AMBIENTE INSANO

¿Bordeando la cordura social?: Víctor Paz

Dicen que las molestias pasan y las obras quedan, sin embargo, ¿valdrá la pena este progreso? Todos los días me pregunto lo mismo. El servicio al cliente en Panamá, que dejaba mucho que desear, ahora es peor. Los empleados en las gasolineras, restaurantes o clínicas andan malhumorados, con sueño e impacientes. Esto se ha agravado en pocos años, bajo la excusa del bendito progreso. El fenómeno pasa, al mismo tiempo, con los pacientes pasajeros de autobús, los conductores citadinos y con la masa laboral panameña, en general. La falta de sueño, el muy agravado estancamiento vehicular, las calles destruidas, el agua empozada, la basura regada, los conflictos, los escándalos de corrupción... todo junto parece cualquier cosa menos progreso. No sé en qué mundo viven nuestras autoridades y sus aduladores, pero la degradación de la calidad de vida en Panamá es evidente. Peor aun, si en cada esquina vemos a un extranjero compitiendo, casi en igualdad de condiciones, con el maltratado y pobre ciudadano.

Hay que sumar a esto “la política de barrio” y el precario nivel humano de quienes nos dirigen. ¿Podríamos llamar a esto progreso, crecimiento? ¿Qué hay detrás de las obras? Una sociedad que sufre en silencio, con algunos miembros engañados, otros de conveniencia y un grupo muy consciente de todo esto.

Así vemos cómo caen los ajusticiados en nuestras calles, mientras las personas encargadas de protegernos y mantener el orden nacional solo reprimen y espían. En medio del problema de la basura, y después de haber invertido tantos millones en la recolección, ahora nos dicen que unirán el cobro de recolección al de la luz. ¿Pero cómo? Si bien es cierto los morosos deben pagar, también habría que cobrarle a todos aquellos que han malbaratado millones de dólares en tan mala administración. Pero la solución para todo es acorralar, acusar y culpar al pueblo, mientras los escándalos de corrupción brotan de aquí para allá, y el desgreño en el manejo de la salud pública cobra muertos gratis, de todas las edades, sin que se haga justicia.

¿Qué decir de la enorme deuda que nos están dejando? Cada panameño que nace viene con un precio inflado a cuestas, como si la gente de este país valiera por el pedazo de deuda que lo joroba encima. El trato que se le ha dado a la gente durante estos últimos años no solo ha sido inhumano, sino exclusivamente material. Como si fuéramos productos en un anaquel. Sin importar por encima de cuántos tenga que pasar este crecimiento o a cuántas familias haya que aplastar; importa la obra, no el humano. ¿Y así debemos creer que un buen gobierno es el que construye sin que importen las carencias, las necesidades reales, la calidad de vida, el bien social?

Mientras más agrandado se piensa al progreso, más reducido se tiene al panameño. Y lo estamos viendo con el trato que nos dan, con la burla, el irrespeto, la compra y venta de conciencias.

Vivimos en un ambiente insano, gótico. Parece que “la locura” antes proclamada en campaña es nuestra peor epidemia, el destape visceral que corrompe todo lo que toca. Hay fastidio, estrés colectivo e intolerancia; todo lo necesario para que nuestra sociedad llegue a un punto de quiebre forzado. Nos arrastran a bordear los peligrosos límites de nuestra cordura. ¿De qué sirven las obras, las inversiones, el crecimiento en un país sin sanidad social, que ha empeñado el bienestar económico de sus nacionales por un par de construcciones? Habría que preguntarse entonces si ha valido tanto sufrimiento o si acaso vale más el progreso que la gente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código