LA HABANA

Diálogo de paz se reanuda con nuevas tensiones

Santos declaró el domingo que las negociaciones deben concluir en noviembre de 2013 como límite máximo.

El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) retomarán con nuevas tensiones sus conversaciones de paz hoy, miércoles, en La Habana, luego de un receso de cinco días en que las autoridades aumentaron la presión sobre los rebeldes con declaraciones y acciones militares.

La delegación de la guerrilla, que encabeza su número dos Iván Márquez, dijo ayer martes que el gobierno de Juan Manuel Santos ha mostrado “incongruencia política”, al rechazar sumarse al cese del fuego unilateral de dos meses declarado por los rebeldes al comenzar el diálogo, el 19 de noviembre.

“El Gobierno da muestras de incongruencia política y su respuesta al gesto de las FARC es bélica”, declaró Andrés París, uno de los negociadores de las FARC, en una entrevista con la agencia cubana Prensa Latina.

París afirmó que las columnas de las FARC han cumplido el alto el fuego, aunque admitió que ha habido “pequeños incidentes sin ninguna importancia”.

Dijo que los delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) “están monitoreando en todo el país a través de sus estructuras la disposición unilateral de las FARC y nos daban la certeza de que estamos cumpliendo”.

París también saludó la disposición del guevarista Ejército de Liberación Nacional (ELN) de sumarse al proceso de paz.

“Saludamos el pronunciamiento del comandante Gabino (Nicolás Rodríguez) del ELN, que expresa nuevamente la disposición de participar en un proceso junto a nosotros”, dijo.

Los delegados del Gobierno, encabezados por Humberto de la Calle, llegarían desde Bogotá ayer martes en la noche a La Habana para participar en esta segunda ronda de pláticas, que estará destinada –igual que la primera– al tema de la tierra.

Los negociadores de las FARC permanecieron en Cuba durante el receso.

Durante la pausa, el Gobierno colombiano aumentó la presión sobre las FARC, al fijarles un plazo máximo de un año para alcanzar un acuerdo de paz y lanzar un ataque militar en el departamento de Nariño (suroeste), cerca de la frontera con Ecuador, en el que murieron unos 20 guerrilleros el sábado.

La guerrilla se reunió el domingo en La Habana con delegados del CICR, a quienes pidió ayuda para repatriar los restos de combatientes muertos en Ecuador en 2008, en un ataque en el que pereció el jefe rebelde Raúl Reyes, y para brindar atención médica a los guerrilleros en prisiones colombianas. Tanto el Gobierno como la guerrilla coincidieron en que hubo avances en la primera ronda de pláticas, del 19 al 29 de noviembre.

El propio Santos escribió el lunes en su cuenta de Twitter que este primer encuentro fue “positivo”, pero ha mantenido la presión sobre la guerrilla, con palabras y acciones militares.

Santos declaró el domingo que las negociaciones de paz deben concluir en noviembre de 2013 como límite máximo, justo un año después de comenzar.

En la primera ronda, ambas partes acordaron “poner en marcha la página web de la Mesa de Conversaciones para facilitar la difusión de los comunicados conjuntos y demás información proveniente de la mesa, así como abrir el espacio de participación virtual que establece el acuerdo”.

Esta página ( www.mesadeconversaciones.com.co) comenzará a operar el 7 de diciembre. Asimismo, las partes acordaron convocar a un foro sobre desarrollo agrario, del 17 al 19 de diciembre en Bogotá.

El tema de la tierra, primer punto de la agenda, fue el detonante de la rebelión campesina que dio origen a las FARC en 1964.

La agenda de las negociaciones incluye otros cuatro puntos: drogas ilícitas, participación política, abandono de las armas y reparación a las víctimas.

El conflicto colombiano, el más antiguo en América Latina, ha causado unos 600 mil muertos, 15 mil desaparecidos y 4 millones de desplazados, según cifras oficiales.

El grupo rebelde cuenta ahora con unos 9 mil 200 combatientes mayoritariamente replegados en zonas rurales del país.

Mientras, el líder de los negociadores del Gobierno colombiano en el proceso de paz con las FARC, Humberto de la Calle, instó ayer a la guerrilla a aclarar sin “ambigüedades” si tienen secuestrados en su poder y a que respondan a las víctimas. “(Las FARC) tienen que clarificar el tema del secuestro. La manera de afrontar el tema del secuestro no es con ambigüedades”, dijo De la Calle.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código