IRREGULARIDADES

La Corte de Moncada Luna, ¿hasta cuándo?: Juan Manuel Castulovich

En diciembre de 2011, para ser exactos, el día 29, o sea, hace dos años, según da cuenta una información aparecida en el diario La Prensa, se firmó el fallo que declaró inconstitucional artículos de la Ley 74 de 2010, creadora de fueros y privilegios para los miembros de la fuerza pública.

¿Por qué un fallo de esa importancia estuvo engavetado por dos largos años, durante los cuales se siguió aplicando la susodicha ley, que ha servido para proteger y exonerar de responsabilidad a delincuentes, miembros de la fuerza pública? La respuesta es sencilla: porque el mandamás de la Corte, el señor Moncada Luna, así lo ha permitido o querido.

El Código Judicial es riguroso en el establecimiento de los plazos para la tramitación de los casos que conocen los tribunales. Estos, cuando se trata de quienes acuden ellos son rigurosos, a raja tabla. Tantos días para contestar la demanda, tantos para pedir una reconsideración, para presentar una apelación o para sustentarla. Si no se cumplen esos plazos, que son contados con reloj en mano, más rápido que ligero le declararán desierto el trámite de que se trate o le rechazarán, de plano y por extemporánea la acción o el recurso correspondiente.

También prevé el Código Procesal (Judicial) plazos para que los jueces, incluidos los magistrados de la Corte Suprema, dicten sus decisiones. Y como el Órgano Judicial es una estructura jerarquizada, ¡ay! de que los jueces inferiores, los que están por debajo de la Corte Suprema, se atrasen en sus pronunciamientos. Las sanciones pueden ir desde la amonestación hasta la destitución. Pero como, insisto, el Órgano Judicial es una estructura jerarquizada, y en el punto mas alto están los magistrados de la Corte Suprema, estos impunemente ignoran los plazos que ellos sí le exigen cumplir a sus subalternos.

En la Corte Suprema, es harto conocido, existen expedientes cuyas hojas ha desintegrado el paso del tiempo, mientras esperan ser fallados. Tal vez sería interesante que todas aquellas personas, que tienen casos en ese estado lo denuncien. Se afirma, y lo creo, que los hay que han alcanzado la mayoría de edad. Personalmente puede contar que una denuncia que presenté contra los magistrados del Tribunal Electoral, por incumplimiento de los deberes de funcionario, desde diciembre de 2008 “está en lectura” en alguno de los despachos; y que varias veces he preguntado en cuál y la respuesta ha sido que esa información no puede ser suministrada. Nunca he insistido en que el funcionario lo haga, pues soy consciente de que, en el “reinado de terror” que ha implantado “en su Corte Suprema” el señor Moncada Luna, donde con métodos propios de “la Gestapo” han allanado el despacho de un magistrado, sería injusto pretender que ellos corran el riesgo de poner en peligro su puesto.

En la tramitación normal y no marrullera de cualquier caso que conoce el pleno, una vez firma el noveno magistrado, el expediente vuelve a la Secretaría General, para que se proceda con las notificaciones, sean estas personales o por edicto.

La primera pregunta a responder, por tanto, es la siguiente: ¿Si la novena firma se produjo el 29 de diciembre de 2011, cuándo volvió el expediente a la Secretaría General?

La segunda pregunta, consecuencia de la anterior es: ¿Si el expediente no volvió a la Secretaría General, dónde se quedó durante los dos años transcurridos desde que se completaron las nueve firmas?

Si el expediente regresó a la Secretaría General y esta no procedió con las notificaciones, por ser su titular de libre nombramiento y remoción del pleno, la destitución debió producirse ipso facto.

Pero si el expediente nunca regresó a la Secretaría General, por ahora apuesto por esa hipótesis, ¿dónde y por quién se engavetó?

El señor Moncada, como presidente de la Corte es el jefe de la Secretaría General y responsable de que se cumplan los procedimientos procesales, en los plazos señalados por la ley y, por tanto, a él es a quien corresponde dar las explicaciones. Debe muchas, entre ellas, ¿por qué su despacho es el más atrasado, cuando cuenta con 10 o 12 asistentes, todos abogados y con experiencia, para que le preparen los proyectos de fallo? Pero, por ahora, bastaría que, para comenzar, aclare ¿cómo, dónde y por qué? un fallo, en este caso uno de tanta envergadura, estuvo pendiente de notificación por dos años. Su respuesta debe ser clara y específica y si no la tiene o no quiere darla, ¡Que renuncie!

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código