Basura en el paraíso

Temas:

Basura en el paraíso. Basura en el paraíso.
Basura en el paraíso. LA PRENSA/Vic

No es un asunto de primera línea. Pocas veces vemos en los programas políticos que se refieran a ella y no se programan debates electorales para discutir la forma de su eliminación. Sin embargo, es uno de los problemas de salud pública más importantes del país.

Leo con estupor una noticia redactada en clave de sol: el problema de las basuras acumuladas en el Casco Antiguo de ciudad de Panamá es de los trabajadores que están en huelga para exigir mejores salarios. Es más, en el texto escrito desde algún lugar mental incomprensible, Annette Cárdenas, de la Camarita de Turismo, se queja de las basuras “en las avenidas que conducen a los hoteles, lo que, a su juicio, no es justo para los ciudadanos residentes y menos para los extranjeros”.

“Y menos para los extranjeros”… la frasecita me queda resonando y pienso cómo estarán las calles de los barrios de los panameños que no hacen turismo. Pero, es más, me olvido de la huelga y recuerdo el desastre en la gestión de las basuras en todo el país. No hay lugar de Panamá en el que estén resueltos los problemas de recolección y eliminación de las basuras. Casi todos los extranjeros que sufren esta “injusticia” bíblica, suelen sorprenderse de la basura en las playas, en las calles de Changuinola o en las esquinas de Santiago. Panamá tiene un problema muy serio con la basura, pero no porque la señora Cárdenas se siente consternada por el efecto en sus empresas, sino porque se trata de un asunto que atenta contra la salud pública de la mayoría de panameñas y panameños.

El problema de la basura tiene siempre dos componentes: generación y eliminación. El modelo de consumo, la cultura del usar y tirar, el uso excesivo e injustificado de plásticos… si no se modifica la raíz del exceso nunca se hallará una solución óptima. Ni el planeta ni Panamá aguantan una botella plástica más. Mientras tanto, la recolección y eliminación de los residuos debe ser un asunto de Estado. No hay misterios para este asunto, solo una necesidad de inversión en recursos y una fuerte acción pública.

El problema, por tanto, no es de un paro laboral, sino de una parálisis oficial. Los trabajadores de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD) tienen razón al exigir buen equipamiento y salarios justos. Ellos se encargan de borrar de nuestro paraíso la prueba más inmunda de nuestra existencia. Es más, son tan buena gente que levantaron el paro antes del fin de semana solo ante unas vagas promesas del director de la AAUD de revisar su situación. Yo hubiera esperado que el presidente, Juan Carlos Varela, charlara con ellos para empezar a imaginar soluciones a una crisis cíclica en el asunto de las basuras, pero estaba ocupado regañando a un ladronzuelo que osó perturbar la tranquilidad de unos turistas: otra “injusticia”.

Las basuras de paraíso parecen no ser solo materiales. Ni el gobierno ni los empresarios (si es que son algo diferente) quieren que los “extranjeros” que dejan dólares (y basura) en el país puedan confundirnos con un país inseguro.

Va siendo hora de que altos funcionarios y medios de comunicación comiencen a preocuparse por los panameños de a pie… los que viven expulsados a las barriadas de la periferia capitalina o en las goteras de las postales turísticas. Las autoridades de Panamá deben cuidar su industria turística, no tengo duda de ello, pero siempre después de mostrar un decidido compromiso con los connacionales que no pueden escapar de la ineficiencia o de la desidia oficial. Los panameños de primera clase (que los hay) no saben lo que es la educación pública, el agua de la pluma o una sala de espera de un hospital de la Caja de Seguro… ellos tienen su paraíso particular abonado en efectivo y protegido por los policías que el resto pagamos con nuestros impuestos. Al parecer, no hay basuras desperdigadas en Costa del Este que escandalicen a Annette Cárdenas.

Las basuras mal gestionadas necesitan atención decidida para que los trabajadores manuales del paraíso ajeno no enfermen y para que los extranjeros no detecten en sus pocos días de estancia que, tras el brillo de la Panamá pujante, hay una desigualdad y un abandono que se acumula en las esquinas repletas de bolsas negras.

EL AUTOR 

es periodista

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código