Consultas al médico ¿Es peligroso tener relaciones sexuales durante el embarazo?

Dr. Alvaro Aguilar Arosemena/Ginecólogo-Obstetra-Sexólogo

En las décadas del 50 al 70, algunos investigadores consideraron que el coito practicado durante el embarazo era en parte responsable de los partos prematuros y los abortos espontáneos. En la misma época, las investigaciones de Master y Johnson (1966) llegaron a la conclusión de que el comportamiento sexual de las parejas cambiaba durante el embarazo, como consecuencia del miedo a lesionar al feto o, en muchas ocasiones, porque el obstetra, guiado por el mismo temor, aconsejaba evitar el coito.

Lo cierto es que, como consecuencia de los muchos cambios hormonales que se producen, se genera un aumento de la líbido en la mujer en el segundo trimestre del embarazo. Lejos de querer evitar el contacto físico y sexual, la embarazada tiene la necesidad psicológica de recibir el mismo afecto de su compañero, precisamente porque puede sentirse incómoda y poco atractiva con los cambios que se operan en su cuerpo.

Muchos hombres, sin embargo, cometen el error de no volver a tocar a su compañera en los nueve meses de gestación, porque piensan que la penetración puede producirle una hemorragia o afectar al feto. También ocurre que son las mismas mujeres las que evitan tener relaciones porque siguen la creencia popular de que el semen puede dejar ciego al niño. Otras, aunque practiquen el coito, no se permiten a sí mismas llegar al orgasmo (bloquean su centro de placer) porque tienen la idea de que las contracciones uterinas provocarán un aborto o un parto prematuro.

Por regla general, la mujer puede tener relaciones sexuales hasta el último mes de embarazo. El coito no tiene efectos anormales en el proceso de gestación y solamente está contraindicado cuando se produce dispaurenia (dolor coital), hemorragia vaginal o rotura prematura de la membrana que retiene el líquido amniótico. En esos casos la pareja debe consultar con el obstetra sobre estos fenómenos, de modo que se adapten adecuadamente a las circunstancias.

Si el coito estuviera contraindicado, siempre existen otras formas de procurar placer a la pareja. La salud sexual está basada en la felicidad que ocasionan las relaciones íntimas, más que en el acto de procrear. Cuanto más amor y cariño brinda el compañero a la embarazada, más partos normales se producen.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

21 Ago 2019

Primer premio

7 7 0 8

ABDB

Serie: 1 Folio: 11

2o premio

9210

3er premio

6640

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código