SOCIEDAD

Amnistía y camarones: René Quevedo

Vemos con buenos ojos la iniciativa “Barrios Seguros” del Gobierno para mejorar la seguridad, a través de un enfoque preventivo, con oportunidades de empleo para jóvenes y mano firme para quien incurra en delito. Se ofrece una amnistía de 30 días a las pandillas, lo que tendrá un efecto positivo a corto plazo. Pero darle sostenibilidad a los resultados será un reto, pues a pesar de los esfuerzos, los recursos y las buenas intenciones, estamos ante una explosión de pandillerismo que seguirá creciendo. No trabajamos en su reinserción ni evitamos su formación.

En primer lugar, carecemos de ejemplos exitosos de reinserción laboral de expandilleros y exprivados de libertad, verificable, sostenible y significativa. Y las experiencias internacionales, como el Proyecto MDRC en Estados Unidos, documentan solo 30% de efectividad. Tenemos “testimonios” que son “referencia anecdótica”, no evidencia estadística. No hemos convertido esos testimonios en “tendencia”, sino en “instrumentos de mercadeo”.

La quintuplicación de pandilleros a partir de 2007 es alimentada por la drástica reducción de oportunidades laborales sostenibles para jóvenes de entre 15 y 29 años, en el último quinquenio. Entre marzo de 2009 y marzo de 2014, se crearon 251 mil 115 empleos sostenibles, pero solo el 3.6% benefició a menores de 30 años. El 65% de personas en busca de trabajo es joven, y de cada 28 nuevos empleos estables solo uno lo obtiene un joven. Entre 2004 y 2009, la relación era uno de cada tres.

Hace cinco años, la economía generaba 15 mil 707 empleos juveniles anuales, hoy son mil 788. Las universidades gradúan 22 mil profesionales por año, y hay cerca de 210 mil jóvenes, de entre 15 y 29 años, que no estudian ni trabajan. Las empresas no los ubican en puestos estables. La edad promedio en las contrataciones en el último quinquenio fue de 48 años (54 en hombres y 43 para mujeres). La edad media de la fuerza laboral es de 41 años, y el 72% de los contratos es temporal.

En este contexto, la probabilidad de reinserción laboral sostenible para los jóvenes humildes y los pandilleros es remota. La fórmula “ayuda espiritual + capacitación + empleo” no ha funcionado, y el promedio de estadía en los puestos es de cuatro a siete meses. La “culpa” no es de ellos ni de los siervos y religiosos que trabajan en su resocialización. Hemos fallado, nosotros, al reducir los espacios para recibirlos una vez resocializados.

Aplaudo la iniciativa del Gobierno, pero a menos que se complemente con una oferta estable de empleo y exploración de incentivos fiscales a la capacitación técnica e inserción sostenible, poco podremos hacer para detener el pandillerismo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código