CHANGUINOLA, BOCAS DEL TORO

Denuncian fallas en obras de construcción

Changuinola es un distrito que surgió sobre la marcha sin una planificación debida, ya que su urbanización se fue dando como resultado del auge bananero.

En la actualidad, muchos ciudadanos se expresan preocupados por la forma cómo se construyen edificios de dos y tres plantas para comercios y otros fines, los cuales incumplen las normas arquitectónicas reglamentarias y porque muestran algunas deficiencias estructurales, lo que puede representar un peligro para la seguridad pública, máxime cuando son edificios de dos y tres plantas.

A pesar de que no posee un bagaje profesional, Antonio Lara, un albañil calificado, indicó que ha podido observar que algunas construcciones muestran deficiencias en la elaboración de las vigas, las cuales a simple vista se ven torcidas.

Por ello, solicitó a la oficina de Ingeniería Municipal y a la Oficina de Seguridad del Cuerpo de Bomberos que hagan una inspección rigurosa de las obras y que si hay necesidad de suspender los trabajos, se debe proceder a hacerlo, porque ello podría causar una desgracia si se llega a desplomar un piso al no soportar el peso.

Jorge Pinto, presidente de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA) de Bocas del Toro, considera que lo que sucede en este provincia, y principalmente en Changuinola, es que las construcciones que se levantan son ejecutadas por personal no idóneo y trabajadores empíricos que no cumplen con los parámetros que señalan los diseños de los planos preparados por arquitectos e ingenieros civiles.

Sin planos listos

“Se construye arbitrariamente, no se lleva un patrón, una secuencia de los planos, inclusive, hay construcciones que tienen un avance de un 60% y 80% y aún sus planos no han sido aprobados”, puntualizó Pinto.

El profesional de la ingeniería añadió que todo esto lleva a que se ejecuten obras con riesgos, y además de no contar con planos vigentes carecen de un profesional idóneo al frente de las obras (ingeniero residente), lo que conlleva serios riesgos para la seguridad de sus futuros ocupantes.

Tras observar la situación, Pinto denunció que las autoridades, tanto de Ingeniería Municipal como de la oficina de Seguridad del Cuerpo de Bomberos de Changuinola, muestran un desgano, cuando deberían estar vigilantes y exigir que en cada obra haya un profesional idóneo debidamente registrado para que esté al frente de la obra, tome las decisiones que haya a bien y las cosas se hagan correctamente.

“Aquí lo que les interesa a las autoridades es que los dueños de las construcciones paguen sus impuestos y que los constructores empíricos hagan lo que les dé la gana”, subrayó.

Junta Técnica

En ese sentido, hizo un llamado a la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, a cargo de certificar las idoneidades de los profesionales de la construcción, a que supervise la aplicación de la Ley 15 de 26 de enero de 1959, que le exige al municipio respectivo que asuma los correctivos y las medidas pertinentes para evitar futuras desgracias.

También le hizo el llamado al ingeniero municipal, Jaime Del Cid, para que también cumpla con su parte y de una vez por todas ponga coto a esta situación y no permita que en su jurisdicción se hagan obras de envergadura que no tengan un profesional idóneo al frente.

Un caso específico

Un caso especial lo constituye un local comercial de tres pisos que fue inaugurado a comienzos de año y destinado a comidas rápidas.

Según explica un profesional de Edificación de la provincia (que pidió el anonimato), las normas antisísmicas recomiendan utilizar vigas de concreto en áreas de actividad sísmica, como es Changuinola. Sin embargo, en este edificio utilizaron vigas metálicas, las cuales no se apegan a los reglamentos estructurales y que ahora reflejan distorsiones.

Debido a ello, agregó, debieron apuntarlas con columnas de tubos para que no se siguieran torciendo y soportaran el peso.

Admite fallas

Jaime Del Cid, ingeniero municipal, dijo que es cierto que el departamento de Ingeniería del Municipio de Changuinola no cuenta con suficiente personal para las debidas inspecciones de las obras, “pero sí exigimos que los planos se rijan por las normas que exige la ley, sus permisos de construcción, planos sellados y cálculos estructurales, que son hechos por los propios ingenieros y arquitectos del área”.

El predicamento de Del Cid es tal que confiesa que a veces él mismo tiene que salir a hacer las inspecciones, lo que le imposibilita abarcar toda el área, aunque insiste en que se exige que sea un personal idóneo el que esté a cargo de la obra. Fuera de ello, los profesionales idóneos no quieren trabajar en el Municipio por el bajo salario que van a percibir.

En el caso del edificio de comidas rápidas, admitió que la construcción del segundo piso muestra fallas estructurales y que por ello suspendió las obras de ese nuevo piso y de otro que le estaban añadiendo arriba.

Del Cid dijo que hasta que no se corrijan las irregularidades no se podrá continuar con la obra.

Obreros calificados

Sobre los albañiles y otros obreros especializados, aseveró que los que están laborando en las diversas construcciones en el distrito son trabajadores recomendados por los propios ingenieros y arquitectos de la localidad.

Al concluir sus declaraciones, el ingeniero municipal aseguró que las construcciones que se levantan en el distrito de Changuinola cuentan con las medidas de seguridad máximas, sobre todo porque esta es un área sísmica y tanto ingenieros como arquitectos saben que deben hacer sus cálculos estructurales apegados a las normas establecidas para esta área.

Bomberos callan

Este diario trató de obtener una versión sobre el tema de parte de la Oficina de Seguridad del Cuerpo de Bomberos de Changuinola, pero se informó que no estaban autorizados para brindar declaraciones.

UTP, la calidad

En tanto, el director del Centro Experimental de Ingeniería de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) en Bocas del Toro, Ramiro Vargas, dijo que en Panamá rige la Ley 15 de 26 de enero de 1959, la cual regula las profesiones de ingeniería y arquitectura, así como otras profesiones técnicas ligadas a la construcción, y que es la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura la llamada a supervisar su idoneidad.

Vargas llamó la atención sobre la necesidad de que en toda obra no baste con satisfacer los requisitos de idoneidad del personal, sino también que el diseño venga avalado por profesionales de ingeniería municipal y que durante la construcción del proyecto se tenga la seguridad de la calidad de los materiales empleados. Esto debe hacerse por medio de pruebas y ensayos.

Al respecto, la UTP ha instalado en el Centro Regional Universitario de Bocas del Toro un laboratorio de ensayo de materiales y suelos, el cual funcionará como certificador de calidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código