EMPIEZA LA LXVII ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

Llamado a la acción

El secretario general de la ONU llamó a no mirar hacia otro lado mientras la espiral de violencia se sale de control en Siria.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, esbozó ayer martes un panorama preocupante sobre la situación del mundo al inaugurar la LXVII Asamblea General de la ONU en Nueva York.

“Tengo que hacer sonar las alarmas sobre el rumbo que hemos tomado como familia internacional”, dijo Ban al inicio del debate “Veo gobiernos que gastan ingentes cantidades de dinero en armas en lugar de invertirlo en su pueblo”, añadió.

Las personas esperan respuestas de Naciones Unidas. “Los pueblos quieren que les demos resultados. Ahora, no en algún momento más adelante”, señaló.

“La situación en Siria empeora día a día. Ya no se limita a Siria, sino que es una calamidad regional con ramificaciones mundiales”, alertó al inaugurar la nueva sesión de debates, en la que hablaron, entre otros, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, el estadounidense Barack Obama y el francés François Hollande.

Para la ONU, el mundo ve ahora cómo se extiende “la inseguridad, la injusticia, la desigualdad y la intolerancia”, como demuestra la larga lista de conflictos que tiene en agenda y entre los que el que más preocupa es el sirio, donde las posibilidades de diálogo son inexistentes y el drama humanitario crece por momentos.

Ban aseguró que detener los crímenes en Siria es “el deber de nuestra generación” y pidió por enésima vez a la comunidad internacional “que no mire hacia otro lado mientras la espiral de violencia se sale de control”.

Recordó a los líderes reunidos en el plenario de la ONU que Oriente Medio centra las prioridades del organismo, ya que, además del conflicto sirio, se debe evitar a toda costa un conflicto entre Israel e Irán que sería “devastador” y además hacer que el proceso de paz con los palestinos se desatasque.

La preocupación de Ban por esos asuntos tuvo eco en los discursos de los principales mandatarios, desde Obama a Rousseff, pasando por Hollande, el indonesio Susilo Bambang Yudhoyono y sobre todo el emir de Qatar, Hamad Bin Jalifa al Zani.

Al Zani pidió una intervención militar de los países de la Liga Árabe en Siria para detener “la situación inaceptable” que vive el país y favorecer el inicio de una transición pacífica.

Hollande anunció ante la ONU que Francia reconocerá “a un gobierno provisional, representativo de la nueva Siria libre, tan pronto como sea formado”, al que también exigirá garantías para todas las comunidades religiosas y étnicas del país.

Obama fue menos efusivo y, tras señalar que el régimen de Bashar al Assad “debe concluir para que concluya el sufrimiento del pueblo sirio” y prometer “sanciones y consecuencias” para los opresores, pidió al mundo árabe que proteste contra “un régimen que tortura niños y dispara cohetes contra edificios de apartamentos”.

La tensión con Irán también recibió la atención del mandatario estadounidense, quien dijo que hará “lo que deba hacer” para evitar que Irán obtenga un arma nuclear y reiteró que el tiempo para una solución diplomática “no es ilimitado”.

Rousseff, por su parte, aseguró que la posibilidad de una intervención militar en Siria sin la autorización del Consejo de Seguridad sería “ilegal, aunque para algunos sea aceptable”.

El presidente de Indonesia lamentó que “el sistema internacional actual no puede resolver el conflicto en Siria”, pero pidió “unidad” al Consejo de Seguridad para actuar y detener “el empeoramiento de la violencia y la catástrofe humanitaria” sobre el terreno.

El mandatario además pidió la creación de un “instrumento internacional que impida la instigación a la violencia basada en religiones o creencias” como la surgida en países musulmanes a raíz del video satírico sobre Mahoma, asunto que recibió la condena de todos los mandatarios que intervinieron hasta ahora en la Asamblea.

Con todos esos temas de trasfondo y ante férreas medidas de seguridad, arrancaron así unos nuevos debates en la Asamblea General, donde también participó ayer la argentina Cristina Fernández, así como mandatarios de otros países latinoamericanos, como la República Dominicana, Honduras, Panamá y El Salvador, También participó el presidente afgano, Hamid Karzai, así como del presidente español, Mariano Rajoy, que por primera vez comparece ante la Asamblea General, donde quiere defender la candidatura de España al Consejo de Seguridad.

Hasta el próximo 1 de octubre, fecha de los últimos debates, pasarán por la sede central de Naciones Unidas más de 120 jefes de Estado y de Gobierno, y centenares de ministros, de quienes Ban espera que demuestren “su compromiso para hacer de este mundo un lugar mejor para todos”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código