ETAPA FINAL

El Congreso de Estados Unidos y el TPC: Ricardo Eskildsen M.

La acción del presidente Barack Obama de enviar al Congreso de Estados Unidos los tratados de libre comercio (TLC) con Corea, Colombia y Panamá para su ratificación, ha sido analizada por los entendidos como un acto fundamental del Presidente, máximo representante del partido Demócrata, para ofrecer nuevas oportunidades de exportación a sus ciudadanos. Sin embargo, desde el prisma de Latinoamérica, lo que se observa es que las oportunidades comerciales que ya tenían México, Chile y Perú y los países centroamericanos ahora se extienden a Panamá.

Es decir, el nivel de competitividad será similar para Panamá y los hermanos centroamericanos, una vez sea ratificado el tratado, con la “oportunidad” de acceder a ese mercado de consumo, con reglas más generosas.

Recordando la historia de estas negociaciones, ya para septiembre de 2003, los cuatro candidatos a la Presidencia de Panamá, con sus equipos de asesores, asistieron al primer debate público sobre el TLC, organizado por el Consejo Empresarial Estados Unidos–Panamá (USPA) en el hotel Sheraton. Los cuatro coincidieron en que, de ser electos, apoyarían las negociaciones bilaterales y comerciales con Estados Unidos (EU). La opinión pública era clara. Además, existía el interés empresarial de reorientar y mejorar las relaciones con EU

Martín Torrijos, Ricardo Martinelli, Guillermo Endara G. (q.e.p.d.) y José Miguel Alemán confirmaron ese año en que se esforzarían en profundizar y terminar las rondas de negociaciones iniciadas por la administración de Mireya Moscoso. Ese gesto de apoyar una sola política de Estado ha sido significativo. Cabe recordar que las primeras rondas de negociaciones del tratado de libre comercio (hoy tratado de protección comercial) las inició el ministro de Comercio Joaquín Jácome en Panamá, con el apoyo del embajador de Panamá en Washington, Roberto Alfaro, hoy presidente de USPA. Es cierto que evolucionó el tiempo, sin embargo, en ese mismo plazo la Asamblea Nacional, aprobó el tratado de promoción comercial, mediante la Ley 53 de 2007 (G.O. No. 25944, del 20 de diciembre, 2007), y ahora el Congreso de EU se prepara para ratificar en ambas cámaras ese mismo tratado. Similar período de espera vivió Chile, en su momento.

Es una realidad que la devolución por parte de EU de la administración canalera, sus instalaciones y demás áreas, el 31 de diciembre de 1999, terminó con la relación comercial sostenida, por casi 100 años de vida republicana. Por ello, es obvio que en estos últimos 11 años Panamá logró mantener el vínculo de cordialidad con la Nación más poderosa de nuestra época contemporánea, en materia de seguridad, lucha en contra el terrorismo y el narcotráfico, todo ello bajo las premisas del tratado de neutralidad sobre el área canalera. Sin embargo, en este 2011 se ha logrado reorientar la relación y se vislumbran nuevas oportunidades de comercio, que incluyen el trato preferencial en los productos y servicios que Panamá produce, la protección a las inversiones de los nacionales de ambos países, incluyendo la resolución de los conflictos.

Todo ello, en definitiva, aumentará la prosperidad a ambas naciones, con la oportunidad de un nuevo orden económico de respeto mutuo.

El acceso a la información de parte de varios medios de comunicación permitió al sector privado cooperar en esta gestión y mantener en forma efectiva, con los tres últimos gobiernos elegidos, la coordinación que hoy garantiza el éxito.

El nuevo orden económico que se vislumbra para Panamá es, sin duda, el resultado de la unión del sector privado y del sector público.

La visita, esta semana, del presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, a Washington hará que el tema en el Congreso vuelva a tomar fuerza y ello beneficia a Panamá. Sabemos que esta pequeña economía, por su posición estratégica, sabrá lograr un sitial importante en el orden de las naciones. Corea de Sur y Colombia lograrán, obviamente, mayores ventajas por la amplitud de sus economías, pero a los panameños les toca profundizar las oportunidades que ofrece el Norte, apoyándose en el Centro de Logístico de las Américas.

El Consejo Empresarial Panamá–Estados Unidos y sus asociaciones miembro vieron realizados los compromisos adquiridos por el congresista Kevin Bradley y otros miembros republicanos de la importante comisión Ways and Means Committee, de la Cámara Baja, al leer los resultados de la votación el pasado miércoles, 5 de octubre: 32 a favor y 3 abstenciones, es un gran gesto. Gracias a estas actuaciones, esta semana el pleno de la Cámara Baja debatirá, finalmente, la ratificación. Con base a los buenos reportes de los representantes del Gobierno nacional y del embajador Mario Jaramillo, pensamos que antes del 15 de octubre la Cámara Baja habrá ratificado favorablemente la vigencia de los tres tratados.

Faltará hacer lo propio en el Senado, que ya cuenta con los votos, así la ratificación en ambas cámaras del tratado comercial será en breve una realidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código