CORRECTIVOS

Crisis en las instituciones democráticas: Gisela Chung

Mentiría si digo que durante los últimos meses no veo con preocupación todos los acontecimientos por los que está pasando nuestro país. En Panamá se dan algunas inconsistencias que suelen suceder toda vez que, por un lado, vemos que se nos habla de crecimiento y desarrollo, lo que debiera significar que todos los panameños debemos estar felices o en camino de serlo, al menos por la parte económica. Lo cierto es que percibo mucha intranquilidad en todos los sectores; esto aunado a una gran falta de credibilidad hacia los gobernantes y, por ende, hacia los políticos, quienes hemos caído en este juego por querer estar a la sombra del presupuesto general de la Nación, olvidando algunas enseñanzas tales como valores, principios, hidalguía, ideología, incluso amor.

Nunca antes habíamos visto, de forma más cruda y aberrante por así definirla, la actitud de los políticos de cambiarse de toldas políticas, algo así como cambiarse de camisetas, sin mayor problema.

Se reconoce, públicamente, que se apoyará tal o cual gestión, con tal de recibir tal o cual beneficio. Si los propios legisladores, en su momento, habían establecido reglas, es porque en un sistema presidencialista como el nuestro había que establecer límites, por eso existía la revocatoria de mandato. Recordemos la máxima que reza “el poder absoluto corrompe absolutamente”.

Los escándalos han sido la comidilla; cada día nos enteramos de un negociado más. Debo agregar que la impresión del eslogan de la campaña electoral “Entran ricos y salen millonarios”, solo fue eso, un eslogan de campaña política, porque hoy el país reclama no perder los activos (fincas) que fueron traspasadas a títulos gratuitos. El país reclama sanciones, y no ha habido ninguna. De no hacerlo quedará la impresión de que una nueva casta de “millonarios” se conocerá en el país.

Es por esa razón que me encuentro sumamente preocupada, pues en las próximas semanas se escogerán nuevos magistrados para la Corte Suprema de Justicia, y si no escogemos sabiamente, perderá el país.

No debemos acabar con las esperanzas de un pueblo. Lograr la democracia en Panamá no fue una tarea fácil, mucha sangre de panameños se derramó. El compromiso debiera ser buscar fortalecer las instituciones democráticas, con hombres y mujeres probos, pues este es el legado que dejamos a las futuras generaciones.

Si no hacemos las cosas correctamente, eso será un caldo de cultivo para las insatisfacciones de este país; sabemos cómo empiezan las cosas, pero no sabemos cómo terminarán, aunque nos las podemos imaginar.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Abr 2018

Primer premio

9 2 7 7

CBCB

Serie: 21 Folio: 7

2o premio

6804

3er premio

2770

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código