Agoniza plan de paz de Annan

Violencia cruza dos fronteras

Ayer 153 personas murieron, denunció la red de activistas opositores Comités de Coordinación Local.

El sangriento conflicto en Siria traspasó ayer lunes dos fronteras, con la muerte de un camarógrafo en Líbano y con al menos cinco heridos en un campamento en Turquía, por disparos efectuados al otro lado de la tensa línea limítrofe, informaron autoridades.

Los nuevos hechos de violencia surgieron luego de que prácticamente se derrumbó un plan de paz negociado por Naciones Unidas, y agravaron los temores de que el levantamiento pueda degenerar en un conflicto más amplio e incluso internacional, al involucrar a los países vecinos.

También ayer al menos 153 personas murieron, entre ellas 35 mujeres y niños, denunció la red de activistas opositores Comités de Coordinación Local. Según la fuente, el mayor número de víctimas mortales se registró en las localidades de Homs (centro) y Alepo (norte), escasas horas antes de la eventual entrada en vigor del plan de paz propuesto por el mediador internacional Kofi Annan y aceptado con reservas por el régimen y los opositores.

Ali Shaaban, camarógrafo del canal de televisión Al Jadeed, grababa imágenes en Wadi Jaled, una zona del norte de Líbano, cuando fue alcanzado en el pecho por una bala, informaron funcionarios libaneses de seguridad.

Los disparos provinieron de la aldea cercana de Armouta, en Siria, añadieron los funcionarios.

Shaaban, nacido en 1980, falleció durante su traslado a un hospital.

Horas antes, las fuerzas sirias dispararon desde su territorio hacia un campamento de refugiados en Turquía, donde hirieron por lo menos a cinco personas, informaron las autoridades.

Los soldados sirios habrían disparado contra varios insurgentes que trataron de escapar hacia el campamento después de emboscar un retén militar, de acuerdo con el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que basó su información en personas que se encuentran en la zona.

En Turquía se encuentran miles de refugiados que han huido de Siria, mientras el presidente Bashar al Assad trata de aplastar una revuelta contra su régimen.

DENUNCIAN EJECUCIONES

Al menos un centenar de personas, en su mayoría civiles, ha muerto en ejecuciones sumarias llevadas a cabo por las fuerzas leales al régimen de al Assad en los últimos meses, informó ayer la organización de derechos humanos Human Rights Watch (HRW).

En su informe titulado A sangre fría, la organización documenta el asesinato de 101 personas desde finales de 2011 por parte de las fuerzas de seguridad y los matones del régimen o shabiha.

El documento está basado en testimonios que HRW obtuvo directamente en las provincias de Idleb (norte) y Homs (centro), donde murieron al menos 85 civiles sirios, entre ellos niños y mujeres, que no habían participado en la lucha armada contra el régimen.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código