INTERESES MEZQUINOS

Nuestro Canal está bajo ataque: Gilberto A. Pérez T.

Desde hace meses, con mucha preocupación, hemos sido testigos del bombardeo incesante del que es objeto el Canal de Panamá. No nos engañemos, está bajo un ataque simultáneo desde varios frentes, para desacreditar su éxito, debilitar su institucionalidad y satisfacer intereses particulares.  La vía que tanto esfuerzo, vidas y zozobra nos costó recobrar hoy está bajo asedio.

Veamos esto claro, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), con visión de país, decide crecer mediante inversiones en logística para atraer más tránsitos. Por ello propone desarrollar un nuevo puerto para trasbordo de contenedores en Corozal. No es coincidencia que, de manera súbita, se abra un frente de ataque contra la ACP –bien financiado y sin escrúpulos–, para detener el proyecto. Son las mismas fuerzas que mataron una obra similar hace una década. Los intereses establecidos no quieren aceptar la competencia que los haría dar al traste por sus ineficientes prácticas monopolísticas que perjudican la competitividad logística del país.

El oprobioso escarnio y la burla, bien orquestada y sin fundamento alguno, a que fue sometido el administrador de la vía acuática en la Asamblea Nacional, más que afectarlo a él, daña la imagen y credibilidad del Canal y de Panamá.

Tampoco es coincidencia que, repentinamente, algunos pocos dirigentes sindicales de la vía, de forma inédita, monten una campaña agresiva de ataques personales contra la administración y el proyecto de ampliación, esgrimiendo razones huérfanas de sustancia, pero hartas de consignas desgastadas. Sí, ellos, los empleados mejor pagados del país, con estabilidad laboral protegida, que gozan de bonos anuales, incentivo de jubilación y seguro médico, han propuesto que se les entregue el 20% de las utilidades que genera la vía, que son de todos los panameños. En conjunto, sus pretensiones de aumento suman más de 500 millones de dólares al año. ¡Imagínese, lector, la mitad de los aportes que da el Canal al Tesoro Nacional! 

Sus exigencias desmedidas, su intransigencia para conversar sobre bases reales y su diatriba amenazadora indican que no pretenden lograr un acuerdo. Tratan de prolongar lo más posible esta confrontación, con el objetivo de debilitar a la administración y a la institucionalidad de la vía. Están sentando las bases para crear desasosiego y suspicacia sobre la administración del Canal. De esta forma, en caso de que se abra a discusión la carta magna panameña, mediante una constituyente, tendrán listo el caldo de cultivo para romper los blindajes que previenen la intromisión de la politiquería en el Canal. Con esto pretenden que se permita a los sindicatos, ahora aliados al Suntracs, hacer huelgas y paros en la vía. Imagínense el Canal plagado de huelgas, secuestrado para siempre, y al resto de los panameños pagando rescate para toda la vida. Solo veámonos en el triste espejo de los puertos del oeste de Estados Unidos que acaban de sufrir el embate de una huelga de nueve meses, que prácticamente paralizó la exportación e importación por California. Esto sería decirle adiós a nuestra reputación, trayectoria y confiabilidad de servicio. Le estaríamos regalando nuestra más preciada fuente de ingresos nacionales a los nicaragüenses y a los egipcios.

Además, estas fuerzas grises lanzan lodo con mano ajena sobre el proyecto del tercer juego de esclusas, elogiado por las más prestigiosas instituciones del mundo, pues se desarrolla con encomiable transparencia, profesionalismo y claridad, que ha sentado las bases de cómo se debe manejar la inversión pública y cuyo modelo de ejecución es hoy referente mundial. Un proyecto con el que la ACP se puso firme y resistió embates de los contratistas que se atrevieron, con desparpajo y soberbia, a paralizar la obra el día en que conmemorábamos los 50 años de la gesta patriótica de 1964. Más que un atrevimiento fue una afrenta nacional. Pero esto tampoco es coincidencia, hay quienes quieren pescar en río revuelto y les conviene que se ataque y desprestigie el Canal y su administración para hacer valer, por la fuerza, sus desmedidos reclamos que no pueden sustentar con los hechos y el derecho.

El Canal bajo la administración panameña ha sido y es exitoso. No permitamos que nos enreden con suspicacias los que buscan satisfacer intereses mezquinos. El asedio desde múltiples frentes no es coincidencia, por eso, sigamos vigilantes e informados para que esta institución pública que nos llena de orgullo siga siendo la punta de lanza de la ruta. Con nuestro Canal no se juega, razonemos y busquemos soluciones justas y equitativas para los trabajadores, para el Canal y para todos los panameños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código