EL ASESINO CONFESO PIDE LA DIMISIÓN DEL GOBIERNO PARA DECLARAR

Breivik pierde la partida

Un tranque vehicular ayudó a reducir drásticamente el número de víctimas en el distrito gubernamental y en Utoya.

El firme liderazgo del primer ministro Jens Stoltenberg tras el doble atentado de Anders Behring Breivik ha relanzado a la socialdemocracia noruega, ahora cohesionada y exponente de la voluntad de sobreponerse a la tragedia.

Tras una semana de conmoción ante una matanza sin precedentes en un país tradicionalmente pacífico, más de un ciudadano quisiera pasar página a la tragedia desencadenada con la explosión del coche bomba, en la capital, seguida de la masacre en el campamento de verano de las juventudes socialdemócratas, en la isla de Utoya.

Una cadena de comercios ha optado incluso por “boicotear” las portadas de la prensa más popular, para evitar seguir exhibiendo el rostro omnipresente del asesino, informó el diario VG.

Oslo quiere mirar adelante y el rostro que estos días sintetiza la voluntad de superación y la respuesta democrática es Stoltenberg.

El 80% de los ciudadanos califica de “muy buena” la gestión de crisis del primer ministro socialdemócrata, según una encuesta difundida por el diario conservador Aftenposten.

CHANTAJE

Por su parte, el autor confeso del doble atentado exige la dimisión del gobierno de Stoltenberg a cambio de una declaración íntegra sobre sus ataques, informó ayer domingo la televisión noruega NRK.

Se espera que la próxima semana sea examinado por dos psiquiatras forenses, que deberán elaborar un dictamen sobre su estado mental hasta noviembre.

TRANQUE

Según informó ayer Aftenposten, su primer atentado con coche bomba en el complejo gubernamental de Oslo se vio retrasado por un atasco.

Esto hizo que el artefacto de 500 kilos estallase cuando ya había terminado el horario laboral de ese viernes (las 13:26 GMT), lo que probablemente evitó una matanza mayor en la capital.

Asimismo se retrasó su llegada al campamento de las juventudes socialdemócratas en la isla de Utoya, aproximadamente una hora y media después, cuando muchos asistentes al tradicional encuentro político ya se habían ido, entre ellos la exprimera ministra Gro Harlem Brundtland.

Medios noruegos informaban el sábado de que Breivik planeó otros ataques con bomba contra el Palacio Real de Oslo y la sede del partido socialdemócrata de Stoltenberg, pero los desestimó por ser inviables.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código