NUEVA ESTRATEGIA DE OBAMA

Costosa guerra antiterrorista: Betty Brannan Jaén

El presidente Barack Obama anunció algo importante el jueves: Que es hora de ponerle fin a la “guerra global contra el terrorismo” que comenzó con los ataques en Nueva York en 2001.

En uno de los discursos más importantes de su presidencia, Obama arguyó que 12 años de “guerra” son suficiente, especialmente tratándose de una guerra que ha sido catastróficamente costosa en vidas, dólares, principios e imagen internacional.

Dijo Obama: “Nuestro esfuerzo sistemático por desarticular las organizaciones terroristas tiene que continuar. Pero esta guerra, como toda guerra, tiene que terminarse. Eso es lo que aconseja la historia. Eso es lo que exige nuestra democracia”.

Según Obama, Al Qaeda “está camino a la derrota” y la principal amenaza terrorista para Estados Unidos ahora viene de grupos pequeños o individuos (incluso estadounidenses o residentes en Estados Unidos) con relativamente poca capacidad de ejecución.

Según su perspectiva, ataques como el de Boston -por trágicos que sean- pueden ser atendidos como eran antes de 11-9, como un problema policial que requiere astucia y firmeza pero no como una “guerra global” sin fin.

Esa guerra, que Obama heredó de George W. Bush, motivó que Washington invadiera a Irak, donde han muerto más de 100 mil civiles iraquíes y más de 7 mil soldados estadounidenses. Motivó que Washington creara en Guantánamo una cárcel especial donde los prisioneros podrían ser torturados y encarcelados eternamente, sin derechos humanos o debido proceso. Motivó medidas internas de seguridad de muy dudosa constitucionalidad. Motivó que Washington se arrogara la potestad de usar vehículos aéreos no tripulados (VANT o drones, como se les dice en inglés) para asesinar fríamente a personas bajo sospecha de terrorismo (otra vez, sin debido proceso), incluyendo ciudadanos norteamericanos y personas inocentes asesinadas erróneamente. Y motivó tremendo resentimiento antiamericano entre las comunidades afectadas por las políticas crueles que Washington justificó bajo su guerra antiterrorista.

En su discurso el jueves, Obama prometió revisar esas políticas y rectificarlas en la medida de lo posible, especialmente el cierre de Guantánamo y el uso de drones. El diario New York Times (NYT) elogió su postura pero exigió más transparencia en el manejo del tema. Por ejemplo, el NYT pide que el gobierno de Obama divulgue cuántos civiles inocentes han muerto por los ataques de drones; un análisis preparado por estudiantes de derecho en Columbia University estima que en 2011, solo en Pakistán, la cifra podría estar entre 70 y 150.

Para Latinoamérica, por otro lado, encuentro que la pregunta crucial es si el abandono de la “guerra” contra el terrorismo tendrá algún impacto sobre la política exterior estadounidense hacia la región. Cuando Obama viajó recientemente a México y a Costa Rica, algunos analistas estadounidenses plantearon que uno de sus propósitos era presentar un nuevo “enfoque” en las relaciones hemisféricas, disminuyendo la importancia de seguridad y aumentando la importancia de temas como desarrollo, derechos humanos y democracia.

No he visto confirmación de ese nuevo enfoque pero anhelo que se haga realidad, porque la seguridad -según vista desde Washington- ha sido el cáncer de las relaciones con Latinoamérica por más de 65 años. Primero sacrificaron nuestros derechos humanos en la guerra contra el comunismo y luego estrenaron una guerra contra las drogas y -para Panamá, particularmente- otra guerra contra el narcoterrorismo, hasta que 11-9 les proporcionara una justificación aun mejor. Mientras tanto, los mandatarios panameños aprendieron bien que mientras complazcan a los gringos sobre seguridad, Washington les dará rienda suelta sobre lo demás.

Eso tiene que acabarse. Así como Obama reconoce que es hora de acabar con la guerra antiterrorista, Estados Unidos debe reconocer que es hora de acabar con estas “guerras” todo-justificadoras que han hecho que Washington nos vea como meras piezas en el tablero geopolítico en vez de seres humanos con derechos humanos, incluyendo el de vivir en democracia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código