costumbre.

Cosas de hombres

La edición dominical del New York Times, que es una fuente inagotable de información, publicó hace una semana un interesante artículo sobre las citas entre hombres heterosexuales. El reportaje contenía una serie de entrevistas a individuos que se encuentran con cierta frecuencia para cenar y hablar de sus cosas. ¿Qué tiene de particular el que dos tipos se citen para hablar de lo humano y lo divino?

Pues bien, resulta ser que los hombres siguen unos códigos determinados a la hora de planificar estos encuentros y la principal razón detrás de este extraño protocolo es evitar un marco demasiado íntimo. Lo que en inglés llaman "too close for comfort". Por ejemplo, hay reglas que los hombres de pelo en pecho no suelen romper: prohibido cenas a solas en la casa de uno de ellos. Nada de "te invito a que pruebes un souflee que me queda estupendo" y entonces el otro aparece con una botella de Rioja para hablar de la última chica que conoció o la crisis por la que atraviesa con su esposa. Evitar a toda costa restaurantes en los que se cena a la luz de velas y con manteles de hilo. A la hora de ir al cine dos hombres "héteros" se citan para ver sólo películas de acción y muchos de ellos confiesan que suelen dejar un asiento vacío por medio. Finalmente, como más a gusto se encuentran es en grupos de más de dos en la barra de un bar y con un televisor que retransmita un evento deportivo. En dicho ámbito el menú favorito está compuesto por costillas a la barbacoa, un jugoso steak y mucha cerveza.

Una pensaría que a los hombres, como a las mujeres, les asaltan dudas existenciales, tribulaciones, dilemas sentimentales o astenias inexplicables. Las chicas, cuya complejidad cerebral ha resultado ser bastante más densa que la del sexo opuesto, ventilan estas opresiones del espíritu y el corazón por medio de largas conversaciones telefónicas o frente a una botella de vino que comparten con amistades íntimas. Como las protagonistas de "Sexo en la ciudad", sólo que sin la posibilidad de sacudir la depresión con la compra de un par de zapatos de Manolo Blahnik las mujeres se citan con frecuencia para hablar de sus cosas. Y lo hacen en restaurantes coquetos o en sus casas, pues la cocina es una de las estancias que más invita a la confidencia en medio del trajinar de esto y aquello. No hay nada como una cita en el cine con tu mejor amiga para ver "El paciente inglés" y llorar a dúo. Lo último que querrían dos señoras es el incómodo ruido de una televisión mientras debaten por enésima vez por qué no hay romances como el que Ralph Fiennes y la etérea Kristin Scott Thomas viven en pleno desierto.

Es evidente que un bar escandaloso y lleno de tipos que aúpan al equipo local no es el lugar ideal para intimar y hablar a fondo de los problemas del cuore. Resulta curioso que el género masculino se escude en decorados con extras para evitar la desnudez que proporciona la intimidad. Dos mujeres que charlan a tumba abierta en el salón de una casa mientras pican algo de queso y apuran un Chianti no experimentan incomodidad alguna. En cambio, según la investigación del NYT dos hombres en la misma situación se sienten inquietos y próximos a un abismo que parecieran querer evitar a toda costa. El origen de este oscuro distanciamiento podría estar relacionado con temores vinculados a la sexualidad.

Desde pequeños una de las primeras cosas que aprenden los hombres de sus mayores es huir de la intimidad, algo que parece confinado a la esencia femenina. A partir de entonces viven sumidos en el mundanal ruido. Me pregunto si la procesión va por dentro.

Más noticias de Mundo

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

11 Nov 2019

Primer premio

2 2 3 9

CBCC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

8910

3er premio

2616

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código