IDEOLOGÍAS

Alerta con los cambios constitucionales: Gloria Grifo de Rodríguez

En los últimos 50 años han aparecido ideologías que buscan cambiar la cultura cristiana, por un mundo sin Dios. Así se sienten libres para hacer lo que quieran sin atadura moral alguna. A esto buscan orillarnos los organismos internacionales y sus “nuevos derechos humanos”. Esos que el santo papa Juan Pablo II identificó como la “cultura de la muerte”: excluye normas morales e incluyen otras inmorales. Ejemplo: el aborto, la homosexualidad, la eutanasia, la manipulación de embriones humanos. Lo llaman lo “políticamente correcto”. Son inmorales, pero legales. La moral cristiana, la familia nuclear, son impedimentos a estas ideologías. ¡Hay que estar alertas!

El presidente Ricardo Martinelli nombró una comisión de notables para elaborar estos cambios constitucionales e invitó a la ciudadanía a participar. Esta comisión escogió de entre más de mil propuestas, solo 181. Corresponde a los notables con esa base elaborar el proyecto de reformas a la Constitución para que la Asamblea Nacional, primero, y luego el pueblo, mediante un plesbiscito, las avale.

Los cambios constitucionales son buenos cuando buscan mejorar el Estado de bienestar e implementar mejor la justicia en las sociedades. Siempre se aprende con la experiencia, y la Constitución puede ser mejorada. La Alianza Panameña por la Vida y la Familia hizo también su aporte (http://t.co/DZ2krDeP) buscando fortalecer los derechos de la familia nuclear. A veces sucede lo contrario con los cambios constitucionales. Ha sucedido en otras latitudes que grupos minoritarios influyentes imponen reformas que los favorecen, en detrimento de grandes mayorías.

Leí algunas propuestas y quedé sorprendida por la insistencia: Unicef pide que los niños sean sujetos de derecho con autonomía progresiva, desvinculados de la tutela paterna apenas ellos se sientan autónomos, aunque los padres sigan manteniéndolos muchas veces más allá de la mayoría de edad. Entre algunas sugerencias válidas, incluyen el derecho de los niños a la información, recreación, uso del tiempo libre, al arte, la cultura y el deporte. ¿Qué pasaría si los padres no pudiesen suplir esos derechos a sus hijos? Me recuerda aquel anteproyecto 371 sobre protección integral del menor, de infeliz recordación, en el que los padres podrían ser llevados a juicio por violar algunos de esos derechos a sus hijos. He escuchado decir a promotores de lo “políticamente correcto” que se violan los derechos de los niños al llamarlos “menores de edad”. ¿Será que ahora nacen adultos?

Otra propuesta peligrosa, aunque no la única, en la lista de concertacion.org.pa, es la No. 42: Fundación Estrella de Plata; Pagan Federation International Panamá y Fundación Cathfios, que propone un Estado laico. Desconcierta que haya sido considerada viable, cuando ya nuestro país es laico. Aunque la propuesta es más bien laicista, que no es lo mismo. El laicismo busca eliminar todo vestigio religioso del ámbito público. Estas organizaciones y otras más, buscan cambiar el Art. 35 de la Constitución que dice: “Es libre la profesión de todas las religiones, así como el ejercicio de todos los cultos, sin otra limitación que el respeto a la moral cristiana y al orden público. Se reconoce que la religión católica es la de la mayoría de los panameños”; esto lo cambian por: “(...) 3. Es libre la profesión de todas las religiones, así como el ejercicio de todos los cultos, sin otra limitación, el respeto al orden público”, eliminan la “moral cristiana” dejando solo el “orden público”, ¿en qué se basarían el “orden público” si no hay moral? ¿Acaso no está tipificada la práctica pública de la fe en la Declaración de Derechos Humanos?

En lo que se refiere a la educación religiosa en las escuelas públicas, incluyen una nueva opción de escuelas, las “no confesionales”, en las que dependiendo del tipo de gobierno que venga se podría erradicar la clase de religión constitucionalmente.

Gracias a Dios, en nuestro país la casi totalidad de sus habitantes siguen al Dios de la Biblia y una mayoría son católicos. Esa práctica religiosa no le hace daño a nadie, es garantía de una mejor convivencia. No veo el motivo para que permitieran la opción de eliminar la “moral cristiana” de la Constitución. Abramos los ojos y hagamos un esfuerzo para que Panamá no caiga en esa miasma en la que han caído tantos países, que vemos con una delincuencia incontrolable, corrupción desmedida, sin poner límites a sus ambiciones de poder, todo por haber eliminado la visión cristiana que nos propone el Dios que nos da la vida.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código