La ONU confirma que régimen de Assad está disparando misiles Scud

Rusia aclaró que no tiene intención de intentar persuadir al presidente sirio para que dimita.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, confirmó ayer que Siria está usando sus misiles Scud y calificó la maniobra de acto de un “régimen desesperado”.

“Puedo confirmar que hemos detectado el lanzamiento de misiles del tipo Scud”, respondió Rasmussen a un periodista que le preguntó de manera directa sobre el tema. “Lo considero actos de un régimen desesperado próximo al colapso”, añadió.

El hecho de que hayan sido usadas estas armas subraya “la necesidad de una defensa eficiente y la protección de nuestro aliado Turquía”, indicó.

Hasta ahora ningún misil impactó en territorio turco, pero es una posibilidad, dijo Rasmussen, y por ello la OTAN ha decidido estacionar en Turquía los misiles antiaéreos Patriot.

La prensa turca informó ayer de la entrega a Turquía de las primeras partes de los seis sistemas de misiles de defensa antiaérea que se espera estén desplegados a finales de enero.

Mientras, combates y bombardeos en Siria dejaron ayer 90 muertos, la mayoría en la provincia de Hama y la región de Damasco.

El jueves murieron 160 personas, según la oposición.

En Hamma, al menos cuatro rebeldes perdieron la vida y se produjeron explosiones en el barrio de Qamhana, a las afueras, donde los rebeldes están atacando a las tropas del Gobierno. En la norteña ciudad de Aleppo murieron entretanto siete rebeldes en enfrentamientos con los militares, según el Observatorio para los Derechos Humanos.

Las tropas gubernamentales y de la oposición siria se enfrentaron ayer cerca de la zona donde se encuentra la sede de la Guardia Presidencial en los suburbios de Qudsaya y Hamma en Damasco, según informó a DPA una fuente opositora.

También aseguró que el Ejército Sirio Libre tomó el control de una base militar en el área de Al Maliha, también a las afueras de la capital. A su vez, la televisión estatal habló de fuertes combates entre las tropas gubernamentales y “terroristas”, tal como se refiere el régimen a los rebeldes.

Los combates se producen en los alrededores de Damasco desde hace semanas, lo que ha aumentado los rumores de que el presidente Bashar al Assad podría caer.

El Gobierno ruso, aliado del régimen sirio, dejó ayer claro que no tiene intención de intentar persuadirlo para que dimita.

“No nos ocupamos de un cambio de gobierno”, explicó el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, en declaraciones al canal de televisión en inglés Russia Today. Al parecer, algunas potencias regionales querrían que Moscú intentase convencer a Al Assad para que se aparte del cargo.

“Mi respuesta es sencilla: si quienes nos lo piden de verdad lo quieren, deberían hablar directamente con el presidente Al Assad”, dijo Lavrov. “¿Por qué nos utilizan como carteros?”, se preguntó el ministro.

La oposición siria mostró ayer su preocupación por la creciente violencia entre rebelde suníes y las minorías religiosas del país.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código