COMUNICACIÓN

Conversaciones difíciles: Noemí Lucila Castillo Jaén

Desde hace años, sigo con interés, además de los temas educativos, aquellos que tienen que ver con el manejo de conflictos, las negociaciones y las conversaciones difíciles en la vida personal y profesional. El tema de las conversaciones difíciles se estudia en la escuela de derecho de Harvard y es un curso que provee herramientas comunicacionales para todas las interacciones humanas.

Las conversaciones difíciles ayudan a la salud mental, porque evitan que las personas vivan sumidas en pensamientos que no pueden exteriorizar, que no pueden confrontar, que tienen mucha carga emocional y que van creando barreras en las relaciones interpersonales. Es importante escuchar al otro o a la otra para disipar interpretaciones que a veces son erróneas, que están basadas en percepciones, falacias, juicios de valor y no en realidades concretas.

Cuando un niño pequeño nos hace una pregunta sencilla, ¿de dónde vienen los niños?, muchos padres no saben qué responder y crean más preguntas que respuestas, dejando de lado la oportunidad de tener una “conversación difícil” con un pequeño. Si respondiéramos con sencillez y veracidad, tendríamos menos consecuencias que lamentar; por ejemplo, muchas adolescentes quedan embarazadas por falta de información, tabúes, prejuicios y creencias que no permiten dar paso a los conocimientos científicos y a la prevención de conductas para las que no estaban preparadas. El alcohol, el cigarrillo, las drogas, ciertas enfermedades como el VIH se convierten en temas tan difíciles que no se tratan, a veces ni en las escuelas, lo que deja a los niños y jóvenes tan desprotegidos, sin argumentos para resistir las presiones de los pares o de otras personas que van tras sus fines –sin importar los males que pueden acarrear–, como es el caso de la delincuencia y el pandillerismo.

En las familias, muchas veces se habla entre los padres de la conducta de alguna o alguno de sus hijos, pero no se tiene la conversación difícil con ese hijo o hija; en el trabajo se habla del jefe o del compañero con otra persona, pero no se habla con el jefe o con el compañero sobre ese tema difícil.

En el plano colectivo, se habla de un grupo o de otro grupo, pero los grupos no se sientan en esa conversación difícil para tratar de armonizar las piezas. Hay temas que son controversiales, que por su naturaleza afectan a uno u otro grupo y que requieren mucho diálogo y negociación. Es muy importante encarar esa conversación difícil, para aclarar las ideas, para llegar a puntos de convergencia que beneficien a ambas partes, en una relación ganar–ganar.

Esta reflexión está orientada a estimular a las personas y a las familias para que se esfuercen por abordar conversaciones difíciles, que la mayor parte de las veces permiten prevenir y no tener que lamentar consecuencias irreversibles.

La verdad, la honestidad, la transparencia, son principios fundamentales que nos sustentan como individuos y que nos permiten contribuir desde nuestros espacios a desarrollar personas, organizaciones y sociedades.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código