MÓNACO.SE EXTREMARON MEDIDAS DE SEGURIDAD.

Dan último adiós al príncipe

Unas 61 delegaciones extranjeras asistieron ayer a los funerales de Rainiero III.

Alberto reemplaza en el trono a su padre, que gobernó durante 56 años.

. Soldados de la Compañía de Carabineros fueron los encargados de trasladar el féretro del príncipe Rainiero de Mónaco hasta su última morada. . Soldados de la Compañía de Carabineros fueron los encargados de trasladar el féretro del príncipe Rainiero de Mónaco hasta su última morada.
. Soldados de la Compañía de Carabineros fueron los encargados de trasladar el féretro del príncipe Rainiero de Mónaco hasta su última morada.

Los restos del príncipe Rainiero III fueron despedidos ayer, viernes, con una misa solemne oficiada por el arzobispo de Mónaco, Bernard Barsi, en presencia de más de 800 familiares, jefes de gobierno, políticos y representantes de casas reales.

Los funerales comenzaron con el traslado a la Catedral de Mónaco del féretro con los restos del príncipe, fallecido el 6 de abril, acompañado por un cortejo encabezado por sus tres hijos, Carolina, Alberto y Stefanía.

En la Catedral, cerrada al público, participaron de la ceremonia jefes de Estado, representantes de gobierno, reyes y miembros de casas reales, entre ellos el presidente de Francia, Jacques Chirac, y el rey Juan Carlos, de España. También participaron de los funerales la reina Sonia, de Noruega; el rey Carlos Gustavo, de Suecia; el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov y su colega alemán, Hans Marin Bury, y el hermano del emperador de Japón Akihito, entre otros.

En los saludos de paz, tradicionales de la misa católica, el sucesor al trono, Alberto, abrazó en primer lugar a su hermana mayor, Carolina, quien se encontraba a su derecha, y luego a Stefanía, sentada a su izquierda.

De acuerdo al pedido dejado por Rainiero, se recitó la plegaria tradicional por el príncipe de Mónaco, pero sin mención a su nombre de bautismo. El arzobispo, durante la misa, manifestó que Rainiero pidió que las plegarias sean realizadas por él y por su hijo Alberto, quien asumió tras la muerte de su padre la conducción del principado.

Rainiero, dijo el arzobispo, "con la búsqueda del bien común, una gestión sabia, el sentido del deber y la honestidad intelectual, aseguró el presente y el futuro del principado".

Al término de la misa, la orquesta Filarmónica de Montecarlo, dirigida por Marek Janowski, interpretó el aria de la suite en re mayor de Juan Sebastián Bach, mientras la familia Grimaldi dejaba la primera fila de la Catedral.

Unas 61 delegaciones extranjeras rindieron homenaje al príncipe Rainiero, que gobernó el principado durante 56 años, mientras alrededor de 200 empleados del Palacio lo despidieron con rosas blancas en sus manos.

Los colaboradores de Rainiero, muerto a los 81 años, realizaron una fila para despedir al príncipe cuando el féretro, bajo la marcha fúnebre de Beethoven, cubierto con la bandera de Mónaco y el escudo de la familia Grimaldi, dejó el Palacio rumbo a la Catedral, escoltado por sus tres hijos.

El príncipe Alberto, junto a sus hermanas, ambas de velo negro, encabezó a la familia, seguido por los tres hijos de Carolina -Andrea, Charlotte y Pierre Casiraghi-, acompañados por los hijos del príncipe de Hannover, Ernest August y Christian.

Detrás de la familia se ubicaron los más cercanos colaboradores del príncipe.

El féretro fue transportado por 10 carabineros, flanqueados por la Confraternidad de la Misericordia, los "penitentes negros", que transportaron los restos de Grace Kelly, esposa de Rainiero muerta en 1982 en un accidente.

Antes de recorrer los 300 metros hasta la Catedral, los restos de Rainiero recibieron el homenaje de representantes políticos, autoridades y personalidades que asistieron a los funerales. El principado extremó las medidas de seguridad para los funerales, donde se cumplieron en forma rigurosa las normas de protocolo, con solo 10 minutos de retraso en las cuatro horas que duró el homenaje. Durante los funerales se hicieron sonar los tambores y las 36 salvas de cañón, como estipula la tradición ante la muerte de un miembro de la familia real.

En las puertas del Palacio fueron depositadas numerosas ofrendas florales, entre ellas una dejada por el equipo de fútbol de Mónaco.

Rainiero fue posteriormente sepultado en una ceremonia privada, en una cripta junto a su esposa.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Oct 2019

Primer premio

8 4 7 0

CDDA

Serie: 10 Folio: 12

2o premio

7993

3er premio

2019

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código