de cáncer a sustituir todo tratamiento médico (como la quimioterapia, por ejemplo) por el uso de vitaminas, hierbas, suplementos, entre otros, lo que pone en riesgo su salud.

Para aclarar estos conceptos, el doctor Castillo Fernández brindó una entrevista en exclusiva a La Prensa.

Hoy, el cáncer goza de un mejor pronóstico que hace unos 15 o 20 años, gracias a la medicina moderna. ¿Qué terapias basadas en la evidencia científica destacaría por hacer posible que el paciente de cáncer tenga una vida más larga, e incluso, logre entrar en una etapa de remisión, o incluso, la curación?

El manejo del cáncer en la actualidad es un manejo multidisciplinario en el que se involucra un sinnúmero de profesionales. El cirujano, por ejemplo, realiza cirugías cada vez más especializadas e, incluso, más conservadoras. Antes, muchas pacientes tenían que perder toda la mama, mientras que ahora vamos hacia tratamientos más radicales, pero conservadores. Se involucra también el radioncólogo, ya que el tratamiento con terapia de radiación es una de las alternativas existentes para combatir el cáncer, etc.

También se utiliza el tratamiento clásico de la quimioterapia. Cada vez contamos con mejores herramientas para combatir el cáncer con quimioterapia, ya que entendemos mejor y manejamos de forma más adecuada la toxicidad de los tratamientos, previniendo menos efectos adversos, o teniendo medicamentos para controlar los efectos secundarios propios de la quimioterapia.

Ahora existen una cantidad de medicamentos que nos permiten curar la enfermedad, y en otros casos tener remisiones y control de la misma a largo plazo. En este sentido, se cuenta con la medicina de precisión o medicina personalizada [método que le permite al médico seleccionar tratamientos que tienen más probabilidades de ayudar al paciente tomando en cuenta un concepto genético de su enfermedad], la inmunoterapia, que ayuda al sistema inmune a reconocer las células tumorales para combatirlas y otras terapias.

Pese a que se cuenta con varias terapias basadas en la evidencia, ¿considera que la pseudociencia que ofrecen naturistas y curanderos para sustituir al tratamiento científico podría ser una barrera para que el paciente de cáncer reciba el tratamiento adecuado?

Así es. Lo que hace la pseudociencia en un paciente de cáncer es restarle oportunidades de vida.

En oncología, el tiempo es muy importante y valioso; a veces hay tumores que se pasan la línea del tiempo en que ya no podemos revertir muchos de los daños que han ocurrido, y de ahí el valor de educar al paciente para que asista de manera temprana al médico oncólogo para que este pueda guiarlo.

En su práctica como oncólogo, ¿ha recibido pacientes con cáncer que han optado por abandonar el tratamiento basado en la evidencia al ser seducidos por la pseudoterapia?

Sí, por supuesto. No es tan frecuente, pero sí hay casos.

¿Sobre cuáles opciones naturistas sus pacientes le han hecho consultas sobre su potencial terapéutico?

Esto ocurre por temporadas. A veces es la temporada del noni, de la guanábana o de la moringa. Es muy variable, ya que va desde ese tipo de terapia [basada en frutas y en hierbas], hasta el consumo de vitaminas en altas dosis; por ejemplo, hay pacientes que consumen vitamina C oral en grandes cantidades cuando realmente la evidencia no plantea esta posibilidad [como tratamiento para el cáncer].

Hay pacientes que utilizan como terapias alternativas las dietas alcalinas [que consisten en reducir el consumo de carne, queso y pasta e incrementar la ingesta de frutas y vegetales].

No se ha demostrado ninguna efectividad de las dietas alcalinas. Sin embargo, esa es una de las terapias alternativas que sigue el paciente de cáncer con mayor frecuencia.

También muchos usan enemas de café, algo que carece de evidencia alguna.

Como diversos fármacos se derivan de las plantas, ¿esto puede hacer que la población piense erróneamente que todo aquello que sea natural no representa un riesgo para su salud?

Así es. Muchos de los medicamentos que nosotros utilizamos vienen de las plantas, y tampoco estamos peleados con eso. De la medicina natural o de la medicina milenaria tenemos todavía mucho que aprender. Sin embargo, es importante estudiar los componentes presentes en cada una de las plantas, ya que no porque provienen de la naturaleza significa que sean inocuas. De hecho, hay hongos que son venenosos.

Las plantas también pueden interactuar negativamente con los fármacos, en especial con agentes de la quimioterapia, y muchas veces por sí solas son tóxicas. Eso es algo que el paciente debe tener presente.

Se ha comprobado que el ajo, el ginkgo biloba, la soya, el ginseng, la hierba de San Juan, el cohosh negro o cimicífuga, los arándanos, la valeriana y las semillas de uvas son remedios naturales que al ser utilizados en conjunto con terapias anticancerígenas ocasionan interacciones adversas para la salud del paciente de cáncer.

¿Qué le recomienda al paciente de cáncer que está pensando en combinar o reemplazar su tratamiento médico con una terapia alternativa?

Lo que le diría al paciente es que platique con su médico y con su familia, que esté pendiente de los signos de alarma de la terapia alternativa (ver infografía), ya que esta puede ser potencialmente peligrosa para él.

Es esencial que tenga la completa libertad de platicar abiertamente con su médico para manifestarle sus dudas, ya que muchas veces los pacientes abandonan los tratamientos oncológicos porque tienen temor a estos y porque desconocen del tema, ya sea por lo que le ha dicho el vecino o porque recuerdan cómo se trataba el cáncer cuando eran muy pequeños.

La ciencia ha cambiado, por lo que es importante que el paciente sea capaz de poder participar activamente con su médico en la toma de decisiones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Para las próximas 72 horas la alerta estará vigente para Chiriquí, Veraguas, Coclé, Colón, Los Santos, Panamá, Darién y la comarca Ngäbe-Buglé.
LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Incremento de lluvias y vientos Alerta verde para siete provincias y una comarca

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código