Juan Pablo II concluye gira

El Papa beatificó ayer en México a dos indígenas linchados por su fe hace tres siglos

El papa, Juan Pablo II, dio su bendición a los huesos de uno de los dos mártires indígenas que beatificó en la Basílica de Guadalupe.  El papa, Juan Pablo II, dio su bendición a los huesos de uno de los dos mártires indígenas que beatificó en la Basílica de Guadalupe.
El papa, Juan Pablo II, dio su bendición a los huesos de uno de los dos mártires indígenas que beatificó en la Basílica de Guadalupe.

MEXICO, DF (REUTERS).

Un emocionado Juan Pablo II se despidió ayer, jueves, de los mexicanos tras beatificar a dos indígenas linchados por su fe hace tres siglos, en la última etapa de una gira de 11 días que también lo llevó a Canadá y Guatemala.

“Me voy, pero no me ausento, pues, aunque me voy, de corazón me quedo”, dijo el Papa provocando el llanto de varios de los miles de asistentes a la colorida ceremonia de beatificación de Juan Bautista y Jacinto de los Angeles en la Basílica de Guadalupe, al norte de la Ciudad de México.

“México lindo, que Dios te bendiga”, agregó el Pontífice de 82 años, quien sufre de la enfermedad de Parkinson y dolores por artritis, antes de poner punto final a su gira número 97 y que comenzó en Canadá el 23 de julio.

Pese a su débil salud, el Papa subió las escalerillas hasta el avión de Aeroméxico que despegó a las 13:48 hora local (18:48 GMT) rumbo a Roma. En el aeropuerto, el pontífice fue despedido por el presidente Vicente Fox y parte de su gabinete.

Al abandonar la Basílica, los cerca de 24 mil asistentes a la ceremonia dentro y fuera del templo le despidieron cantando Cielito lindo, la tradicional melodía mexicana, y gritando “Juan Pablo segundo, te quiere todo el mundo”.

Cientos también le suplicaron a gritos en la Basílica: “Que se quede, que se quede”, “Juan Pablo, mi guía, quédate otro día”.

En el trayecto al aeropuerto de la capital mexicana, miles de personas se despidieron del pontífice portando banderas del Vaticano y globos con sus colores, blanco y amarillo.

México, el segundo país con mayor número de católicos en el mundo, fue la primera nación que Juan Pablo II visitó en 1979 como pontífice. Este fue el quinto viaje del Papa a México.

“Hay tristeza y hay alegría en todo México”, dijo Fox en el aeropuerto, tras conversar por unos minutos con el Papa.

“Ahora de regreso a trabajar, de regreso a atender nuestras responsabilidades, pero afortunadamente con más fortaleza, con más inspiración, con más compromiso después de esta maravillosa visita”, añadió.

Cientos de personas subieron a las azoteas de los edificios para “despedir” al Papa con el reflejo del sol en pequeños espejos que dirigieron hacia el avión, que sobrevoló la ciudad.

Al inicio de la ceremonia de beatificación, que el Papa encabezó con una estola con motivos indígenas que le fue obsequiada, una mujer de la etnia zapoteca lo “purificó” con hojas medicinales y “copal” o incienso del sur del país, siguiendo el rito precolombino.

En un momento, el Papa incluso siguió con su mano derecha el ritmo de una de las danzas tradicionales que bailaron durante la ceremonia un grupo de hombres con penachos de plumas en su cabeza. Indígenas regalaron al Papa finas piezas artesanales hechas de plata, barro y otros materiales.

Juan Bautista y Jacinto de los Angeles, dos indígenas convertidos católicos, fueron linchados por su pueblo por denunciar una reunión secreta para adorar a dioses prehispánicos.

La beatificación, que tuvo como fondo música tradicional, ocurrió un día después de la canonización de Juan Diego Cuauhtlatoatzin, el primer santo indígena, y tras un llamado del Papa a apoyar las aspiraciones de las etnias.

En México, donde viven 102 millones de personas, un 10% de la población es indígena, principalmente en los empobrecidos estados del sur del país. Por siglos, los indígenas han sido marginados del desarrollo y han clamado por mejores condiciones de vida.

Hace más de ocho años, la guerrilla zapatista se levantó en armas en el estado de Chiapas, en defensa de los derechos de los indígenas, y en estos momentos se encuentran congeladas las conversaciones de paz con el Gobierno.

El pontífice fue saludado en la mañana de ayer, jueves, por cientos de mariachis, que se apostaron en las calles aledañas a la representación vaticana.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

SEGURIDAD Advierten del aumento de las estafas telefónicas en Azuero

Exhortan a la población a presentar las debidas denuncias.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Abr 2019

Primer premio

1 8 6 7

DCCC

Serie: 8 Folio: 6

2o premio

2342

3er premio

1279

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código