COMUNIDAD DE LOS UVEROS

Presencia de coyotes atemoriza a campesinos

Desde hace unos meses se han percatado que las aves de corral son atacadas por perros salvajes.
Autoridades recomiendan a los pobladores no transitar por los lugares donde se han sido visto a estos animales, principalmente en horas de la noche por lo peligroso. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Diomedes Sánchez. Autoridades recomiendan a los pobladores no transitar por los lugares donde se han sido visto a estos animales, principalmente en horas de la noche por lo peligroso. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Diomedes Sánchez.
Autoridades recomiendan a los pobladores no transitar por los lugares donde se han sido visto a estos animales, principalmente en horas de la noche por lo peligroso. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Diomedes Sánchez.

Alarmados se encuentran los campesinos de la comunidad rural de Los Uveros y sus alrededores, limítrofe entre las provincias de Coclé y Colón, debido a la presencia de coyotes que atacan a los animales de corral.

Berta Gómez, residente en la población de San Cristóbal de Río Indio en Penonomé, provincia de Coclé, relató que hace poco se dirigía hacia Los Uveros, por donde pasa el límite que divide a Colón y Coclé, cuando junto a su esposo, José Sánchez, pudo observar a varios perros enormes, color canela, que pasaban frente a ellos.

“Creíamos que eran venados, pero luego vimos que eran una especie similar a perros grandes, con las orejas paradas, nos asustamos mucho”, dijo Gómez.

Añadió que al llegar al sector de Los Uveros, en Colón, los moradores les explicaron que desde hace unos meses se han percatado de que las aves de corral, principalmente las gallinas, son atacadas por perros salvajes.

PROTECCIÓN

La mayor preocupación de los lugareños de estas regiones apartadas es que estos animales ataquen a los niños cuando se dirigen a las escuelas rurales, de allí que hicieron un llamado urgente a la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) para que los capture, antes de que ataquen a las personas.

Teófilo Tamayo, residente en la población rural de Las Minas, ubicada a poca distancia de Los Uveros, señaló que ha estado tentado a dirigirse a las zonas donde han visto a estos animales para cazarlos, aunque confesó que teme ser sancionado por la Anam.

Consideró que los animales de granja, como las gallinas, antes se veían en peligro de ser cazados por boas, águilas, zorras y tigrillos, pero que ahora deben enfrentarse a esta nueva amenaza de los coyotes.

Indicó que incluso desconoce si le pueden hacer daño a las personas.

La Anam responde

Octavio Ruiz, encargado del departamento de Áreas Protegidas y Vida Silvestre de la Anam, recomendó a los moradores de estas comunidades no cazar a estos animales, porque primero están protegidos por ley y segundo podría resultar riesgoso, toda vez que se trata de animales salvajes.

Aclaró que los coyotes siempre andan en manada, y así cazan.

La oficina regional de la Anam informó que está en coordinación con la sede central para acercarse al lugar y hacer una inspección minuciosa.

Ruiz le recomendó a los pobladores que no transiten por los lugares por donde han sido vistos los coyotes, principalmente en horas de la noche, como precaución.

Señaló que lo más probable es que esta especie ingresó por el sector de Capira, provincia de Panamá, pasando por la comunidad de Paraíso, de allí a la provincia de Coclé, y se encuentra en los alrededores de la comunidad de Los Uveros, con dirección al distrito de Donoso, provincia de Colón.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código