TEMAS PRIORITARIOS

Crecimiento económico: Jacinto Hernández Abrego

Cuando los expertos en economía muestran las fabulosas cifras que nos reflejan el desarrollo económico de la nación, el ciudadano común se pregunta: ¿estoy viviendo en el mismo país? Indudablemente que sí, solo que hay líneas que dividen un país en varias partes.

Un reducido segmento, o un selecto grupo de la población, formado por empresarios, industriales, comerciantes y productores, se queda con el 90% de ese crecimiento.

Otro mediano grupo de profesionales, micros y pequeños empresarios, día a día, libran una titánica lucha por llevar adelante sus actividades y representa entre el 8% y 9% de la población. Paradójicamente, este pequeño grupo aporta una gran cantidad de dinero al fisco con el pago de impuestos.

Hay un tercer segmento que está sumergido en la pobreza y en la pobreza extrema, que no encuentra en el horizonte alguna posibilidad ni siquiera de crecimiento, sino para sobrevivir ante la miseria y la marginalidad que invade y domina su entorno.

Poblaciones y comunidades ubicadas a solo pocos kilómetros del área bancaria “orgullo nacional”, de los puertos y el Canal, no tienen agua potable ni luz eléctrica; sus calles son de tierra, y sus casas están hechas de sinc y cartón. Ese es su ambiente. Son barrios ubicados en el centro de la ciudad, con una población sumergida en el hacinamiento, las drogas y delincuencia.

Del otro lado del puente, la situación es igual de deprimente. Hay decenas de comunidades rurales, cuyos moradores diariamente imploran por mejorar sus condiciones de vida, ante el oído sordo de gobiernos y autoridades. Y más allá, en los confines de la República, arrinconados por la miseria y pobreza, están las comarcas indígenas, donde pensar en luz eléctrica es soñar con un viaje a las estrellas.

Es necesario y urgente hacer un alto en las políticas y estrategias de crecimiento económico que por décadas se implementan en nuestro país. Las directrices y lineamientos de los gurús en economía, de los organismos financieros internacionales y de los “expertos nacionales” deben enfocarse en atender los justos reclamos de una población que no encuentra perspectivas claras de hacia dónde ir.

Los gobiernos no pueden continuar con sus programas paternalistas y de alto contenido político partidista; deben dirigir sus esfuerzos a la implementación de un verdadero plan de desarrollo nacional.

Un plan derivado de la concertación nacional, con el que los empresarios, los obreros, los profesionales, la sociedad organizada, el Gobierno, las iglesias y los partidos políticos definan el rumbo, tracen la línea hacia dónde debemos dirigirnos.

Continuemos fortaleciendo las áreas en las que hemos sido exitosos: sector financiero, transporte, logística y servicios, pero, por favor, volvamos a mirar con profundidad hacia el campo. Mientras no logremos niveles de producción para el abastecimiento interno, la canasta básica seguirá aumentando.

Mientras nuestro sector educativo continúe esa lucha estéril entre ministros, educadores y padres de familia, nuestros jóvenes jamás estarán en capacidad de aportar al desarrollo del país.

Mientras nuestra clase política siga empantanada, debatiendo temas absurdos y sin la menor relevancia, como la segunda vuelta electoral, la reelección, los saltos de un partido a otro, si quieren ser el partido más grande y poderoso o si deben tener más inscritos, la población seguirá levantándose todos los días con grandes problemas que nadie soluciona. Para qué nos sirve un grado de inversión, si este ha sido calificado por quienes no tienen la mínima moral para calificar nada, porque contribuyeron y fueron cómplices de la gran debacle económica que sacude Norteamérica y Europa.

Simplemente, hagamos un alto, reflexionemos y tratemos de que esa gran riqueza nacional que nos corresponde a todos, sin distingos de clase o grupo, llegue a quien la necesita. Estamos a tiempo de cambiar rumbos, no esperemos una gran explosión social que, con justa razón, puede estar a punto de empezar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código