PRESERVAR EL SISTEMA

‘Capitalistas: ¿Uníos contra la inequidad de los ingresos!’: I. Roberto Eisenmann, Jr.

En The New York Times del domingo pasado salió un artículo de Peter Georgescu –presidente emérito de Young & Rubicam, exitosísima empresa publicitaria– con el título de este escrito mío. Además, ahora está escribiendo un libro sobre la muerte de la clase media.

Critica el sistema de castas que se va creando en Estados Unidos (EU) en el que los ingresos multimillonarios del cuerpo ejecutivo de las empresas sigue creciendo a altísimos niveles sin sentido, mientras que los ingresos reales de los trabajadores está paralizado desde hace más o menos cuatro décadas. Y para aquellos que –para luchar contra aumentos salariales– usan el estribillo de la “falta de productividad” les informo que a pesar de que los salarios reales de los empleados en EU tienen 40 años de parálisis, la productividad ha aumentado 80%... o sea que la mayoría de los ingresos por productividad han ido, y van, a los accionistas, no a los empleados.

El autor se preocupa por que este “injusto” fenómeno pone a riesgo el motor capitalista que le dio el gran éxito económico a su país... y la calidad de vida a su ciudadanía.

Si esto es así en el país más poderoso de la tierra, ¿qué podremos decir del nuestro, donde la creciente brecha económica y social produce cada día una polarización potencialmente más explosiva?

Necesitamos crear conciencia de este fenómeno. La solución no es simplemente crear sistemas de responsabilidad social empresarial (lo que es magnífico, pero es un regalo, no un incentivo participativo), sino sistemas que conviertan a la misma empresa en socialmente responsable (que es otra cosa). Para convertirse en socialmente responsable, la empresa tendría que asegurar que su escala salarial sea la más alta de la industria en que se agita, que tenga instalados sistemas de participación en los que la producción extraordinaria de ingresos y de utilidades (formal y automáticamente –no por la simple buena voluntad del jefe–) signifique ingresos extraordinarios para los que allí trabajan. Que la participación también llegue al sistema de manejo donde los empleados sean empoderados y lleguen a sentirse copartícipes del éxito (mentalidad de dueños). Que a través de estos sistemas y los ingresos extraordinarios que perciben los empleados puedan ir formando un capital propio al recibir sus participaciones en un solo cheque extraordinario.

Ninguno de estos sistemas le “cuesta” a la empresa, ya que los empleados satisfechos y motivados producen mejores y hasta extraodinarios resultados.

No hay un solo sistema de empresa participativa; hay cientos. Depende del número de empleados (o “asociados”, como les llamo yo), de las buenas relaciones laborales (estos sistemas no son una cura para bajos salarios ni malas relaciones laborales), de los niveles de educación de los empleados (a más baja educación media, mayor la necesidad de continuos cursos de capacitación) y, sobre todo, depende de la profunda convicción de justicia del empresario. Si no cree de verdad en su obligación de ser justo, y no está dispuesto a dedicar todo su esfuerzo a superar obstáculos consistentemente –sin miedo– no tendráéxito. Esto es así porque la confianza es la base de cualquier sistema de participación. Requiere –por ejemplo– de honradez y total transparencia en los informes financieros, presentados a los empleados todos los meses para que puedan “llevar el score” (nadie iría a un juego de pelota sin tablero, donde solo terminado el noveno inning le dicen quién ganó y por cuánto).

Estos sistemas incrementan la clase media (base de la estabilidad del país y semilla de gobernantes) y van produciendo el país diamante que todos queremos: una punta pequeña superior, de los pocos ricos, un centro amplísimo de la clase media, y una punta abajo, pequeña, que representa a los pocos pobres. Solo así lograremos la estabilidad social y económica que queremos para todos.

P.D.: Existe un folleto “La empresa participativa”. La Prensa es una empresa participativa semipública. De haber alguien interesado en conseguirlo, puede solicitarlo escribiendo al correo mevde1@gmail.com

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código