TURQUÍA

Tensión tras llegada de 130 mil refugiados

El arribo al país de un número tan elevado de desplazados en apenas cuatro días es un fenómeno inédito.
Las fuerzas de seguridad turcas recurrieron a gases lacrimógenos y cañones de agua a presión para dispersar a manifestantes que pretendían cruzar la frontera. EFE. Las fuerzas de seguridad turcas recurrieron a gases lacrimógenos y cañones de agua a presión para dispersar a manifestantes que pretendían cruzar la frontera. EFE.
Las fuerzas de seguridad turcas recurrieron a gases lacrimógenos y cañones de agua a presión para dispersar a manifestantes que pretendían cruzar la frontera. EFE.

Turquía se enfrentó ayer al desafío de gestionar una enorme oleada de refugiados kurdos de la vecina Siria, que alcanza ya unas 130 mil personas, y evitar al mismo tiempo que turco-kurdos se unan a los combates al otro lado de la frontera.

La jornada en la zona fronteriza entre Turquía y Siria cerca del pueblo de Suruc fue de alta tensión, y las fuerzas de seguridad turcas recurrieron a gases lacrimógenos y cañones de agua a presión para dispersar a manifestantes que pretendían cruzar la frontera para luchar con las milicias kurdas en el país árabe.

Cientos de jóvenes kurdos llegaron en los últimos días procedentes de varias partes de Turquía para intentar pasar a la ciudad sirio-kurda de Kobane, conocida en árabe como Ayn al Arab, y luchar allí contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Esos jóvenes llegaron tras un llamamiento de la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) para luchar contra los yihadistas, que han capturado un centenar de pueblos kurdos en Siria y se teme que perpetren una matanza contra los civiles.

Los jóvenes apedrearon ayer a las fuerzas de seguridad que no les permitían cruzar las fronteras para unirse a las milicias kurdas en Siria, consideradas por su secularismo como “apostatas” por los radicales de EI, según las imágenes retransmitidas en directo por las televisiones turcas.

Según datos oficiales, al menos unos 130 mil ciudadanos sirios se han puesto a salvo en Turquía desde que las autoridades abrieron la verja frente a Kobane, aunque el diario turco Hürriyet elevó ayer esa cifra a unos 200 mil desplazados.

El viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus, advirtió ayer de que el número de refugiados podría crecer hasta “cientos de miles”. Aunque la guerra civil en Siria ya ha empujado a más de un millón de personas a buscar refugio en Turquía en los últimos tres años y medio, la llegada de un número tan elevado de desplazados en apenas cuatro días es un fenómeno inédito. “No sabemos cuántos pueblos más pueden ser atacados, cuántas personas más pueden verse obligadas a buscar refugio. No lo sabemos”, dijo Kurtulmus en declaraciones a la prensa local.

“Una fuerza sin ningún control en el otro lado de la frontera está atacando a la población civil. La magnitud del desastre es peor que el de un desastre natural”, agregó el ministro.

Según la cadena NTV, los refugiados han pedido a las autoridades turcas que les dejen cruzar la frontera con sus coches, algo que, por el momento, se les ha denegado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código