Arranca juicio a expresidente alemán acusado de corrupción

El proceso, que ha despertado el interés de toda Alemania, se lleva a efecto en un tribunal de Hanover.
Christian Wulff rechazó las acusaciones y tildó de ‘farsa’ el juicio en su contra. AP/Julian Stratenschulte. Christian Wulff rechazó las acusaciones y tildó de ‘farsa’ el juicio en su contra. AP/Julian Stratenschulte.
Christian Wulff rechazó las acusaciones y tildó de ‘farsa’ el juicio en su contra. AP/Julian Stratenschulte.

Christian Wulff se convirtió ayer jueves en el primer expresidente de Alemania desde la posguerra que va a juicio, acusado de corrupción por aceptar 719 euros (960 dólares) para comidas y hospedaje durante el festival de Oktoberfest cuando era ministro presidente de Baja Sajonia.

Wulff, que fue considerado uno de los talentos políticos más brillantes del país, ejerció solo 20 meses como Presidente antes de dimitir el año pasado acusado de aceptar favores antes de ocupar ese cargo en 2010.

El exaliado de la canciller Angela Merkel, de 54 años, negó ayer las acusaciones y afirmó que espera limpiar su nombre con una victoria en los tribunales, tras rechazar una oferta de los fiscales para llegar a un acuerdo extrajudicial y pagar una multa.

En el tribunal, Wulff pronunció una declaración de 50 minutos, en la que criticó a los fiscales por un caso que calificó de “farsa”.

“El daño personal a mi familia y a mí durará, probablemente, el resto de mi vida”, dijo. “Nunca acepté ningún acuerdo. Estoy aquí, porque quiero que se haga justicia”, agregó.

La caída de Wulff desde la cumbre de la política alemana ha fascinado a los alemanes, y se ha convertido en tema de innumerables tertulias y películas.

También fue un bochorno para Merkel, que eligió personalmente a Wulff como su candidato a la Presidencia en 2010 y respaldó a su aliado mientras aumentaba la controversia.

El escándalo también dañó al partido democristiano de Merkel, la CDU, y contribuyó a su derrota en la región de Baja Sajonia en enero.

“Ciertamente este no es un día fácil para mí (...) tengo bastante confianza en que seré capaz de despejar los últimos cargos en mi contra”, dijo Wulff al entrar al tribunal en Hanover, la capital de Baja Sajonia, donde fue primer ministro entre 2003 y 2010.

Las acusaciones se originan en su visita al festival Oktoberfest en Munich en 2008. Los fiscales dicen que el productor cinematográfico David Groenewold pagó sus gastos de hotel y comidas por 719 euros (960 dólares).

De acuerdo con los fiscales, Wulff escribió a cambio una carta al presidente de Siemens, en representación de Groenewold, buscando ayuda financiera para uno de sus proyectos titulado “John Rabe”, acerca de un gerente de Siemens que trabajó en China durante la guerra.

Si es hallado culpable, Wulff podría pasar hasta tres años en la cárcel. El juicio duraría hasta el mes de abril de 2014.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código