SUPERTIFÓN ARRASÓ TACLOBAN

Desesperación en Filipinas

Los equipos de rescate aún no han conseguido desplegarse por completo, por lo que se desconoce la situación en otras zonas.
Sobrevivientes vagan como zombis en busca comida, la emergencia azota a los sobrevivientes, sin agua ni alimentos. AFP. Sobrevivientes vagan como zombis en busca comida, la emergencia azota a los sobrevivientes, sin agua ni alimentos. AFP.
Sobrevivientes vagan como zombis en busca comida, la emergencia azota a los sobrevivientes, sin agua ni alimentos. AFP.

El tifón “Haiyan”, denominado “Yolanda” en Filipinas, uno de los más fuertes de la historia del país, ha cambiado radicalmente el paisaje de la costa de algunas islas del archipiélago, donde se calcula que ha causado más de 10 mil muertes y ha dejado un paisaje de destrucción total y en completa desesperación a los afectados.

La ciudad de Tacloban, hasta la fecha la más afectada del país, en la provincia oriental de Leyte, fue de las primeras que golpeó “Haiyan”, con ráfagas de viento de hasta 315 km/h en la mañana del pasado viernes.

Antes de la llegada del tifón, varias ONG se desplazaron a la zona, puesto que los expertos preveían que Leyte sería muy afectada por el tifón, pero poco pudieron hacer para ayudar a los 218 mil habitantes de Tacloban durante las más de seis horas que la tormenta azotó la ciudad. Además de enfrentarse a vientos sostenidos de más de 250 km/h y una incesante tromba de agua, Tacloban tuvo que soportar una subida del nivel de la marea de más de dos metros.

Lynette Lim, cooperante de la ONG Save the Children, vivió en primera persona el caos que en la ciudad cuando “Haiyan” la alcanzó.

“La tormenta fue enorme, había ventanas estallando constantemente, tejados que salían volando, desperdicios por todas partes. En mi vida he visto nada igual”, explicó Lim, que recuerda cómo la tormenta duró seis largas horas.

El edificio en el que se encontraban los trabajadores de Save the Children quedó parcialmente dañado, con ventanas reventadas y parte del tejado desaparecido, pero el resto de las construcciones no corrieron la misma suerte y la ciudad quedó “completamente arrasada”.

“Cuando salimos del edificio se veían muchos cadáveres por las calles. Las familias volvían a sus casas para ver qué quedaba de ellas, pero obviamente no había nada”, asegura la cooperante. Para mediodía del viernes, ya había saqueos por toda la ciudad: “La gente iba a supermercados, tiendas, farmacias... Prácticamente se llevaban todo lo que podían, porque no había ningún tipo de ley ni orden y ellos necesitaban la comida y el agua”, comenta Lim.

La cooperante abandonó ayer Tacloban en un avión militar, ya que el aeropuerto está cerrado para los vuelos comerciales tras sufrir graves daños: “En el aeropuerto hay familias enteras con niños enfermos que suplican a los militares que les dejen subirse a sus aviones para salir de la zona”, apunta.

Por su parte, el director de Save the Children en Filipinas, Ned Olney, explicó que el paisaje de la costa “ha cambiado radicalmente” y que “no queda absolutamente nada en pie”. “Es una situación extrema. Estamos viendo cómo el número de víctimas mortales y de heridos no para de aumentar, y eso que estamos hablando solo de la provincia de Leyte”, asegura Olney.

Ayuda, en marcha

El secretario de Defensa norteamericano, Chuck Hagel, ordenó al Comando del Pacífico movilizarse para apoyar en las tareas de ayuda humanitaria.

La decisión del Pentágono se tomó a petición del Gobierno de Filipinas. Por el momento, la ayuda incluirá el rescate de víctimas o distribución de productos humanitarios básicos entre los afectados.

Las tropas estadounidense en el archipiélago japonés de Okinawa y en Hawai están preparados por si deben desplazarse, según indicó el Comando del Pacífico.

El presidente estadounidense, Barack Obama, se mostró “profundamente entristecido” por la tragedia humanitaria y dijo que Estados Unidos está listo para aumentar la asistencia cuando sea necesario.

La comunidad internacional comenzó ayer a movilizar la ayuda económica y logística para asistir al país asiático. El 40% de las personas afectadas por el llamado “supertifón”, más de 4.5 millones, tienen menos de 18 años.

Los muertos “son tantos y los daños enormes”, destacó el papa Francisco en el Vaticano durante el Angelus, orando por las víctimas y pidiendo “hacer llegar nuestra ayuda concreta”.

La Comisión Europea anunció el aporte de 3 millones de euros (unos 4 millones de dólares) para “cubrir las exigencias más urgentes en las zonas más afectadas” por el tifón “Haiyan”.

También ofreció coordinar con las autoridades locales y nacionales las operaciones de asistencia.

El premier británico, David Cameron, llamó por teléfono al presidente del país asiático, Benigno Aquino, a quien le anunció ayudas por valor de 7.2 millones de euros (unos 9.6 millones de dólares).

Tras lanzar un llamado para la recolección de fondos a través de su sitio web, la Cruz Roja de Manila precisó que las familias que necesitan un refugio son 20 mil, o sea unas 990 mil personas, subrayando por otra parte que la falta de comunicaciones dificulta el traslado de las ayudas.

Evacuación masiva en Vietnam

Más de 600 mil personas fueron evacuadas en Vietnam ante la llegada del tifón “Haiyan”, responsable de miles de muertes en Filipinas, indicaron ayer las autoridades. “Evacuamos más de 174 mil hogares, lo que equivale a más de 600 mil personas”, informó un comunicado del Ministerio vietnamita de Control de Inundaciones y Tormentas. Se espera que la tormenta llegue al país la mañana de hoy lunes, 24 horas después de lo previsto inicialmente, tras cambiar repentinamente de trayectoria, lo que obligó a realizar evacuaciones masivas en la provincia de Nghe An, en el norte, a unos 230 km de la capital, Hanoi.

Sin embargo, muchas de las 200 mil personas que fueron evacuadas en las provincias centrales el sábado pudieron volver a sus casas debido al cambio de trayectoria.

“Haiyan” avanza rápidamente hacia el norte/noroeste, a una velocidad de 35 km/h”, indicó la agencia de meteorología. Debería tocar tierra el lunes a las 07:00 (12:00 GMT) degradado a categoría 1 y con vientos de hasta 74 km/h, es decir, menos violentos que los picos de hasta 300 km/h registrados en Filipinas el viernes.

De esta forma, Vietnam llevó a cabo una de las operaciones de evacuación más importantes de su historia, según la prensa oficial.

AFP.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código