CRECIMIENTO EMPRESARIAL

Competitividad a través del aprendizaje: Raquel Lema Velásquez

En un mundo donde se generan diversos tipos de cambios, sean políticos, sociales, demográficos y económicos, entre otros, y que se vive mucho dinamismo y complejidad en los negocios, es importante preguntar cómo pueden las organizaciones inteligentes enfrentarlos cuando se ven presionadas en cuanto a la necesidad de ofertar una infinidad de productos y/o mejorar sus servicios. ¿Cuáles estrategias adoptan para permanecer un mercado aún más competitivo? En pocas palabras, ¿cómo son capaces de evolucionar y transcender en el tiempo?

Pienso que esto se debe a una serie de variables, algunas orientadas a asumir un compromiso social con la ciudadanía, a la capacidad de reclutar personas con altos niveles de rendimiento, al hecho de contar con políticas de fortalecimiento del capital humano coadyuvando e incitando a sus dependientes a ser partícipes en la evolución de la organización, priorizando en la ejecución de políticas orientadas al aprendizaje, logrando innovar y obtener ventajas competitivas en su sector. El aprendizaje forma parte y es esencial para el cambio o evolución organizacional. Arie de Geus, jefe de planificación de Royal Dutch/Shell, ha declarado: “La capacidad de aprender con mayor rapidez que los competidores quizá sea la única ventaja competitiva sostenible”.

Cuando un ser humano sueña, imagina, y al imaginar nacen una o más ideas. Al tener la capacidad de aprender las metodologías de hacer que el “qué” (idea) se convierta en el “cómo” (producto o servicio). Practicando con un equipo capaz estas ideas se transforman en innovaciones llevadas a cabo con un objetivo en común y reconocimiento mutuo entre los integrantes del grupo, obteniendo resultados sorprendentes.

Lo anterior está condicionado a que las organizaciones primero pongan en práctica programas de adiestramiento planificados con ese fin, siendo que el aprendizaje es considerado una herramienta conductual que genera conocimiento, innovación y, adicionalmente, crea ventajas competitivas.

Considero que una organización inteligente implementa planes de capacitación en base a competencias necesarias para su evolución y desarrolla en el transcurso del tiempo una cultura de aprendizaje. Es hora de invertir y tener fe en las personas y en sus talentos, no necesariamente los inteligentes son los que tienen cierto grado de instrucción universitaria, sino también aquellos que desarrollaron las competencias necesarias para desenvolverse en el mercado laboral. Los especialistas en selección de personal (para obtener tener ventajas competitivas en un área específica de su empresa) deben ser capaces de reconocer estas competencias más allá de ver el historial académico de sus futuros dependientes y conformar así un equipo capaz de enfrentar los cambios emergentes de la interconexión del mundo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código