BUENAS PRÁCTICAS

Crecimiento inclusivo en Chiriquí: René Quevedo

La provincia de Chiriquí parece haber encontrado, en los últimos años, un modelo regional de crecimiento económico más equitativo e inclusivo, porque a diferencia del resto del país el emprendimiento es un generador de empleo sostenible. Entre marzo 2012 y marzo 2015, la economía panameña creó 181 mil 585 nuevos empleos, pero la proporción entre nuevos asalariados y empresarios fue de 27 a 1, mientras que surgieron 14 trabajadores informales por cada nuevo patrono.

En contraste, en ese período de tiempo la economía chiricana generó 12 mil 559 plazas de trabajo estables (apenas un 7% de la expansión total del empleo), pero la proporción entre nuevos asalariados y nuevos empresarios fue de 3 a 1, con una reducción de 466 empleos informales. Áreas como la industria (29%), el comercio (18%), electricidad, gas y agua (13%) y las comunicaciones (8%) aportaron, en conjunto, el 68% del crecimiento del empleo. El 74% de los nuevos empleos fue de gerentes, operadores y personal no calificado; el 52% de la expansión ocurrió en empresas con menos de 20 trabajadores, y el salario promedio aumentó en 22%, mientras que el porcentaje de trabajadores con ingresos inferiores a los 400 dólares mensuales se redujo casi 14 puntos, del 49% al 35.2%.

También hubo avances en equidad de género. Aun cuando las mujeres representan el 37% de la población ocupada en Chiriquí, entre 2012 y 2015, ellas obtuvieron dos de cada tres nuevos empleos. Hubo, además, una reducción neta de 4 mil 518 jóvenes que ni estudian ni trabajan (ninis), de entre 15 y 29 años, en contraste con los más de 20 mil que se agregaron a la economía nacional en los últimos tres años (el gran total en el país suma 222 mil).

Desde el punto de vista educativo, a pesar de que casi el 70% de los nuevos empleos requirió educación secundaria o superior, la mayor demanda por trabajadores no calificados permitió que 4 mil 920 chiricanos (as) con educación primaria encontraran empleo, un incremento del 26% en tres años, beneficiando a un colectivo con una alta vulnerabilidad a la exclusión, en el contexto de los recientes patrones de inserción laboral en el país. Aun así, el promedio de escolaridad en Chiriquí es de 11.3 años aprobados, cónsono con la media nacional.

Este perfil de inclusión laboral permitió inyectar en tres años más de 15 millones de dólares mensuales de nueva demanda y poder de compra a la economía chiricana (un aumento de casi un 38%), en donde tres de cada cuatro trabajadores gana menos de 600 dólares mensuales, lo que repercute en las perspectivas futuras de empleo. La provincia parece orientada hacia un crecimiento económico con mayor inclusión social, a través del emprendimiento, lo que es digno de análisis y réplica en el país. Aún quedan grandes retos por enfrentar, pero ciertamente los chiricanos van por buen camino.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código