[RECORTES Y AYUDAS]

Condiciones económicas favorecen el radicalismo

Los programas sociales agudizarán la crisis. Dos terceras partes de los préstamos se dirigen a solventar el gasto público. EU pasa de ser una economía de mercado a una ‘social de mercado’.

Temas:

Los préstamos que está facilitando la Casa Blanca a las empresas con dificultades financieras, están provocando un giro conceptual y material del capitalismo. Si nos guiamos por el laissez faire como base del mercado libre, las medidas de socorro ponen en jaque al sistema.

La lógica indica que los que manejaron sus empresas equivocadamente, antojadizamente, inescrupulosamente, especulativamente o incompetentemente, se caigan y sufran las consecuencias de sus actos. Lamentablemente como dejarían en la calle a millones, se les está lanzando un salvavidas monetario jamás vislumbrado.

Las dos empresas que generaron el colapso financiero, Fannie Mae y Freddie Mac –acrónimos de Federal National Mortgage Association (Asociación Nacional Federal de Hipotecas) y Federal Home Loan Mortgage Corporation (Corporación Federal de Hipotecas y Préstamos para Vivienda), respectivamente– fueron las detonadoras de la explosión por estar bajo la tutela del Estado que ha otorgado créditos a personas incapaces de cubrirlos, con el fin de hacer las viviendas accesibles a todos los norteamericanos. Ambas controlan casi la mitad de la totalidad del mercado hipotecario que asciende a 12 billones de dólares (trillones en inglés). Con los créditos, el Estado está sirviendo de colchón financiero a la economía privada, lo que traerá nefastas consecuencias a los contribuyentes.

Los programas sociales agudizarán la crisis. Dos terceras partes de los préstamos están dirigidos a solventar el gasto público. Estados Unidos está pasando de ser una economía de mercado a una “economía social de mercado”.

Fue Ludwig Erhard, ministro de Finanzas del gobierno demócrata cristiano de Konrad Adenauer, quien acuñó la denominación “Economía Social de Mercado” en Alemania Federal, después de la Segunda Guerra Mundial.

Se habla del mercado para diferenciarse de la intervención y dominio estatal que hubo con el gobierno nazi; y para no llamarla “socialista”, se denomina social teniendo en consideración a los de menos recursos, pero diferenciándola del Estado socialista que se siente con derecho a manejar o intervenir en la economía. Originalmente el único rol del Gobierno alemán consistía en regular la competencia, evitando los monopolios y oligopolios.

Con el tiempo, la denominación “social” cobró vida propia y se convirtió en un sistema de ayuda, excesivamente caro, que fue a subsidiar servicios y socorrer empresas a costa de los contribuyentes.

Se salió del concepto de Erhard transformándose en un instrumento de preservación de las empresas, en vez de generar su renovación.

Helmut Kohl intentó disminuir la intervención estatal en la economía privada, y cuando lo estaba logrando llegó la unificación, haciendo que el Estado auxiliara a sus compatriotas de Alemania Oriental empobrecidos por el comunismo.

Debido a la contradicción interna de su filosofía que trata de combinar las virtudes del mercado con las de la seguridad social –manteniendo un Estado solidario que cuesta impositivamente la mitad de su sueldo a cada ciudadano– la economía social de mercado es fuertemente cuestionada por los alemanes.

“Un nuevo paquete de estímulos y la economía en declive provocarán un déficit presupuestal sin precedentes en 2009, que se estima en 50 mil millones de euros” (67 mil millones de dólares), dijo Volker Kauder, líder parlamentario del partido de Angela Merkel.

Obama también pidió más dinero para inyectar a los maltrechos. Para salvar a todos, es probable que intente recortar distintos presupuestos, entre ellos el de defensa, como hicieron los europeos. Un garrafal error. Sin embargo, haga lo que haga, la crisis no se va a resolver de golpe.

La Gran Depresión duró 10 años, concluyendo en 1939 con la Segunda Guerra Mundial, debido a que la política intervencionista del New Deal de Franklin D. Roosevelt fue un rotundo fracaso. La de Obama es similar.

Estados Unidos se recuperó durante la guerra, porque el reclutamiento masivo hizo que el país se quedara con una fuerza laboral reducida y hubo ocupación para todos.

La situación de hoy es peor que la de 1929, y las condiciones económicas adversas son el combustible del radicalismo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código