FALTA DE PREVISIÓN

Ciudades, a merced de los ríos y quebradas: René Pardo C.

En el mundo, y desde la antigüedad, son raras o pocas las ciudades cuyo emplazamiento no esté ubicado en las márgenes o próximas a cuerpos de agua (ríos, lagos, mares); y es que la vida no es posible sin la existencia del vital líquido.

Enormes, caudalosos y navegables son muchos de los ríos que atraviesan o bordean grandes ciudades del orbe, por ejemplo: el Nilo atraviesa El Cairo; el Sena, París; el Támesis, Londres; el Rin, varios países y ciudades de la Unión Europea; el Yangtsé, varias ciudades de China; el Ebro, varias ciudades de España; el Manzanares, Madrid, y podemos continuar enumerando. Ellos son parte de la ciudad y esta se adapta a su existencia.

La ciudad de Panamá, como sabemos, está ubicada a orillas del océano Pacífico y es atravesada por ocho pequeños ríos y otras tantas quebradas, que en comparación con los antes mencionados llegan a riachuelos unos y otros si acaso a escorrentías. Durante la estación seca prácticamente parecieran perderse entre la maleza, pero durante el período lluvioso la conjunción de su comportamiento, incluido el mar, los convierten en verdaderas amenazas para las zonas bajas de la ciudad capital, con el consiguiente sufrimiento por las pérdidas materiales, por ahora.

Lo anterior ha ocurrido y ocurre, año tras año, gobierno tras gobierno, bajo la mirada y el actuar indiferente, apático e irresponsable de las autoridades involucradas (MOP, Alcaldía, Miviot, Sinaproc, Anam).

No hay que ser urbanista o ingeniero para saber que la confluencia de crecidas de ríos, lluvias y alta marea produce inundación de grandes zonas de poca elevación sobre el nivel del mar y próximas a los ríos, si estas no han sido tratadas o atendidas, dándole cotas adecuadas, o bien, proporcionando la obra civil de infraestructura apropiada, para cada caso (drenaje pluvial, estaciones de bombeo, encajonamiento de ríos y quebradas en lugares y casos necesarios, remansos, presas, etcétera). En fin, todo lo que conlleva hacer de los ríos y quebradas parte importante de la ciudad, no enemigos de esta.

A todo esto, hay que agregarle los resultados del desconocimiento, educación y mala práctica de hábitos de vida urbana que tiene la mayoría de la población de la ciudad de Panamá, además de la destrucción masiva (que parecieran apoyar las autoridades) de los humedales que funcionan, en el menor de los casos, como barrera ecológica protectora.

Entonces, las inundaciones que año tras año se dan son el resultado de verdaderos problemas como: infraestructura urbana apropiada en cantidad y calidad, desconocimiento, la mala práctica de hábitos de vida urbana, y la falta de creación y aplicación de normas (leyes y reglamentos) relacionadas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código