MATRIMONIO Y DERECHO A ADOPCIÓN PARA HOMOSEXUALES

Los franceses están divididos

Según recientes encuestas, 63% de los franceses apoyan el matrimonio gay, pero el respaldo cae al tratarse de la adopción, que cuenta con 49% de apoyo.

“Se trata de tener los mismos derechos. Nada más. Ni nada menos”, puede oírse en algunos bares del este de París. Ese “ni más ni menos” que reclaman los homosexuales divide en estos días las aguas de Francia.

Lo que en un principio fue una de las promesas de campaña más populares del actual presidente François Hollande, ha detonado fuertes protestas.

El Parlamento galo debate desde ayer martes el matrimonio gay y el debate incluye un aspecto que no solo en Francia es particularmente controvertido: el de la adopción de niños por parejas homosexuales.

Después de diversas manifestaciones a favor y en contra de la nueva disposición en las calles del país, ahora la palabra la tiene el Parlamento.

La propuesta, de más de 5 mil 300 páginas y que incluso contempla la posibilidad de permitir la poligamia, será sometida a debate primero en la Asamblea Nacional durante dos semanas.

Sin rodeos, el socialista David Assouline dice que es “irrisorio”. Y las protestas no se hicieron esperar.

Hace pocos meses fue la iglesia católica la que se alzó en contra de los planes gubernamentales diciendo que una familia solo podía estar constituida por un hombre, una mujer y niños.

La postura se vio rápidamente respaldada por los representantes de otras confesiones: musulmanes y judíos marcharon a la par de los católicos. Y ahora al debate se sumó la oposición conservadora de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), inmersa hasta hace poco en las disputas por quién asumiría el liderazgo de la agrupación.

El tema central del actual debate es el parágrafo 143 del Código Civil, donde en un futuro, de ser aprobada la propuesta, diría: “El matrimonio es sellado por dos personas de distinto o de igual sexo”. A ese parágrafo remiten otros 14 artículos, entre ellos, el que establece el derecho a la adopción, un derecho del que los gais y lesbianas de muchos países no pueden más que soñar.

La ministra de Justicia, Christiane Taubira, expresó claramente su postura: “No existe ninguna razón por la cual los niños de parejas heterosexuales deban tener seguridad jurídica y los niños de homosexuales no. Eso es lo que corregiremos”.

No obstante, el gobierno socialista parece haber subestimado las reacciones que suscitaría la propuesta en la Francia conservadora. A fines de 2012 miles de personas salieron a las calles. Más de 2 mil alcaldes firmaron una petición pidiendo no ser obligados, en su calidad de funcionarios, a celebrar matrimonios homosexuales.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código