Extraño ambiente se respira en vía a El Trapichito

El domingo pasado, el jefe de la Iglesia católica enfatizó que se trata de un hecho que no se puede olvidar y que ´causó una herida terrible a este pueblo´.

Once meses después de que las autoridades del Ministerio Público exhumaran los cuerpos de cinco jóvenes de ascendencia china de una casa en el sector de El Trapichito en La Chorrera, aún persisten muchas interrogantes entre los familiares de las víctimas.

La fecha no ha pasado inadvertida para la Iglesia católica, la cual, a través del arzobispo, José Domingo Ulloa, exigió celeridad en las investigaciones.

Durante una homilía el domingo pasado, el jefe de la Iglesia panameña enfatizó que se trata de un hecho que no se puede olvidar y que “causó una herida terrible a este pueblo”.

Yesenia Lou Kam, de 19 años; Young Wu Ken, de 27; Sammy Zenq Chen, de 19; Yoel Liu Wung, de 19; y Georgina Lee Chen, de 18 años, fueron secuestrados, asesinados y sepultados dentro de esta vivienda.

En tanto que las familias que habitan cerca de la casa en donde ocurrió la masacre han elevado su solicitud a las autoridades locales para que se proceda con la demolición de la estructura. Por la magnitud del hecho acontecido en su interior, resulta difícil que esta vivienda pueda ser habitada nuevamente.

La vigilancia policial que se mantenía en sus predios fue retirada hace ya varios meses, indicó Eliécer Ávila, residente de El Trapichito.

Una fuente policial reveló que la Fiscalía Superior a cargo del caso ordenó cesar la vigilancia de la vivienda.

Vale indicar, narró Ávila, que en más de una ocasión los agentes policiales asignados le confesaron que escuchaban gritos de auxilio dentro de la casa. Para ese entonces, la seguridad se reforzó al suponerse que se trataba de intrusos.

Otras personas han asegurado ver una luz dentro de la casa y que, incluso, se pasea por el patio trasero.

Dentro de la casa aún se aprecian las fosas abiertas en el piso por las autoridades en la búsqueda de los cadáveres de los cinco estudiantes chorreranos, además de algunos enseres dispersos.

Esta semana, las autoridades procedieron a colocar una puerta de metal en la entrada de la casa para impedir de alguna manera el ingreso de intrusos.

Por la muerte de estos cinco jóvenes chino-panameños siguen detenidos los dominicanos Alcibíades Méndez, Fermín Antonio Taveras y Félix Rosario Bruján, junto a otros cinco sospechosos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código