El ajedrez político del escenario venezolano

Muerto Hugo Chávez, Nicolás Maduro asume el control, tal como lo deseó el comandante. Henrique Capriles se mantiene como la mejor apuesta opositora y Diosdado Cabello ha decidido esperar su turno.

A Venezuela le esperan días complicados. Muerto el líder, tres son los nombres que flotan en un escenario político cargado de interpretaciones políticas y expectativas socioeconómicas.

Nicolás Maduro: el ungido

Cuando el 10 de octubre de 2012 Hugo Chávez anunciaba que Nicolás Maduro sería su vicepresidente, el nombramiento se interpretó como un premio a la lealtad que el hasta entonces ministro de Exteriores había demostrado al “comandante”.

Tres días antes, el 7 de octubre, Chávez había logrado su reelección para un tercer período, con 55% de los votos. Los venezolanos demostraban así que lo seguían queriendo, pese a los discursos de la oposición. Con la designación, Maduro escalaba un peldaño más en su carrera política, una que empezó en la Liga Socialista.

Izquierdista, incondicional, sin mayor brillo y de palabras escasas -según El Nuevo Herald-, Maduro conoció a Chávez mientras este estuvo preso tras el intento de golpe de estado de 1992.

En 1998, cuando Chávez se lanzó al juego electoral, Maduro lo apoyó a través de la alianza que surgió de la “fusión” de la Liga Socialista, el Frente Guerrillero Antonio José Sucre y el Movimiento de Izquierda Revolucionario, que formaron el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Chávez había formado el Movimiento V República (MVR), aunque en 2007 dejó de existir para ser parte del PSUV.

Como ministro de Exteriores, Maduro cumplió los mandatos de Chávez: consolidó los bloques regionales del ALBA y Unasur, estrechó sus alianzas con Irán, Rusia y China y trabajó para mejorar las relaciones con Colombia.

El Nuevo Herald destaca cómo Chávez, quien solía dirigirse con dureza a algunos de sus ministros, era en cambio muy cordial y afectuoso con Maduro.

A Maduro, ciertamente, el destino lo ha puesto en una situación complicada. O lo puso ahí Chávez, quien antes de partir a su cuarta operación a Cuba -por un cáncer del que hasta ahora nadie ha brindado detalles- dijo que, si se presentara “alguna circunstancia” que lo inhabilitara para continuar en la Presidencia, Maduro debía concluir. “Mi opinión firme, absoluta, total, irrevocable es que ustedes elijan a Nicolás Maduro como nuevo presidente de Venezuela”, dijo Chávez.

Maduro ha quedado al frente de Venezuela, aunque los expertos constitucionalistas dicen que allí debería estar Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea.

Lo cierto es que, como establece The New York Times, Venezuela enfrenta hoy un escenario político incierto porque falleció el carismático líder de la revolución socialista y “Maduro está lejos de tener la conexión que Chávez tenía con los más pobres de Venezuela”.

Henrique Capriles: el opositor

Tiene 40 años, nació en una familia adinerada y, al frente de la Unidad Democrática -la alianza que reúne a varios partidos de oposición-, logró que 6.5 millones de venezolanos le dieran el voto en octubre pasado, en las elecciones en las que se disputó la Presidencia con Hugo Chávez.

Descendiente de judíos aunque fiel creyente de la virgen María, su familia tiene varios negocios inmobiliarios, industriales y de entretenimiento, razones por las que Hugo Chávez -durante la última campaña presidencial- lo llamó repetidamente el candidato de la “burguesía y la oligarquía”.

Abogado de profesión, durante la pasada campaña electoral presentó un plan de trabajo que tenía a la educación como prioridad, y además prometió combatir la inseguridad, elevar los salarios y mantener los programas sociales que tanta simpatía le ha supuesto al PSUV. El candidato opositor negó, además, que tuviera intenciones de imponer un plan de medidas económicas neoliberales.

Pese a su tono sobrio y sus propuestas interesantes, Capriles perdió, con 44% de los votos. Pese a la derrota, el diario El Mundo afirma que logró convertirse en un líder opositor importante, y los analistas dijeron que solo necesitaba tiempo para superar al chavismo.

Ahora, aunque se presenta otra vez como el candidato más viable de la oposición en las elecciones anticipadas, la muerte de Chávez podría convertirse en un revés político, ya que los analistas afirman que la próxima contienda no será entre Capriles y Maduro, sino entre Capriles y el mito de Chávez.

Diosdado Cabello:la sombra

Al hoy presidente de la Asamblea Nacional se le define, sobre todo, como un gran estratega. Graduado de la Academia Militar de Venezuela, siendo teniente apoyó a Hugo Chávez en el intento golpista contra el presidente Carlos Andrés Pérez, en 1992. En la revuelta murieron 17 militares y hubo más de 50 heridos.

Luego de fracasado el golpe y del encarcelamiento, en 1998 se le vio otra vez junto a Chávez, cuando este se lanzó al rodeo electoral que lo llevaría a su primer mandato.

Cabello era entonces un destacado dirigente del Movimiento V República (MVR) y el opositor Capriles se convertía en el diputado más joven de la historia de Venezuela.

Mucho se ha insistido que, tras la muerte de Chávez, debería ser Cabello -y no Maduro- quien tome el control del país porque así lo manda la Constitución. Pero ayer mismo se hizo oficial que será el vicepresidente el que asumirá la responsabilidad, tal como lo deseó Chávez. A Cabello, en todo caso, parece no perturbarle. Ya en 2002, tras el intento de golpe contra Chávez realizado por el sector empresarial del país, Cabello se vio obligado a hacerse a un lado, luego de varios años de “cordial relación” con el empresariado del país. Al parecer, esa cercanía generó desconfianzas entre el chavismo.

Luego Cabello perdió en 2008 la gobernación de Miranda ante Capriles y, según El País, el comandante nunca se lo perdonó.

A pesar de todo, Cabello ocupó después varios cargos públicos y en 2010 ganó un escaño en la Asamblea Nacional. El País afirma que el diputado prefiere ahora seguir a la sombra y acatar la voluntad política del líder, a la espera de que Maduro “se desgaste” para asumir el relevo luego.

(Basado en servicios internacionales)

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código