Tribunal ordena al estado alemán de Hesse indemnizar al asesino de niño

El caso dividió las opiniones entre el rechazo a la tortura y la prioridad de salvar la vida del chico.

El estado federado alemán de Hesse (oeste) deberá indemnizar con 3 mil euros (unos $4 mil 300 ) al secuestrador y asesino de un menor, actualmente en la cárcel, que fue amenazado con ser torturado para tratar de hacerle confesar el paradero del niño, de 11 años.

La Audiencia de Frankfurt dictó ayer jueves sentencia a favor del querellante, Magnus Gfgen, de 36 años, quien reclamaba 10 mil euros (unos $14 mil 300) por las secuelas psíquicas sufridas como consecuencia de las amenazas de tortura que le hizo la policía durante el secuestro.

El caso se remonta a septiembre de 2002, cuando Gfgen secuestró a Jakob von Metzler, hijo de un banquero, al que ahogó poco después de haberlo raptado, tras lo cual escondió su cadáver a orillas de un lago.

Pese a la muerte de su rehén, el secuestrador –que había sido profesor del muchacho– siguió exigiendo y cobró el dinero del rescate, un millón de euros ($1.43 millón).

Al día siguiente de hacerse con ese botín, Gfgen fue detenido con su novia en el aeropuerto, tras lo que empezó el interrogatorio.

En una primera declaración reveló el hipotético paradero del muchacho, que resultó falso, tras lo cual el subdirector de la policía de Frankfurt le amenazó con torturas insufribles para arrancarle una confesión.

Por entonces el policía confiaba aún en encontrar al niño con vida y, según explicó posteriormente, con su amenaza trató simplemente de salvar la vida del menor.

El secuestrador y asesino fue condenado en julio de 2003 a cadena perpetua.

El subdirector de la policía Wolfgang Daschner fue suspendido poco después de servicio por su forma de proceder y condenado a pagar una multa de 10 mil euros por coacción al detenido.

La audiencia consideró que con la amenaza de tortura se vulneraron los derechos del sospechoso, aunque rebajó la indemnización a 3 mil euros.

El caso de Gfgen levantó en su momento una fuerte polémica en Alemania y dividió las opiniones entre el rechazo tajante a la tortura y la prioridad de tratar de salvar la vida de un rehén, en este caso un niño.

Gfgen era en el momento de su secuestro estudiante de derecho y exprofesor particular del menor, al que secuestró cuando regresaba a su casa en el autobús de la escuela.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código