REVELACIONES.

Cecilia Remón acusa a EU

Washington, DC. -La edición del primero de febrero de 2007 de la revista Popular Mechanics describe el idilio que era la Zona del Canal. "Vivir en la Zona del Canal, controlada por los americanos, era más como vivir en una base militar que en un país extranjero... Era una pequeña colonia de gente hábil ... una cultura de competencia", escribe un hijo y nieto de zoneítas, sin mencionar el apartheid racial que era parte central del estilo zoneíta de vida.

Es que a los norteamericanos no les gusta admitir que así eran las cosas y por eso causó furor que Cecilia Pinel de Remón, entonces primera dama de Panamá, hablara públicamente del problema durante la Conferencia Interamericana de 1954, en Caracas, Venezuela. Mientras investigaba el asesinato del presidente José Antonio Remón en enero de 1955, encontré tres documentos sobre el incidente.

El primero fue una carta secreta –marcada " personal and confidential, eyes only"– de John Foster Dulles (secretario de Estado) a Selden Chapin (embajador estadounidense en Panamá). Con fecha del 17 de marzo de 1954, Dulles le escribe a Chapin que en Caracas, "las declaraciones de la señora Remón de que Estados Unidos practica discriminación racial en la Zona del Canal despertaron considerable interés". Dulles, aparentemente sorprendido por la acusación, indica que el tema es de interés "en las más altas esferas" (probablemente refiriéndose al presidente Dwight Eisenhower) y pide que "alguien en la Embajada" discretamente prepare un resumen "estrictamente confidencial" de los hechos.

Chapin responde el 23 de marzo de 1954, admitiendo desde el arranque que sí hay discriminación racial en la Zona del Canal.

"Temo que hay escasa duda de que ha existido, desde el inicio de la construcción del Canal, discriminación en la Zona del Canal contra los que no son ciudadanos estadounidenses", señala la primera línea de la respuesta de Chapin. Este pasa a explicar que inicialmente se crearon dos escalas de salario, uno Gold Roll y otro Silver Roll, supuestamente para diferenciar entre trabajadores de habilidad especializada y obreros manuales; esos términos fueron remplazados en 1947 con U.S. rate y local rate.

Escribe Chapin: "Esto ha tomado significados secundarios de segregación y discriminación racial porque con muy, muy pocas excepciones, todos los trabajadores de escala ‘U.S.’ son blancos de ciudadanía estadounidense. Por otro lado, los trabajadores de escala ‘local’ son primordialmente antillanos negros o sus descendientes. Los de escala ‘U.S.’ reciben mayor pago por el mismo trabajo; un conductor de camión de escala ‘U.S.’ recibirá casi doble el salario del conductor panameño o antillano, además de que el ‘U.S.’ recibe un diferencial de 25% sobre su salario".

Continúa el embajador Chapin: "En la práctica, la división en categorías de planilla ha segregado al trabajador de escala local (antillano o panameño) del de escala ‘U.S.’ (blanco) ... Los trabajadores de escala ‘local’ viven en comunidades especiales y están separados en las escuelas, las facilidades de esparcimiento, los comisariatos, los teatros de cine, etcétera. En el Hospital Gorgas, por ejemplo, los baños están claramente marcados ‘Escala U.S.’ y ‘Escala Local’. Como los panameños, sin importar su color, están con muy pocas excepciones en el grupo de ‘escala local’, hay confusión en las discusiones panameñas sobre si esta discriminación es racial (por color) o nacional. Sin embargo, hay algunos ciudadanos panameños en el grupo de escala ‘U.S.’, en oficinas, PX's, comisariatos y hasta como doctores y cirujanos en el hospital".

De allí, Chapin reconoce que Estados Unidos repetidamente había prometido dar igualdad de oportunidades a los panameños empleados en la Zona, pero señala que los panameños en la Zona de todos modos ganaban más que en Panamá. Chapin también plantea que del lado panameño, lo que se deseaba era beneficiar a la elite que se sentía "ofendida por el sistema de casta en la Zona" sin beneficiar generalmente a los negros antillanos o lograr un alza general en salarios que tendría repercusiones en el mercado laboral panameño.

No obstante, Chapin recomienda que en el tratado que se negociaba entonces con Panamá, "es sumamente importante que ofrezcamos alguna solución razonablemente decente con respecto al reclamo de trato igual para obreros panameños". Dos días después, el secretario de Estado (Dulles) le escribió al secretario de Defensa que las desigualdades en el trato de obreros panameños en la Zona son "el irritante más conspicuo y persistente en las relaciones entre Estados Unidos y Panamá". El Pentágono se oponía a toda reforma sobre esto.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código