dELINQUEN DESDE MUY JÓVENES

El arduo trabajo de rescatar a pandilleros

En lo que va de este año, más de 50 personas han fallecido a manos de la violencia que se ha desatado en Colón.

Hace cuatro años Zuleyka Camarena, de 48 años de edad, perdió a su hija Yulissa de tan solo 17 años, a causa de una bala perdida durante un incidente confuso en la ciudad de Colón.

Esa tarde, recuerda, su hija se dirigía a comprar unos artículos a la tienda, situada en la calle 8 avenida Central, cuando al parecer pandilleros de bandas rivales del sector empezaron un intercambio de disparos.

Por esas cosas inexplicables que tiene el destino, su hija recibió dos disparos que le arrebataron la vida.

“La violencia se llevó parte de mi vida, vivo con mucha depresión. No le deseo a nadie que pase por la pérdida de un familiar y menos por causa de jóvenes inadaptados”, añadió Camarena.

Sumida en su tristeza, no hay día en que no añore cuando su hija le contaba sus planes de convertirse en abogada, para lo cual había planificado conseguir, primero, un trabajo para poder pagarse los estudios.

Un expandillero habla

“En el camino del pandillerismo solo nos queda morir, estar en una cama grave de un hospital o pagar una pena en la cárcel, y yo no quise eso para mí”, sostiene Leonardo, un joven de 17 años que en su momento estuvo inmerso en una de las pandillas que operan en la provincia de Colón.

Ahora, este joven tomó la determinación de alejarse de las malas influencias, y para ello, desde principios de este año, optó por integrarse a programas que adelanta la Alcaldía de Colón y el Ministerio de Desarrollo Social.

Dijo que en los programas de cambio positivo se ha convertido en un agente multiplicador, donde en reuniones con jóvenes pandilleros los insta a cambiar el rumbo de sus vidas.

La sociedad

A juicio de Ernesto Vega, sociólogo colonense, la mayoría de estos adolescentes proviene de hogares desintegrados, donde la falta de uno de los progenitores, o de los dos, es la nota predominante.

Otros elementos son que viven en condiciones de pobreza, lo que los lleva a no terminar sus estudios debido a la ausencia de recursos.

Y es precisamente dentro de las pandillas juveniles donde estos jóvenes encuentran lazos que ellos interpretan como familiares, añade el especialista.

“En la pandilla es donde ellos sienten apoyo y seguridad, aspectos que son canalizados de una forma negativa”, afirmó Vega.

Presión de grupo

Por último, agregó que estos jóvenes son sometidos a presión de grupo por parte de los integrantes de las pandillas, para que se involucren en robos, hurtos, venta de drogas y hasta en homicidios.

En el año 2010, unas 30 pandillas juveniles operaban en la provincia de Colón, pero este año la cifra alcanza las 42 bandas delincuenciales.

Algunos de los sectores donde operan estas bandas son la calle 8 Central y Meléndez (Vaticano), calle 4, avenida Justo Arosemena y en calle 15 avenida Bolívar (Bambú Lane).

En las afueras, en comunidades como Puerto Escondido, Villa del Caribe, Nuevo Colón, Santa Rita y Río Alejandro, también se sufre de este mal social.

Programa municipal

Gilberto Toro, asesor y consultor del Comité de Prevención Municipal de Colón, detalló que con el apoyo de la Agencia de Cooperación de Estados Unidos (Usaid, por sus siglas en inglés), se crea primero este organismo, encargado de elaborar un plan que dura un año, y en donde se abordan todos los temas relacionados con la prevención primaria para atacar la violencia, a fin de minimizar estos actos que afectan a la comunidad.

Toro indicó que el programa no solo abarca la ciudad de Colón, sino también a comunidades como Buena Vista, Sabanitas, Puerto Pilón, Cristóbal, entre otras. Este comité hace énfasis en la niñez, y el mismo es presidido por Dámaso García, alcalde de Colón.

ESPERANZA

Así mismo, se indicó que para ayudar a los jóvenes se desarrolla el programa social “Por una esperanza”, que persigue la captación de los noveles pandilleros, su crecimiento personal y la reinserción social, en la que se involucra a los líderes comunitarios, pastores evangélicos y todo aquel que trabaja con estos adolescentes.

42

Cantidad de bandas juveniles que actualmente operan en la provincia de Colón.

2010

Año en que se comenzó a trabajar apoyando y orientando a los jóvenes para prevenir que caigan en las garras del mal vivir.

17

Rango de edad en que se concentra la mayor cantidad de jóvenes en riesgo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código