GUATEMALA. PRIMER AÑO DE GOBIERNO DE OTTO PÉREZ MOLINA

Una gestión con muchas tareas pendientes

Una de las promesas del mandatario era la reforma constitucional, que de momento está postergada hasta el segundo semestre de 2013.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, cumple mañana lunes su primer año de gobierno aún con mucho trabajo por hacer Este militar retirado asumió la presidencia el 14 de enero de 2012 cuando juró su cargo tras haber vencido en las urnas con 4 millones 120 votos.

CORRUPCIÓN

A finales del año pasado, Pérez Molina declaró en torno al Estado guatemalteco que “si tuviera que calificarlo, diría que estamos en un 50% de corrupción”.

Este porcentaje se daría, según palabras del mandatario, en instituciones públicas enfocadas en luchar contra el crimen y la violencia.

Además el presidente admitió que “es una realidad que no podemos obviar. Estos grupos han penetrado, se han infiltrado” en la Fiscalía, la Policía Nacional Civil u otros organismos estatales.

El éxito de esta práctica de corrupción es, según afirmó Pérez Molina, porque “estos grupos tienen muchos recursos, mucho dinero, que les permite infiltrarse”.

Y añadió que “las estructuras del crimen organizado tienen la capacidad de amedrentar o corromper porque tienen mucho dinero”.

En Guatemala, se han instalado en los últimos años diferentes carteles mexicanos dedicados al narcotráfico como son Los Zetas, Sinaloa o el del Golfo. Este país forma parte de la ruta de la droga para entrar en México camino a Estados Unidos.

Ante la fuerte lucha contra el narcotráfico por parte de las autoridades mexicanas, estos carteles han encontrado una situación más propicia para el manejo de estas sustancias ilegales en suelo guatemalteco.

Esto llevó a que durante el mandato del anterior presidente, Álvaro Colom, Guatemala fuera considerada como un “narcoestado”.

Para luchar contra esto, el presidente, que prometió “mano dura” durante su campaña electoral, ha incrementado la Policía Nacional Civil en 3 mil nuevos oficiales. Con esto los agentes del cuerpo policial suman 24 mil 600 efectivos.

Otro motivo para este aumento ha sido combatir los altos niveles de homicidios que padece Guatemala.

En la actualidad, el promedio es de 15 homicidios diarios. En 2009, hubo 6 mil 498 asesinatos (23.71 muertes diarias). Esta cifra se ha reducido, ya que en 2012 fueron 5 mil 174 muertes violentas (18.89 muertes diarias) que representan 8.9% menos que en 2011.

A lo largo de este último año, se han creado dos nuevas Fuerzas de Seguridad enfocadas en combatir y reducir el número de secuestros y las muertes de mujeres.

También se puso en marcha la construcción de una cárcel de máxima seguridad financiada por el Gobierno de Taiwan.

REFORMA

Otra de sus promesas fue la reforma constitucional.

De momento, está postergada hasta el segundo semestre de 2013.

El motivo de este aplazamiento fue el fuerte terremoto de 7.4 en la escala de Richter que sacudió el país en la zona de San Marcos el 7 de noviembre de 2012.

Las reformas habían sido presentadas el pasado agosto para su discusión.

Pérez Molina concedió tres meses para que fueran aprobadas por los diputados en el Congreso. Después del fuerte temblor, el mandatario retrasó ese proceso.

Algunos analistas políticos consideran que el motivo fue que el presidente, que representa al Partido Patriota, no contaba con el apoyo necesario para aprobar las reformas.

El dignatario afirmó: “no hay ningún trasfondo político en esto; si me ponen a elegir entre la reforma constitucional y reconstrucción del país, me voy por la reconstrucción”.

En total esta reforma modificaría 35 artículos de los 280 que tiene la Carta Magna en aspectos como seguridad, justicia o transparencia con el objetivo de modernizar el Estado.

Algunas de estas modificaciones son que el Congreso, que actualmente consta de 158 diputados, pasará a tener 140. En el ámbito judicial, se cambiaría que los magistrados de la Corte Constitucional estuvieran en su cargo durante 10 años.

Esto supondría un aumento de cinco años y que la mitad de la corte fuera relevada en la mitad del mandato presidencial.

Entre otros cambios se incluyó que el Ministerio de Defensa también pueda ser dirigido por un civil y no solo por militares.

De momento, esta reforma tiene que esperar seis meses cuando volverá a ser discutida por los diputados.

En la actualidad, los expertos consideran que de las 14 bancadas que componen el Congreso, 8 estarían en contra. Con este cómputo, Pérez Molina no lograría que su reforma fuera aprobada, ya que necesita 105 votos de los 158 que componen el Congreso.

Es decir, dos terceras partes de los diputados y el Partido Patriota solo cuenta con 56 escaños.

AGENDA

Entre los temas pendientes para su segundo año de mandato, Pérez Molina tendrá que enfrentar la creación de empleo sobre todo para el sector de la juventud.

También deberá luchar contra la desnutrición crónica que afecta a casi un 49% de la población infantil.

La localidad de San Juan Atitán, en el departamento de Huehuetenango, es el municipio con mayor índice de desnutrición infantil del mundo con 91%.

El presidente tendrá a lo largo de 2013 que seguir el proceso de modernización iniciado en el cuerpo de la Policía Nacional Civil.

También que elaborar controles que mejoren los niveles de transparencia en las compras efectuadas por parte del Estado, así como en el manejo de los fondos públicos.

Transparencia, corrupción, violencia y hambre serán los puntos en los cuales Pérez Molina enfocará el año 2013 junto a lograr un consenso político que le permita aprobar su prometida reforma constitucional.

Pérez insiste en despenalizar la droga

Uno de los aspectos más destacados del primer año de gobierno de Otto Pérez Molina en Guatemala, fue cuando expresó su opinión de despenalizar la droga.

El mandatario afirmó que “la droga es un asunto que implica a todo el mundo y que afecta a gran escala”. Los presidentes Daniel Ortega (Nicaragua), Porfirio Lobo (Honduras), Enrique Peña Nieto (México) y Mauricio Funes (El Salvador) se oponen a esta medida, mientras que el mandatario colombiano Juan Manuel Santos estaría de acuerdo si es aceptada por el resto de naciones. Además, Pérez Molina remarcó que “hay algo que no está funcionando en lo que estamos haciendo” para luchar contra el tráfico de droga, ya que, señaló, “el narcotráfico ha crecido, la delincuencia ha crecido y la violencia ha crecido”.

Este año, el Gobierno guatemalteco contará con un aportación de cerca de 9 millones de dólares donados por Estados Unidos para combatir el narcotráfico.

En 2011 se calculó que cerca del 60% del territorio de Guatemala estaba controlado por carteles de la droga. Pérez Molina sostiene que el dinero que se gasta en combatir el tráfico de drogas que va camino del mercado estadounidense podría estarse dedicando a la educación, a la salud, al hambre o la pobreza en su país.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Jul 2018

Primer premio

9 7 8 3

CAAD

Serie: 12 Folio: 15

2o premio

2697

3er premio

8169

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código