TRADICIÓN

La música de violín vuelve a escucharse en Azuero

Desplazado en la década de 1940 por el acordeón, el violín trata de recobrar su esplendor, en manos de músicos santeños.
Durante la pasada fiesta de Reyes en Macaracas, provincia de Los Santos, se le rindió tributo a quienes por años han conservado el ritmo y la cadencia de este instrumento musical. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Alcibiades Cortez. Durante la pasada fiesta de Reyes en Macaracas, provincia de Los Santos, se le rindió tributo a quienes por años han conservado el ritmo y la cadencia de este instrumento musical. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Alcibiades Cortez.
Durante la pasada fiesta de Reyes en Macaracas, provincia de Los Santos, se le rindió tributo a quienes por años han conservado el ritmo y la cadencia de este instrumento musical. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Alcibiades Cortez.

Como una herencia colonial, la música folclórica panameña empezó su recorrido bajo los melodiosos acordes del violín.

Fueron muchas décadas en las que este instrumento musical imperó, hasta que fue destronado por el acordeón, más alegre y bullanguero.

Sin embargo, el violín se resiste a morir y aún en la provincia de Los Santos se cultiva mediante cursos a la niñez, en los que se le enseña los pasos básicos para su ejecución y afinamiento, así como los tonos tradicionales: el mesano, el gallino, el zapatero y el mesano por seis.

Eddy Gutiérrez, compositor macaraqueño, alabó esta iniciativa que, según dijo, busca recobrar las raíces campesinas.

RECONOCIMIENTO

Para garantizar su permanencia, este año por primera vez se otorgó en el Encuentro Folclórico del Canajagua, que se celebra en Macaracas a inicios de enero, la medalla de oro Violines de Azuero, como reconocimiento a los intérpretes con una larga trayectoria en la ejecución de este instrumento.

En la actividad, la primera medalla se le otorgó al violinista Dídimo Vergara, que por más de 60 años se ha dedicado a su ejecución.

Dionis Ulloa, poeta macaraqueño, consideró que con la presentación de destacados violinistas los días 6 de enero en la tarima de la plaza Gelo Córdoba, de Macaracas, se mantiene vivo el recuerdo de aquellos momentos que vivieron nuestros antepasados.

Añadió que aunque no se tiene la fecha exacta de cuándo se inició la celebración de esta fiesta, los relatos orales dan fe de que los primeros bailes se celebraban con música de violín.

Entre los últimos años de la década de 1800 hasta finales de 1940 los mejores ejecutantes llegaron a este pueblo para amenizar las festividades.

DESPLAZAMIENTO

Violinistas de la talla de Abraham Vergara, Francisco Chico Purio Ramírez, Escolástico Colaco Cortés, Antonio Toñito Sáez, Clímaco Batista, Benigno Villarreal, Alfonso Molina Gertrudis, Sacramento y Rogelio Córdoba, entre otros, desfilaron con sus instrumentos en estas parrandas.

Pero con la llegada del acordeón al Canajagua, específicamente a la casa de la familia Córdoba, en la comunidad de El Paradero de Mogollón, distrito de Macaracas, por la década de 1940, este instrumento comenzó a desplazar al violín, que hasta ese momento era el rey de las fiestas interioranas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Donderis instó a la población del país a seguir los informes oficiales.
LA PRENSA/Archivo

Se recomienda mantenerse alejado de las zonas de playa Hay aviso de prevención por incremento de oleajes y vientos

POSIBLE DELITO CONTRA LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Suspenden audiencia por el préstamo de la Caja de Ahorros

Felipe ‘Pipo’ Virzi
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código