EN DARIÉN ESPERAN HOY LA PRESENCIA DEL GOBIERNO

Cientos retornan a sus hogares tras inundaciones

En Barú, una de las prioridades a resolver es la falta de agua potable, ya que la inundación obstruyó el acueducto.

Cientos de familias que se hospedaron en la localidad de Progreso, a raíz de las inundaciones del río Chiriquí Viejo, decidieron volver a sus hogares al decretar el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) que el riesgo mayor había pasado.

El desborde del caudal del Chiriquí Viejo se agravó al salir de sus cauces los canales de irrigación de las antiguas fincas bananeras.

En el albergue de Progreso aún quedaban unas 66 personas de Chiriquí Viejo y Majagual, toda vez que ayer las aguas aún no habían descendido en sus hogares.

En tanto, el Ministerio de Obras Públicas (MOP), la Alcaldía de Barú y el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales trataban de restablecer los servicios de agua potable, luego de que el 75% de la población quedó sin agua potable debido a que la salida del río afectó la toma de agua.

Franklin Valdés, alcalde de Barú, informó que ahora se procedía a entregar ayuda elemental a las familias que perdieron sus pertenencias con las inundaciones, “pero lo que más urge es el restablecimiento del agua potable, porque a la toma de agua le entró arena y sedimentos del río Chiriquí Viejo, paralizando el servicio”.

En tanto, Roberto Lezcano, director regional del MOP, indicó que tras la caída del puente peatonal en la comunidad de La Esperanza, se buscarán las partidas necesarias para construir allí un nuevo puente.

Este puente permitía el desplazamiento diario de unas 400 personas que se trasladan de Barú a las fincas de palma aceitera y de plátano en Divalá, Alanje.

Clases suspendidas

Gertrudis Rodríguez, director regional de Educación, confirmó que hoy no habrá clases en la escuela de Los Planes, cuyo edificio quedó totalmente anegado por el desborde del río Palo Blanco, así como las escuelas de Tres Brazos, Sangrillo y Blanco Arriba.

Darién espera hoy

En el otro extremo del país, en la provincia de Darién, los apesadumbrados moradores de Sambú, Puerto Indio, Río Congo y otras comunidades de Jaqué, que estuvieron bajo el agua durante seis días, esperan que funcionarios de los ministerios de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Obras Públicas, Salud, Educación, Desarrollo Social y Desarrollo Agropecuario se presenten hoy para realizar las evaluaciones de la situación y ofrezcan respuestas para esta emergencia.

Ronald Checa, director regional del Sinaproc, informó que han estado mitigando el problema con el reparto de agua potable, frazadas, alimentos y medicamentos.

Checa dijo que muchos vecinos de Puerto Indio y Sambú, afectados por el río Sabanas, están decididos a reubicarse, pero el problema es que en el área no hay tierras elevadas para ésto, lo que le crea un gran reto al gobierno y que no ocurre con los indígenas del río Chucunaque, quienes sí han logrado salvar este escollo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código