COLOMBIA SE PREPARA PARA LA ERA POSCANO

Santos emplaza a las FARC

Para la historia queda que el jefe guerrillero murió en El Chirriadero, cerca de La Salvajina, entre Suárez y Morales.

En seguida de que tropas estatales mataron al máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el presidente Juan Manuel Santos le dijo a la guerrilla que “la puerta del diálogo no está cerrada con llave”, pero condicionó el diálogo al cese del terrorismo y demuestren que desean dejar las armas.

“Es el momento de desmovilizarse. Es el momento de tomar la decisión de dejar las armas, porque como lo hemos dicho tantas veces, la alternativa es una cárcel o una tumba”, expresó el mandatario en rueda de prensa.

“Insisto: necesitamos señales muy claras y necesitamos que cese el terrorismo y que nos demuestren a los colombianos” que desean dejar las armas, añadió Santos al hablar desde un sede militar en Popayán, capital del departamento de Cauca, 370 km al suroeste de Bogotá.

TRES BALAS

El jefe rebelde pereció de tres tiros de fusil. Probablemente un Galil de tropas de asalto el ejército, que impactaron en el lado derecho del cuello, la ingle y la cadera, describió la directora nacional del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía (CTI), Maritza González.

La muerte del líder rebelde estaba entre los objetivos de las autoridades colombianas. “Desde que era yo ministro de Defensa en el año 2006, ese (Cano) era un objetivo de alto valor”, expresó Santos, quien confesó que al saber la noticia del deceso y reconocer la dimensión que tenía “se me aguaron los ojos, una que otra lágrima (salió) de la emoción”.

La jefa del CTI reveló que cuando llegaron al punto donde murió Cano a primera vista sabíamos que era él; como (su muerte) no fue con bomba, el cuerpo no estaba destrozado. Aunque la cara afeitada desorientó momentáneamente a las tropas que lo buscaban, admitió.

El líder insurgente estaba desarmado, dijo González. Con Cano cayeron otros tres rebeldes (dos hombres y una mujer).

En el área donde estaba el jefe rebelde las autoridades encontraron siete computadoras, 39 memorias USB y 194 millones de pesos (unos $102 mil), reportó el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón.

FUTURO INCIERTO

Luego de la muerte del Cano, el panorama para el grupo guerrillero es incierto. Analistas colombianos coincidieron en señalar que es un “golpe medular” a la estructura de las FARC, pero se mostraron escépticos en si obligará a los rebeldes a dialogar con Santos.

El ex alto comisionado para la Paz Camilo Gómez fue contundente al señalar que “las FARC no se acaban; para ellos es muy importante mostrar que la muerte de un jefe no significa un proceso de entrega o rendición”.

Ariel Ávila, de la no oficial Corporación Nuevo Arco Iris, dedicada al estudio del conflicto interno, dijo telefónicamente que las FARC a pesar de la muerte de Cano no negociarán fácilmente , incluso con Cano las FARC “no tenían claro qué negociar, cómo negociar, cuándo negociar”.

Otros expertos pidieron no desestimar las graves repercusiones al interior de las FARC a causa de la muerte de su máximo dirigente.Con el deceso de Cano, explicó el analista en seguridad y conflicto Alfredo Rangel, “las FARC entran en una crisis de liderazgo” porque no tienen un líder con el suficiente reconocimiento y legitimidad que pueda reemplazarlo.

LA PREGUNTA

¿Quién reemplazará a Alfonso Cano en la jefatura de las FARC? La lista más probable la conforman tres líderes que hoy hacen parte del secretariado de siete miembros: Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko; Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, y Milton Jesús Toncel, alias Joaquín Gómez.

Gómez, que los conoció a los tres durante los frustrados diálogos de paz a fines de los años ´90, dijo de Iván Márquez que es “más práctico, menos teórico, menos dogmático (que Cano); pero es también un convencido del comunismo”.

A Joaquín Gómez lo describió como alguien discreto; es “en conjunto uno de los mejor formados militar y políticamente”. Timochenko es, por su parte, “un personaje de muy bajo perfil, pero de amplia ascendencia en la guerrilla.

De líder estudiantil a guerrillero colombiano

Alfonso Cano, el máximo líder de la guerrilla colombiana de las FARC, pasó de ser un líder estudiantil comunista al rebelde más buscado. Su verdadero nombre era Guillermo León Sáenz Vargas, nació el 22 de julio de 1948 en Bogotá y era considerado el intelectual más destacado de las FARC, por lo que se desempeñó como el principal ideólogo político del grupo rebelde.

Con 63 años y después de una militancia de más de tres décadas en las filas rebeldes, el Gobierno ofrecía por él una recompensa de $3.7 millones de dólares.

Cano nació en una familia de clase media, en un hogar conformado por una profesora y un agrónomo. Fue el quinto de siete hermanos. Ingresó a la Universidad Nacional de Colombia en 1968 en momentos en que estaba en pleno auge la revolución cubana, ganaba espacio la izquierda en América Latina y en el país comenzaban su lucha armada las FARC y el Ejército de Liberación Nacional. Según fuentes de seguridad, combinó sus actividades académicas con las clandestinas entre 1974 y 1980. Detenido en 1981 durante un allanamiento, estuvo preso 18 meses y recibió una amnistía en la presidencia de Belisario Betancourt.

Cano ascendió rápidamente hasta que fue nombrado miembro del Secretariado, el máximo órgano de dirección política y militar del grupo guerrillero. Su rápido ascenso se debió a la confianza y cercanía con Jacobo Arenas, ideólogo histórico de las FARC, así como al respeto hacia Manuel Marulanda y los viejos dirigentes agrarios que fundaron el grupo rebelde.

El líder guerrillero estuvo al frente de la delegación negociadora de las FARC durante los diálogos de paz en Caracas en 1991 y Tlaxcala, México, en 1992. Años después, en la negociación de paz durante el gobierno del presidente Andrés Pastrana, entre 1999 y 2002, mantuvo un bajo perfil.

Pese a su orientación política e ideológica, las autoridades lo acusaron de decenas de crímenes que incluyen asesinatos, masacres, secuestros y extorsiones.

Odiseo

El comienzo del fin de Alfonso Cano comenzó hace tres años, cuando fue designado jefe máximo de las FARC tras la muerte de Tirofijo.

La inteligencia del Estado comenzó a diseñar acciones para encontrarlo. El punto de quiebre se dio cuando el jefe guerrillero salió del Cañón de las Hermosas, uno de los más agrestes terrenos de los Andes colombianos, en el suroeste, en donde se movía sin problemas. La situación se le complicó cuando el acoso de las tropas lo obligó a salir de su santuario. Hace tres meses, fuentes de inteligencia, combinadas con elementos tecnológicos, ofrecieron informes certeros: Cano estaba fuera de su madriguera y se movía hacia la cordillera Occidental, en el Cauca.

Este viernes se puso en marcha el plan, con la participación de 15 aeronaves, incluidos helicópteros “arpía”y un avión de inteligencia y artefactos para lanzar “bombas inteligentes”.

En la operación bautizada “Odiseo”, participaron unos mil hombres en el terreno y se inició hacia las 8:30 de la mañana del viernes.

Tras el bombardeo al campamento, enclavado en la parte alta de una montaña cercana a la represa de la Salvajina, en el Cauca, Cano escapó con vida con 14 de sus hombres. En la huida perdió sus gafas, su billetera, su pistola, un computador y otras pertenencias que permitieron confirmar que estaba en el área.

Las tropas estrecharon el círculo, simularon una búsqueda rápida y se retiraron. Cano, oculto entre la vegetación, creyó que la tropa se había retirado, como lo había hecho otras veces; pero, los soldados regresaron y se inició un combate. Al caer la tarde, Cano estaba muerto.

Para la historia queda que Cano murió en el Chirriadero, cerca de La Salvajina, entre los municipios de Suárez y Morales.

EFE.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código