Narcotráfico y política, un coctel polémico en comicios mexicanos

Según Calderón, el crimen organizado presiona a los votantes y compra candidatos.

A medida que el ánimo electoral se calienta en México, el Gobierno introdujo en el debate la infiltración de la política por parte del narcotráfico, algo que ha generado una polémica con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que ve en los señalamientos una artimaña para frenar su regreso al poder.

“Al Gobierno le exigimos que no haga de este tema un arma para minar la confianza en las autoridades electorales, socavar el proceso o agredir a partidos y candidatos”, reclamó el flamante presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell.

Pero el presidente Felipe Calderón no ha dejado de insistir en las últimas semanas en que el crimen organizado ya ha mostrado, como un monstruo invisible pero real, su capacidad de presionar a los votantes, comprar candidatos o liquidarlos si le molestan. “Es un problema grave, y no es una cosa ni personal ni partidista”, afirmó Calderón.

“En Michoacán, amigos, el crimen amenazó y bajó de la candidatura a 50 candidatos más o menos, de todos, del PRI, del PAN y del PRD, porque les dijeron ´o te alineas con nosotros, o te desaparecemos´. Renunciaron”. La polémica empezó después de los comicios del 13 de noviembre en el violento estado de Michoacán, ganados por el PRI.

La hermana de Calderón, Luisa María, candidata a gobernadora del Partido Acción Nacional (PAN), denunció que el narcotráfico había metido la mano. El mismo día de las elecciones el diario a.m. del municipio de La Piedad, el de mayor circulación en la zona, tuvo que publicar por la fuerza un mensaje sin firma en el que se amenazaba de muerte a los ciudadanos que votaran por el PAN o portaran propaganda del partido.

Días antes había sido asesinado el alcalde de La Piedad, Ricardo Guzmán, miembro del PAN y muy cercano a la familia Calderón. El grupo multimedia Milenio difundió unas grabaciones telefónicas en las que un presunto operador del cartel de La Familia Michoacana pedía votar en el municipio de Tuzantla por el candidato a alcalde del PRI.

Y les advertía: “El que vote por el PRD (izquierda) se le va a matar a un familiar”, ya que, según el operador, el Partido de la Revolución Democrática estaba coludido con el grupo rival de Los Caballeros Templarios. El PRI, que encabeza las preferencias electorales rumbo a las elecciones presidenciales del 1 de julio de 2012 con su precandidato Enrique Peña Nieto, ha visto en las denuncias de Calderón una maniobra para incidir en el proceso electoral.

Sin embargo, “la narcopolítica, el hecho de que el crimen organizado infiltre sectores del Estado, es una realidad en el país”, dijo a la agencia dpa el analista político Ezra Shabot.

“Estamos hablando de un crimen organizado que tiene mucho dinero, y estas elecciones, aunque las leyes lo prohíban, se van a ganar con dinero, dinero y más dinero”. Ningún partido está exento “de que se le cuelen”, afirmó.

El crimen organizado tiene más posibilidades de colarse en las elecciones a nivel municipal.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código