Pacífico sur recurre al agua embotellada

Los cultivos se marchitan, las escuelas han cerrado sus baños y los funcionarios se asean en lagunas debido a una severa escasez de agua potable en una franja del Pacífico sur.

Los archipiélagos de Tuvalu y Tokelau han declarado emergencias, dependen del agua embotellada y buscan más plantas desalinizadoras. Partes de Samoa han comenzado a racionar el agua.

El suministro de agua potable ha descendido precariamente tras una severa falta de lluvias en una región en la que las fuentes subterráneas se han contaminado con agua salada a causa de la elevación de los mares, que los científicos vinculan al cambio climático.

Aunque nadie ha sufrido sed todavía, las autoridades están preocupadas por la logística para abastecer a cada persona con suficiente agua a fin de que sobreviva y ante los problemas potenciales de salud que pudieran surgir. Y persiste la interrogante sobre la forma en que las islas maniobrarán a largo plazo.

“Oramos para que las cosas cambien”, dijo el funcionario Jovilisi Suveinakama, en Samoa.

Las islas atraviesan un período de sequía debido al bajo nivel de lluvias que han tenido en seis meses.

Los científicos aseguran que esta sequía forma parte de un patrón climático cíclico en el Pacífico conocido como La Niña, y pronostican que la situación no amainará en los próximos meses.

La elevación del nivel de los mares agrava el problema debido a que el agua salada se filtra en las fuentes subterráneas de agua dulce, la cual se extrae desde pozos.

En los tres principales atolones que conforman el remoto archipiélago de Tokelau, los mil 400 lugareños se quedaron sin agua dulce la semana pasada y dependen de un suministro de agua embotellada para siete días que se les envió desde Samoa, dijo Suveinakama.

Suveinakama dijo que Tokelau, territorio de Nueva Zelanda, ha canalizado recursos de emergencia para la compra de máquinas desalinizadoras que convierten el agua salada en agua potable. El funcionario expresó confianza en que las máquinas sean enviadas pronto.

En Tuvalu, una nación de menos de 11 mil habitantes formada por atolones de muy baja altura, el dirigente del equipo de la Cruz Roja, Dean Manderson, describió la situación como “bastante terrible”.

Manderson dijo que en la isla de Nukulaelae sólo quedaban 16 galones de agua dulce para 350 habitantes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código