MEZCLA DE COMBUSTIBLE

Caminar despierto, no soñando: Aurelio Maciá Durán

Camino mi vida entre recuerdos. Dormido, despierto, recordando el pasado y sus cambios, lo bueno y malo de ayer y hoy. Veo y escucho muchas cosas, por ejemplo, a gobernantes haciendo negocio con todo lo que les rodea sin pensar en las consecuencias. Eso no es nuevo. ¡La política y sus gobiernos! El último negocio es el etanol. Una gran inversión para la provincia de Herrera, con capital local y nicaragüense. Dicen que el señor Presidente ha hecho la inversión local más importante. Sobre el tema hemos escuchado a muchas personas opinando, algunos como loros repiten en todas las emisoras y canales televisivos lo mismo, sin variar una sola palabra. En fin, aprendieron muy bien la lección.

Lo más importante en adición al alza del costo por litro (de más o menos cuatro centavos), es el aumento que tendrá en el costo de la vida. No hemos escuchado a nadie hablar de las consecuencias de esto en la canasta básica, el transporte, etc.

Bueno, vuelvo al tema central, el etanol. Según los análisis, la gasolina y el diésel en Panamá tienen cerca de 400 partes por millón (ppm) igual a miligramos por litro (mg./lt.) de azufre. El contenido del azufre en la gasolina es producto del petróleo que compramos. Entre menos azufre tiene el petróleo mayor es su precio de venta por barril. En fin, nuestra realidad es una gasolina con más o menos 400 ppm de azufre. Como ejemplo, en Estados Unidos es 30 ppm y en Europa es de más o menos 10 ppm. El diésel de “bajo azufre” en Panamá tiene aproximadamente 200 ppm (0.02 por peso en kg).

Teniendo estas dos variantes en la gasolina y el diésel, hay que mencionar que el etanol es un alcohol (C2H5OH fórmula química) y siempre tiene un contenido de agua (H2O) de alrededor de 1.8%.

La gasolina con azufre y el etanol con agua no son una combinación amigable. La humedad relativa de Panamá supera el 70% casi todo el año; es decir, que vivimos rodeados de agua y respiramos agua, otra variable no favorable.

El azufre, al ser quemado en motores de combustión interna, genera el dióxido de azufre (S02), que en contacto con el agua reinante en la atmósfera produce sulfatos (SO4) y, como toda reacción química, los sulfatos se combinan con cualquier otro elemento positivo (cobre, hierro, plomo, etc.). Parte de este sulfato se convierte en ácido sulfúrico (H2SO4), una sustancia muy corrosiva.

Ojo, si hay agua en el tanque de combustible, el ácido sulfúrico se formará dentro del tanque y correrá por los conductos de la gasolina hasta los inyectores y los cilindros, comiéndose el metal, causando con el tiempo daños en el sistema de combustión.

El azufre que se queda como sulfato (SO4) expuesto a la atmósfera es uno de los componentes principales de las partículas menores de 2.5 ug, que al flotar en el ambiente pueden causar enfermedades y muerte a los que la respiramos.

Por algo la reglamentación sobre el uso de combustibles de la Unión Europea introduce especificaciones ambientales aplicables al combustible. Para reducir las emisiones contaminantes de los automóviles, se prohíbe la comercialización de la gasolina con plomo y es obligatorio disponer de combustible sin azufre en el territorio de la unión. El uso de biocarburantes se convierte, asimismo, en una necesidad en el marco de la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

En conclusión:

1. El etanol por sí mismo no es dañino para la combustión, pero su combinación con una gasolina de alto contenido de azufre sí puede causar daño a los automóviles y al medioambiente.

2. En nuestras condiciones atmosféricas, no necesariamente la adición de etanol ayuda a reducir las emisiones, al contrario, puede añadir sulfatos.

3. Sí puede producir daños a los motores, sobre todo aquellos que no tienen el mantenimiento adecuado, sin importar el año de fabricación.

4. Estos daños no se producen en uno, dos o tres días, el efecto corrosivo se verá con el tiempo y uso del vehículo.

5. Para mí, es más importante comprar petróleo con bajo contenido de azufre. Si vamos a pagar un combustible caro, que sea el menos contaminante. La mezcla de etanol con combustible no es la solución, sino parte del problema.

Para terminar, una reflexión, tengo 66 años, todos los días aprendo algo y todavía me sorprendo al ver cómo unos cuantos se enriquecen a costa de la mayoría y esta mayoría todavía los aplaude. En la época de Cristo fueron los reyes y sus amigos. Ayer y hoy la democracia y sus amigos, el comunismo y sus amigos, el socialismo y sus amigos, el facismo y sus amigos, en fin, el hombre consumiendo al hombre.

Deseo que las líneas arriba escritas sirvan al análisis de lo que conviene a todos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código